IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Más de 10,000 inmigrantes acampan debajo de un puente en Texas tras un cruce fronterizo masivo

Más de 10,000 migrantes, en su mayoría haitianos, permanecen retenidos en condiciones precarias bajo el puente internacional de Del Río en el sur de Texas. Las autoridades migratorias están desbordadas.

Más de 10,000 inmigrantes irregulares, en su mayoría de nacionalidad haitiana, están retenidos por las autoridades estadounidenses en un campamento improvisado bajo el puente internacional de Del Río en el sur de Texas tras un cruce masivo en la frontera.

El número de inmigrantes era de unos 5,000 hace 48 horas y la cifra sigue aumentando, según dos altos funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés). 

La mayoría de los haitianos no proceden directamente de la isla, sino que han vivido en Sudamérica durante los últimos 3 a 5 años y son llevados por esta ruta por un cártel mexicano. 

Los migrantes han estado cruzando desde el martes a Estados Unidos por la zona de Del Río y han desbordado a las autoridades migratorias, que han improvisado el campamento debajo del puente internacional que conecta con Ciudad Acuña, México, a la espera de ir procesando solicitudes de asilo.

[Texas amenaza con cerrar la frontera para frenar a 8,000 migrantes que aguardan bajo un puente para solicitar asilo]

Estos migrantes duermen al raso y carecen de servicios básicos, unas condiciones que amenazan con crear una nueva emergencia humanitaria en la frontera sur.

El gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, ordenó a la policía estatal y a la Guardia Nacional que asistieran a los agentes fronterizos en Del Río, afirmando que la respuesta federal no había sido suficiente para sofocar el aumento de cruces.

"El Gobierno de Biden está en completo desorden y está manejando la crisis fronteriza tan mal como la evacuación de Afganistán", señaló, refiriéndose a la decisión del presidente Biden de poner fin a la guerra más larga de Estados Unidos.

La frontera entre Texas y México ha registrado cifras récord en las llegadas de inmigrantes irregulares desde que Biden asumió el poder en enero de este año y ya ha sido foco de una crisis política para el nuevo presidente.

Según el diario The Washington Post, muchos de los migrantes haitianos que han llegado a Texas emigraron de su país tras el terremoto de 2010 a naciones suramericanas como Brasil o Chile, pero la crisis creada por la pandemia les ha impulsado ahora hacia Estados Unidos.

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos ha enviado refuerzos al sector de Del Río para gestionar el campamento y ante la incertidumbre de que más migrantes puedan cruzar en los próximos días.

Fotografía cedida por el congresista texano Tony Gonzales donde aparecen cientos de inmigrantes indocumentados, la mayoría haitianos, albergados este jueves, en el campamento de migrantes debajo del Puente Internacional en Del Río, Texas.EFE/Congresista Tony Gonzales

"Para prevenir enfermedades relacionadas con el calor, el área con sombra debajo del Puente Internacional Del Río está sirviendo como un puesto temporal de refugio mientras los migrantes esperan a estar bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza", explicó en un comunicado este cuerpo.

La frontera suroeste se ha visto inundada en los últimos meses con un aumento de cruces no autorizados que no se había visto en más de dos décadas. Más de 200,000 personas cruzaron el mes pasado, lo que eleva el total de este año fiscal a más de 1.5 millones, según el Times.

[¿Cuáles son las consecuencias si decido quedarme ilegalmente en EE.UU.?]

Abbott anunció este jueves que cerraría seis puntos de cruce fronterizo con México para "impedir que las caravanas de migrantes infesten" el estado, aunque posteriormente dio marcha atrás y dijo que los agentes estatales solo harán acto de presencia para disminuir las llegadas.

El alcalde de Del Río, el demócrata Bruno "Ralphy" Lozano, urgió por su lado al Gobierno de Biden a "reconocer que hay una crisis fronteriza ocurriendo en tiempo real en este momento con graves consecuencias para la seguridad y la salud".

Lozano, que calificó el campamento de "favela", también alertó de que si los agentes se concentran en este punto, el resto del sector, de unas 240 millas (400 kilómetros), está quedando desatendido.

[¿Qué significa si llamó a corte y me dicen que mi caso de asilo está cerrado o completo?]

"¿Quién está vigilando al resto del sector?", dijo, en declaraciones recogidas por el Post.

Washington ha reducido los vuelos de deportación a Haití desde la crisis provocada por el magnicidio del presidente Jovenel Moïse en julio. Unos 30,000 haitianos habían cruzado a EE.UU. en el último año según datos oficiales.

Con información de EFE.