IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Se extiende el TPS hasta octubre de 2021 para inmigrantes de Honduras, Nicaragua y El Salvador

USCIS prevé anunciar este miércoles la nueva prórroga, que originalmente concluía el próximo 4 de enero. La decisión implica una extensión automática de la autorización de empleo, por lo que los beneficiados no necesitan solicitar nuevos permisos.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) anunció que extenderá hasta octubre de 2021 el Estatus de Protección Temporal (TPS) para los beneficiarios de El Salvador, Haití, Nicaragua, Sudán, Honduras y Nepal.

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) tiene listo el documento que prevé publicar este miércoles con el anuncio de la nueva prórroga hasta el 4 de octubre de 2021 de esta medida, que iba a concluir el próximo 4 de enero. 

La extensión viene motivada por varios litigios judiciales aún están pendientes de resolución, incluidos casos en California y Nueva York, después de que varias cortes ordenaran bloquear temporalmente la finalización del TPS que había aprobado en mayo de 2018 la Administración presidida por Donald Trump.

[Las ayudas por COVID-19 para indocumentados en California han sido insuficientes]

La ampliación del TPS para Haití, Nepal, El Salvador, Honduras y Nicaragua se debe a que una corte de apelaciones se ha retrasado en notificar un fallo que anula la orden temporal que prohibía terminar el TPS, según publica el diario The Miami Herald.

La decisión implica una extensión automática de los documentos de autorización de empleo (EAD), por lo que las personas beneficiadas no necesitan solicitar un nuevo permiso, según la información del DHS.

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, se mostró "contento" este lunes con la previsible prorroga de nueve meses del TPS, que ampara a casi 200,000 salvadoreños.

Mateo Barrera, de 4 años, originario de El Salvador, cuyos familiares se benefician del Estatus de Protección Temporal, asiste a una conferencia de prensa en Los Ángeles, el 8 de enero de 2018.AP Photo/Damian Dovarganes

"Nos sentimos contentos con el beneficio", dado que "toda decisión, venga de la Casa Blanca, venga de una corte o del Congreso, que favorezca a nuestra diáspora es celebrada por nosotros", dijo en una conferencia de prensa al ser preguntado al respecto.

El canciller de Honduras, Lisandro Rosales, publicó un tuit en la que aseguró que Estados Unidos "extiende el permiso de trabajo que vencía en enero próximo" hasta octubre de 2021. "Continuamos trabajando para lograr un nuevo #TPS", agregó.

 [Inmigrante detenido en una parada de autobús “por su apariencia latina” se salva de la deportación]

El presidente del Instituto Salvadoreño del Migrante, Salvador Sanabria, indicó a la prensa que la acción "no es más que la ampliación del período de validez del permiso de trabajo" para que "la batalla legal continué y llegue a su término".

Bukele agregó que buscará "una solución permanente" para estos migrantes y recordó que el presidente electo, Joe Biden, "prometió un camino a la ciudadanía" para los beneficiarios de este programa. Agregó que se encargará de "que Biden cumpla su promesa".

[Siete formas de evitar las estafas contra inmigrantes en Estados Unidos]

El presidente salvadoreño también se mostró abierto a "discutir" con la Administración de Biden los acuerdos migratorios que firmó con Trump y a llegar a otros que "le traigan beneficios a los salvadoreños".

Biden ha asegurado que la restauración inmediata del programa es una de sus prioridades migratorias, y muchos beneficiarios esperan conseguir una residencia permanente con la nueva Administración tras el desafío de Trump al programa en 2018.

Después de la destrucción causada por el huracán Mitch en 1999 y los terremotos de 2001 en El Salvador, más de 260,000 salvadoreños fueron beneficiados con el TPS. Con el tiempo, algunos mejoraron su estatus migratorio y otros perdieron el beneficio.

[¿Podré naturalizarme teniendo dos DUI?]

El TPS, creado en 1990 por el Congreso, concede permisos para permanecer en el país a ciudadanos procedentes de naciones afectadas por conflictos bélicos, víctimas de violencia o desastres naturales.