IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Miles de migrantes en Nueva York se enfrentan a ser desalojados de los refugios. “Habrá personas durmiendo en las calles”, advierten

Más de 125,000 migrantes han llegado a la mayor ciudad de Estados Unidos desde la pasada primavera, cerca de la mitad de ellos se encuentran en albergues en los que no pueden permanecer por más tiempo, según el alcalde Erick Adams.

La ciudad de Nueva York se enfrenta a un escenario difícil: pronto miles de migrantes que se encontraban en albergues públicos deberán desalojarlos y las autoridades temen que muchos de ellos terminen en las calles.

Más de 125,000 migrantes han llegado a la mayor ciudad de Estados Unidos desde la pasada primavera, la mitad de ellos aproximadamente se encuentran en refugios, de acuerdo a Erick Adams, el alcalde metropolitano, quien fue citado por el periódico USA Today.

La ciudad fijó en septiembre límites al tiempo en que los migrantes pueden permanecer en los refugios para personas sin hogar, con un máximo de 30 días de estadía para los adultos solos y 60 para las familias.

El sistema de albergues de Nueva York, que ha enfrentado por décadas problemas de vivienda asequible y por lo tanto, se ha visto desbordado, han reiterado funcionarios locales y miembros de organizaciones defensoras de los inmigrantes.

Migrantes esperan en las afueras del hotel Roosevelt, en Nueva York, el 2 de agosto de 2023.
Migrantes esperan en las afueras del hotel Roosevelt, en Nueva York, el 2 de agosto de 2023. Getty Images

"Tengo que ser honesto con los neoyorquinos: van a ver las consecuencias de quedarnos sin espacio [...] No se trata de si va a ocurrir, sino cuándo va a pasar. Habrá personas durmiendo en las calles", afirmó Adams, citado por el rotativo.

Su declaración sigue a los envíos, desde el pasado mes de julio, de 21,000 notificaciones de desalojo por falta de espacio en los refugios. Los anuncios han incluido a familias con hijos.

La nueva política rompe una práctica de más cuatro décadas en la que la ciudad respaldó el derecho de las personas a recibir refugio en el sistema de albergues de la ciudad.

Muchos de los migrantes fueron enviados en autobuses desde estados fronterizos del sur en viajes organizados por gobernadores republicanos.

Para 8,400 de los migrantes que han recibido las notificaciones, el tiempo para abandonar los albergues se ha cumplido, informó el diario citado. Sus opciones son limitadas: abandonar los refugios y volver a solicitar a las autoridades otro albergue, pero eso es algo que no está garantizado.

La situación ha generado confusión y caos.

Muchos de los migrantes han quedado bajo la impresión de que su único destino es la calle, declararon defensores de los migrantes al diario.

Entretanto, la mayoría de las personas a quienes se les ha vencido el plazo para abandonar los refugios no ha regresado a los albergues, precisó la oficina del alcalde.

"Las personas van a estar en las calles. Por primera vez en 50 años, veremos a niños en las calles. Es, simplemente, inaceptable", dijo Christine Quinn, presidenta ejecutiva del refugio para desamparados Win NYC y expresidenta del Concejo de la Ciudad de Nueva York, quien fue citada por USA Today.

Migrantes frente al hotel Roosevelt en Nueva York, el 2 de agosto de 2023.
Migrantes frente al hotel Roosevelt en Nueva York, el 2 de agosto de 2023. Getty Images

Muchos desamparados murieron en las calles de la Gran Manzana en la década de 1970 antes de que el derecho a refugio fuera aprobado, subrayó la Coalición por los Desamparados.

Ello llevó a que en 1981, después de una demanda colectiva, la ciudad y el estado de Nueva York accedieran a proveer refugio a los desamparados. Ese derecho, posteriormente, fue extendido a las mujeres y a las familias.

La llegada del invierno

La crisis que enfrenta la ciudad está teniendo lugar a las puertas del implacable invierno neoyorquino.

"Estamos camino del invierno. No es posible sobrevivir [en las calles]. No dejamos que nuestras casas bajen a los 40ºF [4ºC] en la noche, porque sería algo peligroso", subrayó Margot Kushel, directora de Benioff Homelessness and Housing Initiative, de la Universidad de California, en San Francisco.

Las personas que viven en las calles, además, están en mayor riesgo de ser víctimas de actos violentos.

De acuerdo con un informe del Urban Institute, que realizó un estudio en el área de Los Ángeles, "los datos recogidos revelan que las tasas más altas de victimización y experiencias traumáticas tienen como causa la vida en las calles y que ambas son eventos comunes en el caso de las mujeres desamparadas", indicó el reporte de USA Today.

La Coalición para los Desamparados y la ciudad de Nueva York se encuentran en estos momentos en conversaciones sobre el límite de días que reciben los migrantes. para Will Watts, subdirector ejecutivo del grupo, esa ventana de tiempo es arbitraria.

La oficina del alcalde declaró a USA Today que se había llegado al límite de 30 y 60 días para que los migrantes abandonaran los refugios porque se consideró que les brindaba oportunidad de tomar decisiones sobre sus próximos pasos.

Miembros de grupos sin fines de lucros y abogados especializados en temas de vivienda que hablaron con USA Today, indicaron que funcionarios de la ciudad estaban ofreciendo boletos de avión a los migrantes que quisieran establecerse en otros partes del país.

Laura Sumajjan, una madre colombiana con tres hijos, relató a USA Today que había recibido la opción de abordar un avión con destino a Mississippi pero que había declinado la oferta porque no conoce a nadie más allá de Nueva York, donde sus hijos asisten a la escuela.

"[Los funcionarios públicos] dijeron que Nueva York estaba muy llena", dijo Sumajjan, de 28 años, citada por el rotativo. Añadió que no le preguntaron que quería hacer antes de brindarle la posibilidad de irse a Mississippi. Su familia no ha recibido la notificación de desalojo.

La joven, que llegó a Estados Unidos hace un año y medio después, aseguró que hizo el viaje a través de México hacia la frontera para que sus hijos recibieran una mejor educación en Estados Unidos.

"Todo el mundo merece oportunidades", afirmó.