IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Qué hay detrás de las crisis migratorias en las Américas?

Un recuento de por qué es tan complicado migrar 'legalmente' a Estados Unidos, cómo se ha reconfigurado quién llega a la mayor zona fronteriza y los problemas que se avecinan a nivel hemisférico en una edición especial del boletín Axios Latino.

📢 Axios Latino es el boletín que le resume cada martes y jueves las noticias clave para las comunidades latinas en el hemisferio. Puede suscribirse dando click aquí. Hoy tenemos una edición especial dedicada a temas migratorios que impactan las vidas de tantos.

1. El tema a destacar: Los cambios en las leyes migratorias

La migración a través del continente americano ha cambiado radicalmente durante la última década. Sin embargo, las leyes de inmigración de Estados Unidos no se han adaptado, y para abordar la creciente crisis humanitaria en su frontera sur sigue contando con un mosaico irregular de políticas heredadas del siglo pasado, según reporta Stef W. Knight de Axios.

Impulso noticioso: La Administración de Joe Biden tiene previsto poner fin a la política conocida como Título 42 el 11 de mayo. La medida, adoptada por el expresidente Donald Trump en primavera de 2020, al inicio de la pandemia de COVID-19, ha permitido a las autoridades migratorias devolver expeditamente a cientos de miles de personas sin darles la oportunidad de solicitar asilo.

  • En marzo una corte en Florida anuló otra medida migratoria que permitiría a las autoridades liberar a personas interceptadas tras cruzar la frontera, para que esperen a concluir sus trámites migratorios siendo revisados por una app o con monitores GPS en los tobillos en vez de ser internados en centros de detención.

Eso se presta a un panorama en el que al seguir llegando decenas de miles de personas a la frontera estas pudieran vivir mayores peligros, mientras que las autoridades fronterizas –así como las comunidades en la zona– pudieran verse abrumadas.

Fotografía ilustrada con tonos rojos superimpuestos a dos imágenes. La de enfrente muestra a personas con carteles de protesta que dicen "Fin al Título 42, ¡ahora!" y detrás de ellos hay otra fotografía del presidente estadounidense Joe Biden en el muro fronterizo de EE.UU.-México.
Ilustración fotográfica: Annelise Capossela/Axios. Fotos de: Aimee Melo/picture alliance y Jim Watson/AFP via Getty Images
  • Jason Houser, antes encargado del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) dice que cree de inicio que habrá un "aumento en la cantidad de [menores no acompañados]".
  • El año pasado ya fue el más mortífero desde que hay registros para los migrantes en la frontera suroeste, según los datos federales.

Ante esta realidad, la Administración Biden está considerando propuestas migratorias más estrictas.

  • Una de ellas bloquearía la posibilidad de asilo a personas que no usen los nuevos programas de libertad condicional, hagan su cita migratoria del otro lado de la frontera usando una app o piden primero asilo en otro país por el cual pasaron en su trayecto.
  • Otra medida sería la reanudación de la detención de familias migrantes. El Departamento de Seguridad Nacional también ha aumentado los recursos de vigilancia en la frontera y dice haber tomado medidas enérgicas contra las redes de contrabando.

Pero, pero, pero: Esas soluciones serían solo a corto plazo, según expertos. Se necesita seguir invirtiendo en el largo plazo a abordar las causas de la emigración desde otros países mediante diplomacia e inversiones privadas canalizadas.

  • Así que, aunque el Gobierno de Biden no será el primero en enfrentarse al problema de flujos más altos tampoco será el último a menos que las políticas migratorias realmente sean ajustadas sin ser socavadas por politiquería, dice Stef.

2. Las realidades de migrar por la vía 'correcta'

Mudarse permanentemente a Estados Unidos alguna vez fue tan fácil como subirse a un barco o cruzar la frontera caminando para algunos migrantes. 

Pero hoy en día la mayoría de los mecanismos legales para ingresar al país toman años debido a lo abrumadas que están las agencias y cortes de inmigración, así como a niveles crecientes de migración alrededor del mundo y a los límites en la disponibilidad de ciertas visas. Eso ha resultado en que se acumulen muchísimas más personas a la espera de entrar a EE.UU., según reporta Russell.

