IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Rescatan a 18 migrantes tras cinco días a la deriva en una barca sin agua ni comida en las aguas bravas entre México y California

Las olas caían con fuerza sobre la embarcación, que perdió su motor, a una temperatura capaz de matar de frío. A bordo viajaban dos niños, que fueron rescatados en helicóptero.

Tras cinco días en una barca a la deriva, sin comida ni agua, 18 personas fueron rescatadas este miércoles cerca de la frontera de México y Estados Unidos, según informó la Guardia Costera.

Los equipos de salvamento recibieron una llamada de socorro a las 4 de la tarde que alertaba sobre una pequeña embarcación a motor llena de personas que navegaba a la deriva en aguas internacionales a unas 16 millas náuticas de la costa de San Diego, en California.

Envío un helicóptero Jayhawk al rescate y pudo sacar de la barca a cuatro mujeres, un hombre y dos niños pequeños, de 2 y 4 años, según informa la estación local 10 News San Diego. Tres de esas personas han sido llevadas a hospitales locales y no se sabe nada sobre su condición, pero se espera que todos sobrevivan.

Otros once hombres quedaron en el bote y fueron rescatados después por un buque de la Armada mexicana.

El grupo quedo a la deriva presuntamente por un fallo en el motor de la embarcación, de 20 pies de eslora, según indicó un oficial de San Diego a la estación local FOX 5. Quedó así a la deriva hasta que fue ubicada al fin a 50 millas de la costa mexicana de Ensenada.

[Una lancha con 30 migrantes naufraga en el Pacífico mexicano]

Los ocupantes, que se presume son todos migrantes, han relatado a las autoridades que llevaban cinco días sin comida ni agua, sin tener ninguna opción para pedir ayuda. Aunque había entrado agua a la embarcación, contaron, no fue lo suficiente como para hundirla.

“La #hipotermia PUEDE ocurrir cuando la temperatura del agua está por debajo de 70 °Fahrenheit. Durante el rescate de hoy, las temperaturas del aire y del mar estaban cerca de los 60 °F. Por favor, no se aventuren al mar”, tuiteó la Guarcia Costera.

Su portavoz, Adam Stanton, indicó a la estación local NBC News 7 que las condiciones del mar eran brutales: estaba embravecido y las olas heladas se derramaban sobre el barco. Los equipos de rescate se sorprendieron de que la lancha siguiera a flote considerando que tenía un motor muerto y estaba sobrecargada de pasajeros, afirmó.

Todos sus ocupantes llevaban chalecos salvavidas en el momento del rescate, precisó. Ahora la Guardia Costera trabaja con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza para decidir su destino final.

[Mientras migrantes ven con esperanza el fin del Título 42, republicanos redoblan sus esfuerzos para mantenerlo]

Cada semana, las autoridades costeras rescatan a migrantes que intentan llegar a Estados Unidos por mar, ya sea desde México o desde Cuba y Haití, pese a las riesgosas condiciones del viaje. El lunes pasado interceptaron a 22 migrantes, entre ellos varios niños, que viajaban en un velero “sobrecargado” con olas de hasta nueve pies cerca de los Cayo de Florida.

[Al menos 5 muertos tras colisión de bote de migrantes rumbo a EE.UU. con la Guardia Costera cubana]

Pocas horas antes al menos cuatro de los 15 migrantes que trataban de alcanzar las costas de Florida en otra barca murieran ahogados al naufragar, según informó la Guardia Costera. La agencia federal no dio detalles de la procedencia de los migrantes, que en su mayoría suelen ser cubanos o haitianos. Desde el pasado 1 de octubre, cuando comenzó el año fiscal, la Guardia Costera ha interceptado en el mar a 395 inmigrantes haitianos y unos 5.392 cubanos.