IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los funcionarios de inmigración espían a la mayoría de los estadounidenses, según un nuevo informe

"Los datos de cualquiera pueden terminar en manos de los agentes de inmigración, solo porque solicitaron una licencia de conducir; manejaron por las autopistas; u obtuvieron calefacción, agua o electricidad”, afirmó la coautora de un reporte de la Universidad de Georgetown publicado este martes.

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) ha estado llevando a cabo una operación de espionaje en el país a una escala masiva y sin respetar siempre las leyes estatales que protegen la privacidad, según un reporte que publicó este viernes el Centro de privacidad y tecnología de la Escuela de derecho de la Universidad de Georgetown.

ICE ha sido señalado anteriormente por una política agresiva de obtención de datos personales, incluyendo información obtenida a través de aplicaciones móviles, compañías de télefono, electricidad y agua. Sin embargo, el reporte de la Universidad de Georgetown revela la creación de un sistema de vigilancia más extenso.

La agencia ha reunido información de millones de personas que viven en Estados Unidos a través de bases de datos de empresas privadas, de servicios e incluso del Departamento de Vehículos, indica el reporte.

ICE se ha gastado alrededor de 2,800 millones de dólares entre 2008 y 2021 en acceso a bases de datos y herramientas de vigilancia electrónica.

"Me alarmó descubrir que ICE ha construido una infraestructura de vigilancia vasta, capaz de rastrear prácticamente a cualquiera en todo momento. ICE ha incrementado su capacidad de vigilancia casi por completo en secreto y con total impunidad, evadiendo reglas y sin el conocimiento de los legisladores", dijo en una entrevista con el diario Los Angeles Times Nina Wang, investigadora del Centro de privacidad y tecnología y coautora del estudio.

[Así espía ICE las matriculas de los autos para atrapar a migrantes]

ICE incluso ha hallado la forma de eludir algunas de las legislaciones estatales que más protegen la privacidad, como las del estado de California, afirmó Wang.

“En consecuencia, la información de cualquiera puede terminar en manos de los agentes de inmigración, simplemente porque solicitaron una licencia de conducir; manejaron por las autopistas; o se dieron de alta con sus servicios públicos locales para obtener calefacción, agua o electricidad”, abundó la investigadora.

Basándose en cientos de solicitudes de información pública, los autores del estudio descubrieron que ICE posee la informacion de tres de cada cuatro conductores con licencia en el país y es capaz de localizar a tres cuartas partes de la población a través de los recibos de los servicios.

Aunque en California el gobernador, Gavin Newsom, promulgó una ley para evitar que ICE accediera a los datos personales de los usuarios de los servicios públicos, la agencia federal ha logrado evadir la limitación comprando bases de datos de empresas como Thomson Reuters y Equifax, las cuales recaban esta información.

ICE también descubrió la forma de evadir la restricción que impuso California para que no pudiera acceder a la información de las licencias de conducir. Al contratar los servicios de LexisNexis, una compañía de recolección de información.

"Cada que creamos una ley en California, ICE encuentra un modo de darle la vuelta", afirmó la asambleísta Lorena González, según lo recogió el medio citado.