IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un juez federal se inclina a prohibir por 8 años la separación de familias migrantes en la frontera

El juez de distrito Dana Sabraw puede convertir en permanente el acuerdo provisional alcanzado en octubre entre el Gobierno de Biden y la Unión Americana de Libertades Civiles sobre las miles de familias separadas durante la Administración Trump.

Por Elliot Spagat - The Associated Press

Un juez federal mostró inclinación este viernes a prohibir durante ocho años la separación de familias migrantes en la frontera, una controvertida política de la era Trump para disuadir la inmigración que el expresidente no descarta volver a usar si regresa a la Casa Blanca.

El juez de distrito Dana Sabraw había aprobado en octubre un acuerdo provisional entre el Departamento de Justicia y las familias representadas por el grupo de derechos civiles Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU). Como nadie se opuso al acuerdo de manera formal, ahora el juez puede allanar el camino para poner fin al litigio casi siete años después de que se presentara.

Sabraw, quien fue nombrado por el presidente George W. Bush, ordenó el fin de las separaciones de familias en junio de 2018, seis días después de que el entonces presidente Donald Trump parara de implementarlas tras recibir fuertes críticas internacionales.

El juez también ordenó que el Gobierno reuniera a los niños con sus padres en un plazo de 30 días, lo que desencadenó una tarea titánica: los menores habían sido entregados a albergues de todo el país que no sabían quiénes eran sus padres ni cómo encontrarlos.

Según el acuerdo provisional, una política de “tolerancia cero” como la que separó a más de 5,000 niños de sus padres bajo la Administración Trump estaría prohibida hasta diciembre de 2031.

Es probable que los niños puedan ser separados, pero solo bajo circunstancias limitadas, como ha sucedido históricamente. Por ejemplo, si se cree que el menor es víctima de abusos, si el padre o madre es condenado por delitos graves o si existen dudas de que el adulto sea el progenitor.

Las familias que fueron separadas pueden ser elegibles para algunos beneficios como un estatus legal durante un máximo de tres años bajo libertad condicional humanitaria, la reunificación familiar en Estados Unidos bajo gasto del Gobierno, un año de alojamiento, tres años de asesoramiento y asistencia jurídica en las cortes de inmigración. El acuerdo no contempla dinero para las familias.

En 2021, la Administración Biden consideró compensar a padres e hijos con cientos de miles de dólares a cada uno por las separaciones, pero las conversaciones se estancaron.

Mientras busca volver a la Casa Blanca en las elecciones del próximo año, Trump no se ha pronunciado sobre si intentaría reanudar las separaciones familiares. Sí defendió los resultados de la práctica en una entrevista con la cadena Univision el mes pasado, afirmando sin pruebas que “impidió que cientos de miles vinieran” a Estados Unidos.

“Cuando sabes que te van a separar de tu familia, no vienes. Cuando sabes que vas a venir a Estados Unidos y permanecer con tu familia, vienes”, afirmó Trump.