IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Organizaciones aseguran que lograron acuerdo para extender el TPS a beneficiarios de El Salvador, Honduras y estos países

La Alianza Nacional para el TPS adelantó que los ciudadanos de El Salvador, Honduras, Haití, Sudán, Nepal y Nicaragua verán renovada su protección hasta diciembre de 2022. Aunque muchos migrantes se sienten aliviados, destacan la necesidad de una solución permanente. “Es hora de que nos den una residencia”, opinó uno.

Organizaciones defensoras de los migrantes beneficiarios del Programa de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés) anunciaron este martes que han llegado a un acuerdo con el Gobierno para extender la protección contra la deportación de miles de personas en Estados Unidos.

Ciudadanos originarios de El Salvador, Honduras, Haití, Sudán, Nepal y Nicaragua verán renovada su protección, según lo dio a conocer la Alianza Nacional para el TPS, cuyos abogados negociaron con la Administración Biden, que se espera hará el anuncio oficial próximamente.

“El acuerdo incluye una extensión de 15 meses, hasta diciembre de 2022”, aseguró a Noticias Telemundo Erik Villalobos, portavoz de la Alianza Nacional para el TPS.

[La Corte Suprema determina que los indocumentados protegidos por el TPS no son elegibles para obtener una ‘green card’]

Getty Images

El anuncio le devolvió la esperanza a José Armando Machado, beneficiario del TPS, que llevaba semanas sumido en la incertidumbre, “por el temor de perder los documentos y de quedarme sin trabajo”, explicó en entrevista con Noticias Telemundo.

 “El permiso es esencial para estar en este país”, aseguró a la corresponsal de Noticias Telemundo Cristina Londoño, el residente de Los Ángeles, Julio Olivares, originario de El Salvador, quien también respiró aliviado tras conocer el acuerdo.

La mayoría de los beneficiarios del TPS, un programa que se concede a ciudadanos de países afectados por desastres naturales, provienen de Centroamérica.

Más de 250,000 son salvadoreños. El Gobierno estadounidense les concedió esta protección para residir legalmente en Estados Unidos luego de que dos terremotos devastaran el país en 2001. Un total de 80,000 hondureños y 4,500 nicaragüenses también se benefician de este programa, luego de que tuvieran que abandonar sus hogares por la destrucción que provocó el huracán Mitch en 1998.

Aunque la renovación del TPS representa un alivio para muchos centroamericanos, los beneficiarios buscan una solución definitiva a su estatus migratorio.

[Ante críticas por la disolución de caravanas migrantes, AMLO dice que "no es pelele" de EE.UU.]

“Ya tenemos más de 20 años con ese estatus”, dijo en entrevista Juan Ayala Rovira, administrador de un edificio en Washington D.C., cuya esposa y una de sus dos hijas como él son beneficiarias del TPS. “Yo creo que es hora de que ellos actúen para que nos den una residencia permanente”, agregó.

Por su parte, la Administración Biden ha prometido que incluirá un camino a la ciudadanía para dreamers y ‘tepesianos’ en su paquete presupuestario de 3.6 billones de dólares.

La medida fue aprobada en la Cámara de Representantes el mes pasado y se espera que se discuta en el Senado en esta segunda mitad de año, aunque no está claro si el presidente conseguirá el apoyo suficiente para pasarla.

“Es la incógnita, de qué va a pasar con nosotros, pero la vida no es así, no es temporal”, lamentó Ayala.