Trump ordena al Censo que no incluya a los indocumentados en el recuento que determina el reparto de escaños del Congreso

La Corte Suprema prohibió al presidente incluir una pregunta sobre el estatus migratorio de los encuestados, y esta nueva medida, de dudosa legalidad, con seguridad será desafiada ante la justicia.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

El presidente, Donald Trump, firmó este martes un memorandum con el objetivo de que el Censo no incluya a los inmigrantes indocumentados en el conteo que realiza para luego, a partir de la población, decidir cuántos escaños corresponden a cada estado en la Cámara de Representantes.

No está claro si los indocumentados quedarían también excluidos del Censo para otros propósitos (por ejemplo, cómo el Gobierno reparte los impuestos federales entre los estados). Y tampoco se sabe si, para conseguir el objetivo del memorandum, el Censo debería preguntar a todas las personas si son o no indocumentados, manteniendo así un registro de quién tiene o no un estatus legal en el país.

Lo que sí es evidente es que esta decisión (aunque no es claro qué tanto se ajusta a la Constitución), será desafiada ante la justicia de forma inmediata. Tampoco está claro cuáles serán sus efectos, ya que el recuento ya ha comenzado.

[Trump desiste en incluir la pregunta sobre la ciudadanía en el Censo de 2020 pero buscará otras alternativas]

La Oficina del Censo debe contar a todas las personas que viven en Estados Unidos, independientemente de su estatus migratorio. Esto es importante pues a partir de sus cálculos se reparten, por ejemplo, los escaños en la Cámara de Representantes, los impuestos federales y recursos para la educación, transporte y salud. 

El presidente ya intentó que el Censo (que se realiza cada 10 años) incluyera una pregunta para averiguar quién es ciudadano y quién es extranjero (inmigrante legal o indocumentado) este año, pero la justicia se lo impidió. 

El presidente Donald Trump durante una conferencia de prensa sobre el coronavirus, en la Casa Blanca, en marzo de 2020 en Washington, DC.Alex Wong/Getty Images

Pese a ello, activistas ya han denunciado que ese intento pudo asustar a muchos y retraerles de responder al Censo, lo que perjudica en particular a los estados con alta población inmigrante como California, Texas o Nueva York. 

Trump se está preparando para firmar una serie de órdenes ejecutivas como parte de un cambio en la estrategia de la Casa Blanca para aumentar la confianza de los estadounidenses en su liderazgo, pues el presidente ha sido el blanco de críticas generalizadas por su manejo de la pandemia del coronavirus, le dijeron funcionarios de la administración a NBC News

El sitio web de la Oficina del Censo dice que "el recuento de la población residente incluye a todas las personas (ciudadanos y no ciudadanos) que viven en Estados Unidos en el momento del censo. Las personas se cuentan en su residencia habitual, que es el lugar donde viven y duermen la mayor parte del tiempo".

La 14ª  Enmienda de la Constitución requiere que el reparto de escaños en el Congreso se base en el "número total de personas en cada Estado, excluyendo a los indígenas que no pagan impuestos".

El memorando de Trump busca reinterpretar ese requerimiento de la Constitución y que se cuente a los inmigrantes que están en el país de manera ilegal como turistas y quienes viajan por negocios, no como habitantes.

El presidente dijo este martes que, según su equipo, la acción "refleja una mejor comprensión de la Constitución" y que su "Administración no apoyará la representación en el Congreso de los extranjeros que ingresen o permanezcan ilegalmente en el país, porque hacerlo crearía incentivos perversos y socavaría nuestro sistema de gobierno". Añadió que "del mismo modo que no le damos poder político a las personas que están aquí temporalmente, no debemos darle poder político a las personas que no deberían estar aquí en absoluto".

El comunicado agrega que en base a una orden ejecutiva que el presidente firmó el año pasado, "los departamentos y agencias federales han estado recopilando la información necesaria para realizar un censo preciso". Sin embargo, no provee más detalles sobre cómo y cuándo se han recopilado esos datos o para qué se han usado.

Trump aprovechó para atacar a lo que llama como "la izquierda radical", que según él está tratando de "ocultar el número de extranjeros ilegales en nuestro país", y que sería según él, "parte de un esfuerzo más amplio de parte de la izquierda por erosionar los derechos de los ciudadanos estadounidenses, y yo no voy a permitir eso".

Con información de NBC News.

Vea también:

El Censo asusta a los latinos. La culpa puede ser de Trump. Las consecuencias son terribles

Trump utiliza el Censo para identificar a migrantes por sus licencias de manejar y averiguar si reciben ayudas públicas