IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Niños migrantes pasan noches en autobuses aparcados antes de ser reunificados con sus familias, denuncian activistas

"Estaba llorando. No se sentía bien porque dice que ha estado allí durante mucho tiempo. Y me sorprendió cuando dijo: 'Todavía estamos aquí", cuentan familiares de un menor que pasó días en un estacionamiento.

Por Dasha Burns, Julia Ainsley, Didi Martinez y Anthony Terrell - NBC New

DALLAS, Texas. - Niños migrantes que cruzaron a Estados Unidos sin sus padres están aguardando dentro de autobuses en un enorme estacionamiento junto al Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison, en Dallas, Texas, para ser reunidos con familiares o patrocinadores. Los menores han tenido que pasar la noche, cenar y usar el baño dentro del autobús, según un defensor de los migrantes que también es propietario de una de las empresas de vehículos.

En al menos un caso descrito a NBC News, la cadena hermana de Noticias Telemundo, una familia dijo que su hijo de 15 años esperó desde el sábado hasta el miércoles dentro de un autobús antes de que comenzara su largo viaje desde Dallas hasta su destino en Seattle, Washington.

El menor, Joel, vino de Honduras para reunirse con su madre, Doris, y su tío Elvin, quienes viven en Washington y pidieron que solo se les identifique por sus nombres.

[Miles de menores migrantes viven hacinados en albergues "de emergencia" con poca supervisión y cuidados escasos]

Joel se las agenció para llamar a Doris y Elvin el sábado por la noche y explicarles que estaba dentro de un autobús en un estacionamiento en Dallas. Luego, un empleado del Departamento de Salud (HHS, por sus siglas en inglés) les dijo que el niño sería trasladado a Washington el lunes y que se mantuvieran atentos al teléfono hasta recibir instrucciones para recogerlo. Pero después de que pasaran días sin saber dónde sería este sitio, se desesperaron por obtener respuestas.

Menores que emigraron a Estados Unidos sin sus padres esperan el lunes en un autobús en un estacionamiento fuera del Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison en Dallas, Texas, según un defensor de los migrantes. Los rostros fueron difuminados para prot
Menores que emigraron a Estados Unidos sin sus padres esperan el lunes en un autobús en un estacionamiento fuera del Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison en Dallas, Texas, según un defensor de los migrantes. Los rostros fueron difuminados para proteger las identidades.NBC News

El lunes transcurrió sin noticias. El martes por la tarde sonó a fin el teléfono. Era Joel, quien le había pedido prestado un celular a un amigo y volvió a llamar desde el estacionamiento en Dallas.

"Estaba llorando. No se sentía bien porque dice que ha estado allí durante mucho tiempo. Y me sorprendió cuando dijo: 'Todavía estamos aquí", contó Elvin. "Eso fue como un balde de agua fría para mí. No sabía qué estaba pasando y nadie nos dio información hasta que él pudo acceder a un teléfono de uno de los niños", agregó.

Un equipo de NBC News que se encontraba en el estacionamiento el martes por la noche contó nueve autobuses en total, aunque algunos iban y venían. Trabajadores del lugar dijeron que observaron niños en los autobuses el martes por la noche y también el miércoles por la mañana cuando regresaron.

No está claro cuántos menores han permanecido en los autobuses por un tiempo tan prolongado como Joel. Doris y Elvin dijeron que Joel les contó el martes que "muchos niños" permanecían dentro de los autobuses durante días y noches consecutivas.

Luego, el Departamento de Salud les dijo a Doris y Elvin que el niño debía estar con ellos el viernes. Joel ha pasado más de 42 días bajo el cuidado de la agencia, que se encarga de buscar un hogar a los niños migrantes que cruzan solos la frontera. 

A las 24 horas de que NBC News preguntara sobre la práctica de retener a menores migrantes en autobuses en el estacionamiento del centro de convenciones, el Departamento de Salud le dijo a Doris y Elvin que Joel volaría a Seattle para la reunificación el jueves. Ese mismo día, todos los autobuses habían desaparecido del estacionamiento.

El propietario de una de las empresas de autobuses dijo que comenzó a alquilar sus vehículos a MVM, una empresa contratista del Gobierno federal, la semana pasada. Agregó que se supone que los niños deben "entrar y salir", y simplemente esperar temporalmente hasta que haya suficientes menores que se dirigen a un destino determinado para que un autobús pueda partir.