[El atasco en cortes de inmigración supera los dos millones de casos, con un promedio de espera de cuatro años]

  • Alrededor de 9 millones de personas tenían abiertos trámites de green cards para el año pasado, de acuerdo con los datos más recientes del Instituto Cato. Los tiempos de espera para obtener esos documentos de residencia se han extendido, tal que ahora pueden tomar años e incluso décadas.
  • En 1991, solo el 3% de los inmigrantes de visa preferencial por ser altamente calificados o de quienes buscaban visa para encontrarse con familiares ya en EE.UU. tuvieron que esperar más de 10 años. Para 2018, más de una quinta parte (el 27%) de los solicitantes tuvo que esperar ese tiempo.

Un vistazo al proceso de migración legal actual

Estados Unidos no ha aumentado la cantidad de ciertas visas de mediano o largo plazo que otorga cada año desde 1990, cuando el entonces presidente George H. W. Bush firmó un proyecto de ley que establecía cuotas basadas en la población total del país así como las necesidades laborales y económicas del momento.

  • Pero desde entonces han aumentado los focos rojos de emigración a nivel mundial, desde partes de Asia y África hasta partes de Latinoamérica y el Caribe.
  • Cada año millones de personas pide la visa de diversidad, conocida como la lotería de green card, cuando el Gobierno solo prevé otorgar 55,000 de esos visados. Expertos dicen que, además, es muy difícil para muchos navegar la tramitología de las visas, ya sean las de diversidad, de tipo reencuentro familiar o basadas en migrar por un empleo específico.
  • También hay mecanismos que permiten a personas vivir o trabajar temporalmente en EE.UU. como las de estudiante.
Fotografía ilustrada con colores azules y naranjas de una mujer esperando en una ventanilla de atención migratoria
Ilustración fotográfica: Aïda Amer/Axios. Fotos: Irfan Khan/Los Angeles Times y Rhona Wise/AFP via Getty Images

¿Cómo era el proceso migratorio antes?

Antes de la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos no tenía el sistema de visas que se conoce ahora. De hecho funcionaba con fronteras abiertas para ciertas personas, le dice a Axios David J. Bier, director asociado de estudios de inmigración en el Instituto Cato.

  • Los europeos solo tenían que abordar un barco destinado a EE.UU., ya que no había un consulado estadounidense para solicitar una visa. Eran procesados al llegar a Ellis Island. 

Sí, pero: En ese mismo momento, Estados Unidos impedía que algunas personas inmigraran o tomaba medidas discriminatorias hacia ciertos potenciales inmigrantes.

  • La Ley de Exclusión China (de 1882 a 1892) prohibió que trabajadores chinos migraran legalmente a Estados Unidos. Medidas similares a esa ley estuvieron vigentes hasta 1943.
  • Durante la Revolución Mexicana (1910-1920), Estados Unidos obligó a personas mexicanas que querían inmigrar a desnudarse y ser rociados con pesticidas por afirmaciones racistas falsas de que "traían enfermedades y piojos".

3. Diversificación en la frontera sur de EE.UU.

Los migrantes están haciendo viajes cada vez más peligrosos desde naciones lejanas para buscar asilo desde la frontera entre Estados Unidos y México, incluso desde China, India y Rusia

Por qué importa: Esto ha complicado una situación ya caótica en esa frontera, reporta Stef W. Knight, pues las autoridades se enfrentan a nuevas barreras lingüísticas y a responder a personas saliendo de países confrontados con EE.UU. con los que no es fácil cooperar para temas de devolución de migrantes y deportación.

  • La evolución demográfica de quiénes llegan a la frontera sur, y por qué vías, también es una señal de la desesperación que tiene tanta gente por buscar refugio en Estados Unidos.

 

Detalles: Muchas personas de fuera del hemisferio occidental a menudo vuelan a países suramericanos que no les exigen visado para dirigirse desde ahí hacia EE.UU. En ese trayecto se enfrentan, al igual que las personas del continente americano, a peligros como secuestros, extorsiones, robos y muerte.

  • Miles de migrantes chinos han realizado recientemente el peligroso viaje a través del Tapón del Darién, jungla infame por ser terreno escabroso con ríos de fuertes corrientes, que además es el hábitat natural de animales e insectos mortíferos como serpientes y la araña conga. Encima están los peligros humanos como grupos criminales que operan en el área.

