IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Lo que debe saber sobre el proyecto de ley de Georgia para que la policía arreste a indocumentados

La medida, que se discute en el Senado estatal tras su aprobación en la Cámara de Representantes, fue presentada después que la policía acusó a un inmigrante de matar a golpes a una estudiante de enfermería.

Después de que los republicanos de la Cámara de Representantes de Georgia respaldaron un proyecto de ley que obligaría a todos los departamentos de policía a ayudar a identificar a los inmigrantes indocumentados, arrestarlos y detenerlos para su deportación, varios grupos y políticos defensores han criticado la medida.

La Cámara Baja votó 97-74 el pasado jueves a favor del proyecto de ley HB 1105, patrocinado por el representante estatal Jesse Petrea, republicano por Savannah, después de que la policía acusó a un venezolano de matar a golpes a una estudiante de enfermería en el campus de la Universidad de Georgia. La medida pasó al Senado del estado para ser debatida más a fondo.

José Ibarra fue detenido el pasado viernes acusado de asesinato y agresión por la muerte de Laken Riley, de 22 años. Ibarra, de 26 años, es un ciudadano venezolano que, según las autoridades de inmigración, cruzó irregularmente hacia Estados Unidos en 2022.

El representante estatal Jesse Petrea, republicano por Savannah, habla en el capitolio de Georgia, el 6 de marzo de 2023.
El representante estatal Jesse Petrea, republicano por Savannah, habla en el capitolio de Georgia, el 6 de marzo de 2023. Associated Press

Riley era estudiante de enfermería en el campus de Atenas de la Universidad de Augusta, tras comenzar en la Universidad de Georgia. Fue hallada muerta el 22 de febrero, después de que una compañera de habitación informara que no había regresado de correr por la mañana en una zona boscosa.

El proyecto de ley también establece nuevos requisitos sobre cómo los funcionarios de prisiones deben comprobar con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) para determinar si una persona está en el país ilegalmente.

La Asociación de Funcionarios Latinos Electos de Georgia hizo pública su preocupación sobre la medida en un comunicado el pasado lunes: “La actual lista de propuestas [...] violaría las libertades constitucionales, ignoraría las necesidades de las comunidades locales y perpetuaría estereotipos dañinos sobre los latinos y los inmigrantes”.

“[Es] lo que yo llamaría una explosión de ataques, amenazas, formas de incomodar a nuestros hermanos y hermanas que son inmigrantes”, declaró por su parte del Dr. Ben Williams, presidente de la Southern Christian Leadership Conference (SCLC) en el condado de Cobb.

Entretanto, la Cobb Immigrant Alliance acusó al gobernador del estado, el republicano Brian Kemp, quien ha sido un fuerte crítico las Administración Biden en el tema de la inmigración, de crear miedo y odio hacia la comunidad de inmigrantes en Georgia.

Sin embargo, Petrea alega que la medida es necesaria para hacer cumplir la ley estatal existente que exige a la policía comprobar con ICE el estatus migratorio de las personas que no parecen ser ciudadanos estadounidenses, según la agencia de noticias The Associated Press.

“Arreglar la política ante una tragedia indescriptible no es política”, afirmó el representante Houston Gaines, republicano de Athens. “Es hacer lo correcto para asegurar que algo así no vuelva a ocurrir”.

 Los departamentos de policías han negado que estén haciendo caso omiso de la ley para consultar a ICE. El proyecto de ley haría que los agentes policiales que no comprueben el estatus migratorio sean culpables de un delito menor. El proyecto de ley también negaría la financiación estatal a las cárceles y oficinas de sheriffs que no cooperen.

 Los demócratas advirtieron de que el proyecto de ley provocaría detenciones prolongadas, separaría a los padres nacidos en otros países de sus hijos nacidos en Estados Unidos y desataría la desconfianza hacia la policía en las comunidades de inmigrantes. Dijeron que se basaba en la falsa idea de que los inmigrantes traen la delincuencia, y citaron estudios que demuestran que los inmigrantes tienen menos probabilidades de ser cometer delitos.

“Queremos que se haga justicia por lo ocurrido a Laken Riley. No queremos que personas violentas que están aquí legalmente o no estén en las calles”, declaró la representante Esther Panitch, demócrata de Sandy Springs. “Pero este proyecto de ley no lo hará. Este proyecto de ley no cerrará nuestras fronteras. No nos hará más seguros, y no hará más seguras a las mujeres”.

La ley acercaría a Georgia a estados con leyes de inmigración más agresivas como Texas, que a partir de marzo permitirá a la policía detener a los inmigrantes que entren ilegalmente en el estado y dará a los jueces locales autoridad para expulsión del país.

El propio estado de Georgia aprobó en 2011 una dura ley contra la inmigración, aunque posteriormente retiró algunas de sus partes. El representante Pedro Marín, demócrata por Duluth y el miembro latino de la Cámara que más tiempo lleva en el cargo, declaró que ya había visto antes a gente aprovecharse del miedo a los extranjeros.

He sido testigo una y otra vez de cómo representantes y senadores ambiciosos utilizan el miedo como estrategia para alcanzar y mantener un cargo electoral”, explicó Marín.

Pero el representante Rey Martinez, un republicano latino de Loganville, aseguró que su partido sólo persigue a los delincuentes.

“No estamos tras los inmigrantes. No los perseguimos. No estamos tras ellos”, indicó Martinez. “Lo que estamos persiguiendo es a estas personas que cometen delitos. Eso es lo que perseguimos”.

Petrea añadió una crítica mordaz a Ibarra: “Dijo que estaba aquí por asilo. Estaba aquí por agresión”.

El requisito de ayudar al ICE exigiría que las ciudades y condados que reúnan los requisitos soliciten lo que se conoce como acuerdo 287(g) para permitir que los agentes locales apliquen la ley de inmigración. No está claro cuántos serían aceptados: la administración del presidente, Joe Biden, ha restado importancia al programa.

El Centro de Recursos Legales para Inmigrantes contabilizó en julio que seis de los 159 condados de Georgia tienen acuerdos 287(g) con ICE. Cinco de ellos son sólo cárceles. El condado de Oconee, un suburbio de Athens, cumple las órdenes de detención por violaciones de inmigración y órdenes de deportación. Los organismos estatales también cooperan con ICE.

Al menos tres condados de Georgia abandonaron la cooperación con ICE en las cárceles, según el centro, incluidos dos grandes condados suburbanos de Atlanta –Gwinnett y Cobb–, donde fue un importante tema de campaña.

“Este programa destrozó familias, niños y familias”, aseguró el representante demócrata Sam Park, de Lawrenceville.

Pero Petrea explicó que la asistencia local es necesaria. “No cooperar con las autoridades federales de inmigración pone en peligro la seguridad pública y es una burla hacia las leyes de inmigración de nuestra nación, punto”, subrayó.

Con información de The Associated Press y FOX 5 Atlanta