[Agentes detienen a 91 inmigrantes indocumentados en operativos efectuados en Texas]

Pero el dueño también dijo a NBC News que visita sus ómnibus cada 12 horas para limpiarlos, una vez a las 7:00 pm y otra a las 7:00 am. Y que los autobuses permanecen en el estacionamiento durante 24 horas, que algunos niños esperan solo unas horas y otros permanecen dentro durante la noche. Todos los autobuses han requerido una limpieza integral debido a la basura, la comida y, a veces, los baños desbordados, dijo.

Desde allí, agregó el propietario de la compañía de autobuses, los autobuses llevan a los niños hasta Nueva York y California.

Un portavoz del Departamento de Salud dijo que "trabajan enérgicamente con sus socios interinstitucionales para garantizar que los niños migrantes no acompañados estén seguros y sean reunidos con sus familiares u otros patrocinadores adecuados de la manera más rápida y segura posible".

"Estamos investigando estas acusaciones y tomaremos las acciones apropiadas según sea necesario", dijo el portavoz en respuesta a una consulta de NBC News sobre niños que permanecen en el estacionamiento durante días.

Autobuses estacionados fuera del Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison de Dallas, Texas, donde viajan niños migrantes.
Autobuses estacionados fuera del Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison de Dallas, Texas, donde viajan niños migrantes. NBC News

Un memorando enviado por el Departamento de Salud el mes pasado instruyó a los proveedores de cuidado a pagar pasajes aéreos para que los niños sean reunificados con patrocinadores alrededor de todo el país. Cuando se le preguntó por qué entonces los niños todavía eran montados en autobuses, el portavoz federal dijo: "Los servicios de transporte, incluidos los autobuses, son necesarios para transportar a los menores a los aeropuertos y a otras instalaciones de proveedores de atención según sea necesario".

MVM, la empresa que tiene contrato con el Gobierno para proporcionar transporte a los niños migrantes, dijo en un comunicado: "Durante las últimas siete semanas, el número de niños que necesitan escoltas en este entorno pandémico ha aumentado a más de 7,100, lo que ha creado una logística de viaje desafiante y ha resultado en algunos tiempos de espera prolongados en su camino a los sitios de reunificación".

"Recientemente, en un centro regional que opera las 24 horas, donde nuestros autobuses se reunen para colocar a los niños en las rutas geográficas apropiadas según sus sitios de reunificación, experimentamos algunos retrasos que resultaron en que un niño se quedó en ese sitio más que nuestro tiempo de espera modelo de cuatro horas. Esta es una violación de nuestra política y estamos llevando a cabo una revisión interna de este incidente. Hemos confirmado que el niño estaba seguro durante ese tiempo, bajo el cuidado de nuestros acompañantes y se le proporcionó acceso a un autobús con aire acondicionado, comida y refrigerios, agua embotellada, así como mascarillas y otros efectos de protección personal", agregó el comunicado.

La afluencia de niños migrantes no acompañados se convirtió rápidamente en uno de los primeros grandes desafíos para la Administración de Joe Biden. Desde marzo, el Gobierno ha reducido en gran medida la cantidad de niños bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza y el tiempo que pasan allí, de más de 5,000 niños que pasaban en promedio más de 100 horas bajo custodia, a menos de 500 niños que pasan menos de 24 horas en promedio.

Esos niños deben ser transferidos de la custodia de la Patrulla Fronteriza al Departamento de Salud, que ha sentido la presión de expandir su capacidad y transferir a los niños a sus patrocinadores rápidamente. Incluso con la afluencia, pudo transferir a los niños fuera de la custodia después de pasar un promedio de 30 días bajo su cuidado, según los datos obtenidos por NBC News en abril.

Pero los defensores de los migrantes dicen que la prisa por la transferencia podría estar poniendo a los niños vulnerables bajo malas condiciones.

"Que nuestro Gobierno considere apropiado obligar a los niños vulnerables a ser almacenados en autobuses durante días, sin camas, sin acceso a instalaciones sanitarias adecuadas, duchas, ropa limpia, nutrición adecuada, es profundamente perturbador y representa una violación de los principios humanos básicos de esta población infantil vulnerable", dijo Amy Cohen, psiquiatra y directora de Every.Last.One, un grupo que aboga por los derechos de los niños migrantes.

Cohen dice que ha trabajado con al menos otra familia, además de Elvin y Doris, cuyos hijos han tenido que pasar la noche en el estacionamiento de autobuses.

Doris y Elvin dicen que si bien tienen la esperanza de volver a reunirse con Joel el jueves, la falta de información sobre el paradero del niño durante días ha sido frustrante.

"Es muy frustrante no tener noticias suyas. Y de repente, escuchar que todavía está en el mismo lugar. Y uno ¿qué se puede pensar? Nada bueno", dijo Doris.