IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un juez federal ordena a Texas retirar las boyas que colocó en el río Grande para frenar a los migrantes

El fallo del constituye una victoria para la Administración Biden, que había presentado una demanda en corte contra la barrera acuática del gobernador republicano Greg Abbott.

Un juez federal de Austin (Texas) ordenó el miércoles al estado retirar las boyas que había instalado en el río Grande, en un tramo de la frontera entre Estados Unidos y México para impedir el ingreso de inmigrantres. 

El fallo del juez federal David Ezra constituye una victoria para la Administración Biden, que había presentado una demanda en corte contra la barrera acuática, que fue instalada tras una orden del gobernador del estado, Greg Abbott.

La orden del juez Ezra obliga al estado a retirar las boyas antes del 15 de septiembre y prohíbe a las autoridades estatales instalar estructuras similares en el río Grande.

Migrantes caminan a lo largo de las boyas colocadas en el río Grande, en Eagle Pass, Texas, en la frontera con México, el 16 de julio de 2023.
Migrantes caminan a lo largo de las boyas colocadas en el río Grande, en Eagle Pass, Texas, en la frontera con México, el 16 de julio de 2023. Getty Images

En un mensaje publicado en la red social X, anteriormente conocida como Twitter, la oficina del gobernador Abbott afirmó que el estado apelará. "La decisión de hoy de la corte meramente prolonga la negativa del presidente Biden a admitir que Texas está dando los pasos que él debió haber tomado. Este fallo es incorrecto y va a ser revertido en la apelación".

La declaración continuó: “Vamos a seguir usando cualquier estrategia para proteger la frontera, incluyendo la movilización de miembros de la Guardia Nacional de Texas y agentes de Seguridad Pública y la instalación de barreras. Nuestra batalla para defender la autoridad soberana de Texas a proteger vidas del caos causado por las políticas de frontera abiertas del presidente Biden apenas ha comenzado. Texas está preparada para llevar esta pelea a la Corte Suprema”.

¿La barrera invadió territorio mexicano?

El Departamento de Justicia demandó el pasado 24 de julio al estado de Texas y a su gobernador, el republicano Greg Abbott, por la barrera de boyas flotantes.

En la acción legal, el Gobierno pidió a una corte que obligue a Texas a remover los casi 1,000 pies (305 metros) de boyas, las cuales considera preocupantes desde el punto de visto humanitario y medioambiental. La demanda también indicó que Texas instaló las boyas de manera ilegal, sin permiso de la colindante ciudad de Eagle Pass.

La demanda civil considera que Texas vulnera la Ley de ríos y puertos de 1899 por haberlas instalado sin permiso de la Administración Biden.

"Esta barrera flotante supone una amenaza para la navegación y la seguridad pública, además de suscitar riesgos humanitarios. Además, ha provocado la protesta diplomática de México, poniendo en riesgo la política exterior de Estados Unidos", dijo en un comunicado la fiscal general adjunta, Vanita Gupta.

Un documento presentado por el Departamento de Justicia en su demanda contra Texas en relación con las boyas asegura que 787 pies de estas se encuentran en México. Otros 208 pies están en Estados Unidos. La sección de las boyas en aguas estadounidenses está corriente arriba, y el resto se hallan con las aguas moviéndose en sentido contrario, indicó el documento.

La aparente transgresión fue determinada mediante un estudio topográfico llevado a cabo por la International Boundary and Water Commission (Comisión Internacional de Fronteras y Aguas), de acuerdo con una declaración jurada presentada en la demanda del Gobierno estadounidense contra Texas y el gobernador Greg Abbott sobre las boyas.

El gráfico (con leyendas en inglés) que demuestra que las boyas cruzan hacia territorio mexicano.
El gráfico (con leyendas en inglés) que demuestra que las boyas cruzan hacia territorio mexicano.

Una página del documento en la corte muestra una línea naranja con puntos que marcan las boyas, otros negros que señalan las anclas y una línea discontinua que representa la frontera, todo sobre una foto topográfica del lecho del río. La mayoría de los puntos están del otro lado de la línea discontinua, en el lado mexicano.

Alicia Bárcena, secretaria de Relaciones Exteriores de México, afirmó durante una visita a Washington en agosto mes que las boyas de Texas han cruzado la frontera y la mayoría de ellas están en el lado mexicano del río, que México llama río Bravo, reportó el Dallas Morning News.

En documentos presentados en corte anteriormente, el estado de Texas había dicho que no estaba violando los acuerdos y leyes sobre la frontera en el río porque ha colocado las boyas en aguas poco profundas y, bajo el acuerdo, la barrera tiene que obstaculizar la navegación para ser considerada una violación, informó el rotativo.