IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Miles de jóvenes migrantes quedan en el limbo tras meses de espera para obtener DACA

"Tenía tantas ofertas [de trabajo], pero ahora que mi solicitud ha sido puesta en pausa, ni siquiera puedo ir a las entrevistas", dijo una dreamer, "quiero una solución permanente, porque nos la merecemos".
/ Source: Telemundo

Por Nicole Acevedo – NBC News

Para Inés Martínez, apuntarse al programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) fue un rayo de esperanza durante la pandemia de coronavirus.

Siete meses después de presentar su solicitud, Martínez esperaba unirse al programa federal que ha permitido estudiar y trabajar sin miedo a la deportación a más de 600,000 adolescentes y adultos jóvenes que carecen de estatus legal tras haber sido traídos a Estados Unidos de niños, también conocidos como dreamers.

“Tenía mucha confianza en que me aprobarían, porque soy una buena candidata. Yo califico para el programa”, dijo Martínez, de 19 años.

Se sintió más confiada el mes pasado cuando los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, en inglés) le pidieron que acudiera a tomarse los datos biométricos, uno de los últimos pasos en el proceso de solicitud, en el que las autoridades registran fotos y huellas dactilares de los solicitantes.

Lo único que se interponía entre Martínez y conseguir un trabajo fue una carta oficial de aprobación de la agencia de inmigración. Estaba ansiosa por trabajar para terminar de pagar su auto y ahorrar dinero para transferirse del community college a una universidad y obtener un título en comunicaciones y estudios internacionales.

Pero nunca recibió su carta de aceptación de DACA.

Un juez federal de Texas dictaminó el pasado viernes que el programa es ilegal, y permitió seguir procesando los permisos ya concedidos pero prohibió al Gobierno aprobar nuevas solicitudes, dejando a Martínez y otros miles en suspenso.

Después de invertir tanto tiempo, dinero y esfuerzo, "que esto suceda ya dos veces es simplemente devastador", dijo Martínez, quien vive en California. La primera vez fue cuando se le impidió presentar una solicitud luego de que el expresidente Donald Trump cancelara DACA en 2017 (la Corte Suprema anuló posteriormente esa decisión). 

Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración recibieron más de 50,000 solicitudes de DACA de enero a marzo después de que, tras el dictamen de la Corte Suprema, el Gobierno comenzara a aceptar nuevas peticiones.

Pero la mayoría de las solicitudes nunca se procesaron porque la pandemia afectó la capacidad limitada en medio de una mayor demanda, según USCIS.

["Si tienes DACA, te quedas con tu DACA": quiénes son los afectados por el fallo de un juez federal contra el programa que protege a los dreamers]

Julian Cornejo, de 21 años, uno de los nuevos solicitantes de DACA, dijo que no había recibido respuesta desde que presentó su solicitud en marzo. Tras la decisión de la corte de Texas, su abogado de inmigración le dijo que "todos los solicitantes podrían permanecer en el limbo" indefinidamente.

El fallo se produjo en una demanda presentada por Texas y otros ocho estados liderados por republicanos. Afirmaron que la Administración del expresidente Barack Obama violó la Ley de Procedimientos Administrativos al crear DACA por no publicar primero la propuesta y no buscar comentarios públicos antes.

Los manifestantes se reúnen a lo largo de Pennsylvania Avenue frente a la Casa Blanca durante una manifestación a favor de DACA en Washington, D.C., el 5 de septiembre de 2017.Zach Gibson / Getty Images

Cornejo, quien vive en Florida, estaba ansioso por inscribirse en la universidad, trabajar y obtener una licencia de conducir una vez que tuviera el estado DACA. "Estaba muy frustrado y muy decepcionado", dijo.

La senadora Catherine Cortez Masto, demócrata de Nevada, la primera y única latina en el Senado, criticó a la actual Administración de Joe Biden el mes pasado por el retraso extremo de casos ​​que afectan a los nuevos solicitantes de DACA.

Además, pidió a USCIS que redujera los tiempos de espera de las renovaciones, y dijo que las demoras eran "un legado de las políticas antiinmigrantes de la Administración Trump".

'Sigue sucediendo'

Michelle Lainez, de 19 años, llamó a algunos de sus amigos por FaceTime y lloró cuando se enteró de la última decisión judicial.

[5 claves para entender el dictamen de la Corte Suprema a favor de DACA]

Lainez, una estudiante de segundo año en la Universidad Trinity Washington en la capital del país, quien recibió una beca de TheDream.US, recordó estar parada en los escalones del Capitolio federal el verano pasado esperando que la Corte Suprema fallara a favor de DACA y dijera que la Administración Trump no dio una razón adecuada para ponerle fin.

“Estoy un poco cansada de ser resistente. Protesté, organicé tanta gente cuando la decisión de la Corte Suprema. Y ahora debo hacer lo mismo por esto”, dijo Lainez, quien vive en Maryland. "Sigue sucediendo, por lo que es un poco desalentador", lamentó.

Envió su solicitud en marzo, y se tomó las huellas dos meses después. Lainez sintió que la aprobación de su DACA era casi un hecho. Comenzó así a solicitar su licencia de asistente de enfermería certificada y estaba esperando su permiso de trabajo para comenzar a trabajar como asistente de enfermería geriátrica.

“Tenía tantas ofertas, pero ahora que mi solicitud ha sido pausada, ni siquiera puedo ir a las entrevistas”, dijo Lainez.

Si bien es probable que el Gobierno apele la decisión de la Corte, el fallo ha reavivado los llamados de los defensores de la inmigración para presionar al Congreso y a la Administración Biden para que presenten una solución permanente, no solo para los jóvenes elegibles para DACA sino también para los millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos.