Trump considera bloquear la entrada de ciudadanos estadounidenses que tengan coronavirus

Informes de prensa indican que el presidente está sopesando nuevas regulaciones para que los agentes de la Patrulla Fronteriza puedan frenar temporalmente la entrada al país de ciudadanos estadounidenses que puedan estar infectados con el COVID-19.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo
By María Peña

WASHINGTON.-- El presidente, Donald Trump, sopesa nuevas regulaciones para que los agentes de la Patrulla Fronteriza puedan frenar temporalmente la entrada al país de ciudadanos estadounidenses que puedan estar infectados con el COVID-19.

Según el diario The New York Times, la Administración Trump recurrirá a los mismos reglamentos que anunciaron en marzo pasado los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) para bloquear la entrada de extranjeros, con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus.

Pero ahora, el gobierno federal aplicaría esos reglamentos contra ciudadanos estadounidenses y residentes legales, según el diario.

Según un borrador de la propuesta, los agentes fronterizos podrían prohibir el paso a ciudadanos o residentes legales si éstos "creen razonablemente que el individuo pudo haber estado expuesto o infectado con una enfermedad contagiosa". 

El documento no precisa por cuánto tiempo se mantendría la "veda", aunque indica que podría ser por tiempo limitado y "sólo en circustancias excepcionales". 

La Casa Blanca ha solicitud que las agencias federales le entreguen recomendaciones sobre la propuesta en ciernes a más tardar mañana, martes. Según la agencia de noticia Reuters, las autoridades federales aún están ultimando los detalles de la medida. 

Una vez adoptada, la medida aplicará en todos los puertos de entrada a Estados Unidos, y en las fronteras norte y sur del país, aunque la mayor preocupación de las autoridades parece ser la situación de contagio en México. 

Consultado por Noticias Telemundo, el Departamento de Seguridad Nacional aún no ha respondido a una solicitud de comentario, que nos permitan confirmar de forma independiente los informes de prensa. Tampoco los CDC han querido hacer comentarios sobre la propuesta. 

[EE.UU. suaviza sus restricciones de viaje: estos son los países aún 'prohibidos' y los que se podrían visitar]

Trump participará mañana en una llamada telefónica con alguaciles de diversos condados del país,  en la que se prevé aborde el tema de las nuevas regulaciones. 

Activistas de la comunidad inmigrante han acusado a la Administración Trump de utilizar la pandemia del COVID-19 como pretexto para restringir aún más el proceso de asilo y la inmigración legal.

Omar Jadwat, director del Proyecto de los Derechos de los Inmigrantes de la Unión de Libertades Civiles de Estados Unidos (ACLU, por su sigla en inglés), dijo que prohibir la entrada de estadounidenses a su país es “anticonstitucional”.

Jadwat señaló que la Administración Trump se ha valido de la pandemia del COVID-19 para prohibir el ingreso de niños migrantes y solicitantes de asilo, aún cuando el gobierno federal no ha logrado controlar la pandemia del coronavirus en el país.

La orden, de cumplirse, “sería otro grave error, en un año en el que ya hemos visto demasiados”, advirtió.

Por su parte, Cristina Jiménez, cofundadora de United We Dream, señaló que la propuesta no debería sorprender a nadie, porque es otro esfuerzo de Trump y su principal asesor político, Stephen Miller, por avanzar su "agenda nacionalista blanca" y encubrir "su fracaso colosal" frente al manejo de la pandemia.

 Jiménez repitió una de las exigencias de su grupo de que el Congreso elimine los fondos para la "fuerza de deportación", es decir que los agentes fronterizos. 

En la actualidad, la frontera sur se mantiene cerrada a viajes “no esenciales”, también como parte de los esfuerzos por resguardar la salud pública en el país.

Pese a las restricciones impuestas por el gobierno federal en la frontera sur, el número de detenciones en la zona aumentó un 40% en junio pasado.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su sigla en inglés), las autoridades detuvieron a 32,512 personas en la frontera sur en junio pasado, una subida del 40% en comparación con los 23,142 arrestos de mayo y más del doble de las que se realizaron en abril.