La intriga: La mayoría de los voluntarios que operan en la zona fronteriza de México-EE.UU. están acostumbrados a lidiar con personas que hablan español o quizá una lengua indígena común en el continente.

  • La diversificación de las personas llegando al área ha puesto en aprietos hasta a las organizaciones asistenciales.
  • Varias han intentado apoyar a la gente usando herramientas como Google Translate, que no siempre ofrecen una traducción fiel, según dice a Axios Latino Andrea Rudnik, coordinadora de voluntarios de la ONG Team Brownsville.

4. Vivencias al solicitar asilo

Pedir asilo en Estados Unidos, pese a estar codificado en las leyes, en la práctica es demasiado complicado y conlleva muchas restricciones en comparación a lo que se promueve en papel, según dicen defensores migratorios a Astrid.

Panorama general: Políticas pensadas para reducir la migración irregular, establecidas tanto por el expresidente Donald Trump  como por el presidente, Joe Biden, han hecho que sea mucho más difícil para las personas que huyen de algún conflicto o de persecución obtener apoyo o refugio si llegan desde la frontera sur.

¿Qué es el asilo?

A nivel internacional se dio reconocimiento legal al asilo y al refugio en 1951, después del desplazamiento masivo provocado por la Segunda Guerra Mundial.

  • Estados Unidos no ratificó esa convención de 1951, pero sí firmó el Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados de 1967. Ello le obliga a brindar protección a quienes califican como refugiados ("personas que huyen de la persecución por raza, religión, nacionalidad, opinión política o más, o huyen de daños severos, incluyendo violaciones a los derechos humanos, conflictos armados y persecución", según la ONU).

Pero una ley migratoria de 1980 dice que el asilo es un estado "discrecional", por lo que Estados Unidos puede negarle asilo a algunas personas que se incluyen en la definición de refugiado.

  • En parte es porque la definición dada en esa ley a un refugiado, alguien que pueda comprobar correctamente el miedo a ser perseguido, es estrecha y resulta según expertos en que la gran mayoría de los casos son denegados.
  • Por ejemplo, muchas personas en Centroamérica huyen de violencia generalizada de las pandillas, no necesariamente amenazas muy personalizadas, y muchos jueces migratorios interpretan esos casos como fuera de lo previsto por la definición, según dice Alicia Vasquez-Crede, directora para servicios a asilados de Lutheran Immigration and Refugee Service.

¿Cómo es pedir asilo?

Ana Rosa, solicitante de asilo venezolana de 31 años, atravesó el Tapón del Darién y varios países latinoamericanos con su esposo y cuatro hijos (de 3, 6, 8 y 11 años) antes de llegar a Texas en 2022.

Fotografía ilustrada. deuna mujer dando botella a su bebé con las rejas de un puente fronterizo entre México y EE.UU. de fondo
Ilustración fotográfica Shoshana Gordon/Axios. Fotos: Gerardo Vieyra/NurPhoto y Jair Cabrera Torres/picture alliance via Getty Images
  • La familia solicitó asilo unas semanas después de llegar el verano pasado. Pero su primera audiencia ante un juez será hasta agosto próximo, según cuenta Ana Rosa, quien pidió no dar su apellido por temor a que se vea afectada su solicitud.
  • "En realidad batallamos. Nos gusta trabajar y aquí hay que hacer unas cosas sin permiso porque imagínate, ¿cómo mantenemos cuatro niños?", dijo Ana Rosa.
  • Dijo a Axios Latino que está esperando cumplir el plazo límite (150 días desde que se aceptan los papeles de solicitud, que para ella sería mediados de mayo) para pedir un permiso de trabajo que pueden tramitar algunos solicitantes de asilo en lo que se resuelve su caso.

5. Un asunto hemisférico

Los efectos cada vez más pronunciados del cambio climático, así como problemas de larga data como violencia, inestabilidad política y pesares económicos están reconfigurando los patrones migratorios desde Latinoamérica y el Caribe.

Panorama general: No solo están llegando más personas a Estados Unidos, sino también están migrando más dentro de América Latina y más allá de las ciudades que han acogido a migrantes desde hace mucho tiempo.

