IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Senadores republicanos declaran muerto el proyecto bipartidista para imponer leyes más estrictas de seguridad en la frontera

Tras una reunión de los miembros de ese partido en el Senado, McConnell declaró a la prensa que está claro que "no tenemos ninguna posibilidad real de hacer aprobar la ley" bipartidista sobre seguridad fronteriza, que negociaron con los demócratas.

Por Sahil Kapur, Kate Santaliz, Frank Thorp V y Julie Tsirkin - NBC News

Senadores republicanos dejaron claro este martes que rechazarán el proyecto de ley de seguridad fronteriza que su partido negoció con los demócratas, lo que representa un sorprendente giro menos de 48 horas después de que fuera hecho público por el senador James Lankford, republicano de Oklahoma, y bendecido por el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell.

McConnell, que se topó con la oposición de los miembros del Partido Republicano en el Senado, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Johnson, y el expresidente Donald Trump, admitió que no tiene posibilidades de ser aprobado.

Immigrant families cross into the United States from Mexico to seek asylum
Familias de inmigrantes cruzan hacia Estados Unidos desde México para pedir asilo el 8 de mayo de 2023, en El Paso.John Moore / Getty Images file

“Tuvimos una discusión muy seria sobre si esta medida podría o no convertirse en ley. El presidente de la Cámara de Representantes ha dejado bastante claro que no se convertirá en ley”, afirmó McConnell, republicano de Kentucky, a los periodistas. “Así que quiero felicitar al senador Lankford por su notable trabajo de negociación con los demócratas y haber conseguido el apoyo del Consejo de la Frontera. Pero a mí, y a la mayoría de nuestros miembros, nos parece que no tenemos ninguna posibilidad real de convertirlo en ley.”

El senador John Kennedy, republicano por Louisiana, fue más directo: “El proyecto está muy muerto”.

Pocos minutos después de la publicación del proyecto de ley el domingo, los senadores republicanos empezaron a manifestarse en contra. El martes, la oposición alcanzó su punto álgido, incluso dentro del equipo de McConnell. En ese momento, quedó claro que no alcanzarían los 60 votos necesarios para impedir una maniobra dilatoria cuando el proyecto de ley fuera al pleno del Senado el miércoles. Eso significa que la ayuda a Ucrania e Israel también quedará bloqueada por ahora.

“Yo creo que la moción para proceder con el proyecto de ley fracasará”, dijo el líder de la minoría en el Senado, John Thune, republicano por Dakota del Sur, al referirse a la votación de procedimiento prevista para el miércoles para iniciar la consideración de la medida.

A la pregunta de si queda alguna esperanza para el proyecto de ley, el senador demócrata Chris Murphy, principal negociador demócrata, respondió: “No”.

Murphy dijo que estaba indignado porque los republicanos habían dado un giro de 180 grados en su apoyo al proyecto de ley.

“Elaboramos un proyecto de ley muy eficaz. Llegamos a un compromiso que realmente iba a solucionar el problema. Resulta que los republicanos no quieren arreglar el problema. Quieren dejar abierta la cuestión de la inmigración como un tema de agenda política que pueden explotar”, comentó Murphy a los periodistas. “También es desalentador porque solía haber una diferencia entre la bancada republicana del Senado y la bancada republicana de la Cámara de Representantes. Ahora no hay diferencia. Son igual de disfuncionales. Están igual de atadas al presidente Trump”.

El líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, demócrata de Nueva York, se negó a decir este martes si iba a separar las disposiciones de ayuda a Ucrania e Israel, incluidas en la medida, en caso de que el acuerdo migratorio fracase completamente.

“Creemos que esto es tan importante para la seguridad de Estados Unidos en la frontera, para la seguridad de Ucrania e Israel, que vamos a seguir adelante”, dijo Schumer. “No es la última vez que los republicanos oirán hablar de nosotros. Vamos a seguir con esto. Mañana votaremos. Seguiremos avanzando. Estén atentos”.

El senador Todd Young, republicano por Indiana, dijo que se opone al proyecto de ley sobre la frontera, pero pidió al Congreso que vote por separado sobre la ayuda a esos países.

“El Congreso debe proporcionar ayuda vital para la seguridad a Israel, Ucrania y Taiwán”, escribió en la red social X. “En este momento crítico, no podemos abandonar a estos aliados y socios o permitir que nuestro apoyo se vea envuelto en diferencias políticas sobre la política sobre inmigración”.