IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un audio revela denuncias de abusos a niños migrantes por parte del personal de un albergue del Gobierno

La grabación obtenida por nuestra cadena hermana NBC News saca a la luz acusaciones de conductas sexuales inapropiadas del personal hacia los menores, que fueron mencionadas durante una capacitación en mayo. También se les escucha admitir la falta de ropa limpia y otros maltratos a los niños.
/ Source: Telemundo

Por Julia Ainsley y Didi Martinez - NBC News

WASHINGTON - Un nuevo audio desde el interior de un albergue del Gobierno de Estados Unidos para niños migrantes no acompañados en Fort Bliss, Texas, revela denuncias de conducta sexual inapropiada por parte del personal hacia algunos menores, así como el reconocimiento de que los niños se estaban quedando sin ropa y zapatos limpios y la renuencia de los funcionarios a hacer público el alcance del brote de COVID-19 en la instalación.

"Ya hemos sorprendido al personal con menores de manera inapropiada. ¿Eso les parece bien?", dijo un contratista federal que llevó a cabo una sesión de capacitación con el personal dentro de Fort Bliss en mayo.

[El Gobierno alojará a niños migrantes en dos bases militares en Texas ante el desborde de los albergues para menores]

La multitud grita en respuesta: "¡No!"

"Espero que no", dice ella.

"Si los atrapan, especialmente si es un miembro del personal, debes separar al menor de esa persona inmediatamente", dice el contratista, sin explicar que los supervisores deben ser informados del incidente.

La instalación temporal en Fort Bliss albergó a casi 5,000 niños migrantes esta primavera, mientras el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) batallaba para acoger a los menores que estaban abarrotando las estaciones de la Patrulla Fronteriza. En el momento de la sesión de capacitación en la que fue grabado el audio, la instalación albergaba a unos 3,000 menores.

 

En la misma sesión, el contratista dice que los niños se han quejado de que el personal salta en sus camas para despertarlos, según el audio.

"Sé que ha habido muchas quejas de menores acerca de que los miembros del personal los despiertan por la mañana", dice la contratista. "Tenemos algunos miembros del personal que están levantando y sacudiendo la cama para despertar al menor. O los están haciendo rebotar en la cama. Creen que están jugando, pero eso constituye abuso infantil. Necesito que ustedes sepan eso”, explica.

["De brazos cruzados y sin saber español". Denuncian inexperiencia de trabajadores en un refugio para menores migrantes en Texas]

Unos minutos después, reconoce que hay escasez de ropa limpia y zapatos para los menores.

"Somos conscientes de la escasez de ropa interior, calcetines y zapatos. La gerencia lo sabe y estamos trabajando para conseguir más para los menores", dice.

En un comunicado, el secretario de Salud y Servicios Humanos, Xavier Becerra, dijo que la agencia se toma "en serio todas las acusaciones de irregularidades".

Fort Bliss alberga viviendas temporales para migrantes en Texas, en una imagen de junio de 2018.Joe Raedle/Getty Images file

“Cada sitio de admisión de emergencia que hemos lanzado, lo comenzamos desde cero”, dijo Becerra. “Trabajamos constantemente para mejorar las condiciones y los servicios necesarios para cuidar a los niños en estos entornos desafiantes de los refugios”.

El comentario del contratista federal confirma las recientes acusaciones de varios denunciantes que evidenciaron las dificultades que tenían para conseguir ropa limpia para los niños en el refugio.

[Ataques de pánico y autolesiones: así es la desesperación que sufren los niños migrantes en los refugios de emergencia de la Administración Biden]

Arthur Pearlstein y Lauren Reinhold, dos trabajadores federales que estuvieron en Fort Bliss en abril, mayo y junio, dijeron en un informe presentado por el Proyecto de Responsabilidad del Gobierno que cuando plantearon sus preocupaciones a los trabajadores federales y los contratistas a cargo, se les dijo que esperaran.

"Hubo muchos de ellos (niños) que se quejaron de que no tenían ropa interior o solo una pieza sin nada más para cambiarse", dijo Pearlstein a nuestra cadena hermana NBC News. "Le pregunté a algunos funcionarios de la Administración: '¿Un empleado federal que tiene una tarjeta de compra no puede simplemente ir a Walmart o Costco?'".

Según Pearlstein, la respuesta que recibió fue: "'No, el contratista debe esperar'".

 

En otra reunión con los empleados de Fort Bliss, un médico del Servicio de Salud Pública de Estados Unidos se negó a dar información sobre las tasas de COVID-19, según el audio obtenido por NBC News.

"No puedo darle números diarios, desgloses, gráficos y cosas por el estilo", dijo. "Asuma que todos tienen COVID y actúe de manera apropiada ... lo siento, no es una gran respuesta", habría dicho el médico.

[Miles de menores migrantes viven hacinados en albergues "de emergencia" con poca supervisión y cuidados escasos]

El médico también reconoció que hay informes de actividad sexual en el refugio, aunque no dijo si el personal había estado involucrado con los menores.

En el audio se escucha a un empleado preguntar: "Existe una preocupación de que los niños tengan relaciones sexuales entre ellos y de posible agresión sexual. ¿Algo que decir sobre eso?".

"Eso ha estado en nuestro radar desde el primer día", respondió el médico. "Esa es una situación con la que siempre tendrás que lidiar. Hay procesos para informar, intervenir y hacer entrevistas sobre las acusaciones", dijo.

El médico añadió: "Tener separación por género ha sido fantástico, ¿verdad? Ok, es mejor que como estaba en la primera semana, cuando teníamos niños y niñas, en la primera semana, y no había barreras. Imagínense eso".

 

En respuesta a informes anteriores de NBC News sobre las acusaciones que Pearlstein y Reinhold detallaron en su denuncia, un portavoz del HHS dijo: "El cuidado y el bienestar de los niños bajo nuestra custodia sigue siendo una prioridad para el HHS. Los niños en el sitio de admisión de emergencia en Fort Bliss se reúnen cada semana con un administrador de casos y tenemos el sitio cerca de 60 consejeros de salud mental y de comportamiento que trabajan con los niños. Nuestra política sigue siendo informar rápidamente a las autoridades correspondientes de cualquier presunta infracción".

Según Pearlstein, la instalación de Fort Bliss tiene ahora muchos menos niños, lo que alivia algunas de las preocupaciones sobre el hacinamiento.

[Un error del IRS deja sin el cheque de ayuda por hijo a familias con un cónyuge inmigrante]

Pero a él y a Reinhold todavía les preocupa que el gobierno no esté siendo transparente sobre lo que está sucediendo adentro.

"Nos dijeron que no compartiéramos prácticamente nada de lo que presenciamos allí. Nos dijeron que no estuviéramos en redes sociales, que limitáramos nuestras conversaciones sobre el sitio con amigos cercanos y familiares, y que definitivamente no habláramos con los medios", dijo Reinhold.