  • "Ha venido cambiando, se han venido volviendo más elásticas cada vez más esas dinámicas de movilidad que estaban muy marcadas", dice a Axios Latino Diego Chaves-González, director de la Iniciativa para América Latina y el Caribe en el Migration Policy Institute.
  • Pero las políticas para atender el tema aún no han sido revisadas para tomar en cuenta estos factores que hacen de la migración algo mucho más hemisférico que antes. "Si las soluciones a los sistemas migratorios y políticas aún se van a dar en zonas fronterizas, realmente no se va a lograr mucho", dice Chaves-González.

Situación actual: Ecuador llevaba siendo desde hace dos décadas un sitio de arribo para muchos migrantes de países vecinos. Ahora, la gente se está yendo de Ecuador debido al aumento de la violencia pandillera que ha hecho insostenible la vida en ciudades importantes como Guayaquil.

  • Los desastres por fenómenos naturales como huracanes, agravados por el cambio climático en daños y frecuencia, también han obligado a más personas de naciones como Guatemala, Haití, Panamá, Honduras y República Dominicana a dejar sus hogares.
  • Las presiones financieras agravadas por la pandemia y el aumento de la inflación mundial también han contribuido a un aumento de movimientos migratorios hemisféricos. Por ejemplo, Colombia registró una emigración récord el año pasado.
Ilustración a partir de dos fotografías, una de una familia migrante agarrada de la mano mientras camina en una caravana y en el fondo una foto de las inundaciones en un pueblo de Honduras.
Ilustración fotográfica: Annelise Capossela/Axios. Fotos: Pedro Pardo/AFP y por Seth Sidney Berry/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

Entre líneas: Otro problema importante detrás del incremento en movimientos migratorios a lo largo de las Américas es la falta de políticas de integración, que ayudan a nuevos inmigrantes a adaptarse culturalmente y les permiten contribuir a la economía del país al que llegaron inicialmente, según Chaves-González.

  • Eso es porque la mayoría de las medidas que abordan la migración en la región se enfocan en regular el tránsito en vez de en cómo ayudar a las personas que ya han migrado, agrega.
  • Eso ha significado, por ejemplo, que ahora más nicaragüenses están tratando de llegar a EE.UU. al huir de la represión política en su país. En el pasado, muchos se habían ido a Costa Rica, pero obtener el estatus de refugiado allí se ha vuelto mucho más difícil con el actual Gobierno y hay reportes de que el sentimiento antiinmigrante ha crecido entre los ticos.
  • De manera similar, muchos venezolanos que huyeron de la inestabilidad política y la escasez de alimentos y medicamentos en su país hacia otras naciones sudamericanas han comenzado a viajar en vez al norte desde la pandemia, incluso si eso significa cruzar el peligroso Tapón del Darién.
  • Algunos venezolanos han dicho que sentían que languidecían en un limbo mientras enfrentaban xenofobia y largas esperas para la regularización de su estatus en naciones como Perú o Colombia

Para estar pendiente: Veintiún gobiernos de las Américas (incluyendo a Estados Unidos) firmaron en junio pasado la Declaración sobre Migración y Protección de Los Ángeles. Se comprometieron a cooperar en busca de soluciones regionales y coordinadas para regular el flujo de personas.

  • Representantes de las naciones signatarias se reunieron nuevamente en Washington D.C. en septiembre pasado para comenzar a formar planes de acción conjuntos.
  • Para realmente marcar la diferencia, cualquier propuesta o plan de acción debe obtener el financiamiento adecuado y un respaldo político real, dice Chaves-González.
  • También debieran tener previsiones para combatir en conjunto a los grupos criminales que explotan a personas migrantes con promesas de tránsito, agrega el experto, e incluir programas que fomenten la resiliencia frente a las amenazas de la emergencia climática (cómo adaptar cultivos ante inundaciones, por ejemplo, en vez de solo pensar en cómo ayudar a personas recién damnificadas cuando hay una emergencia).

¡Gracias por leernos! Regresamos el martes.

Si quiere compartirnos sus experiencias o hacernos llegar sugerencias y comentarios, envíe un correo a axioslatino@axios.com.

¿Quiere leer alguna de las ediciones previas?

Un jonrón a lo maya: así celebran las ligas de béisbol menores a los latinos

Las plataformas de ‘streaming’ impulsan la diversidad en las películas de Hollywood

El trayecto para recuperar el acento en documentos oficiales de California: "Nuestro nombre es nuestro mayor tesoro"