IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los migrantes haitianos en la frontera han sido liberados en Estados Unidos “a una escala muy grande”

Miles de migrantes acamparon en los últimos días en un pequeño pueblo fronterizo de Texas el Gobierno advirtió que serían expulsados. Ahora muchos han quedado libres con un aviso para acudir en una oficina de inmigración en el plazo de 60 días.
/ Source: The Associated Press

Por Elliot Spagat, Maria Verza y Juan A. Lozano - The Associated Press

Muchos migrantes haitianos acampados en un pequeño pueblo fronterizo de Texas están siendo liberados en Estados Unidos, según comunicaron el martes dos funcionarios estadounidenses, a pesar de que el Gobierno aseguró que las miles de personas asentadas en la zona se enfrentaban una expulsión inmediata.

Los haitianos han sido liberados “a una escala muy muy grande” en los últimos días, según un funcionario que situó la cifra en miles. La fuente, con conocimiento directo de las operaciones, habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizada a discutir el asunto en público.

Muchos han quedado libres con un aviso para acudir en una oficina de inmigración en el plazo de 60 días, una solución que requiere menos tiempo de procesamiento para los agentes de la Patrulla Fronteriza que ordenar una aparición ante una corte migratoria, y apunta a la velocidad con la que se están moviendo las autoridades, apuntó el funcionario.

El Departamento de Seguridad Nacional ha estado transportando en bus a los haitianos desde Del Río a El Paso, Laredo y el Valle del Río Grande, a lo largo de la frontera de Texas, y esta semana incluyó vuelos a Tucson, Arizona, explicó la fuente. Los migrantes están siendo procesados por la Patrulla Fronteriza en esos puntos.

[“Tenemos hambre”, dicen los inmigrantes haitianos que cruzan desesperadamente a EE.UU.]

Un segundo funcionario, también con conocimiento directo del asunto y que habló bajo condición de anonimato, señaló que una gran cantidad de haitianos estaban siendo procesados conforme a la ley migratoria y no estaban embarcando en los vuelos de deportación a Haití que comenzaron el domingo. El funcionario no pudo ser más específico con respecto a la cifra.

En los últimos días, las autoridades estadounidenses se esforzaron para encontrar autobuses a Tucson, pero recurrieron a los vuelos al no poder encontrar contratistas de transporte suficientes, dijeron ambos funcionarios. Aviones de la Guardia Costera llevaron a los haitianos desde Del Río a El Paso.

Vista aérea del campamento de migrantes improvisado a lo largo del puente internacional de Del Río, Texas, el martes 21 de septiembre de 2021.Julio Cortez / AP

Las liberaciones en Estados Unidos se produjeron a pesar de los indicios de un masivo esfuerzo para expulsar a los haitianos en vuelos a su país bajo la autoridad derivada de la pandemia que niega a los migrantes la oportunidad de solicitar asilo. Un tercer funcionario no autorizado a discutir el operativo en público dijo que está previsto que, a partir del miércoles, haya siete vuelos diarios a Haití.

Los relatos de liberaciones masivas — algunas presenciadas por reporteros de The Associated Press en la estación de buses de Del Río — son lo contrario a las declaraciones realizadas en la víspera por el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, quien viajó a la ciudad para prometer una respuesta rápidas.

[La ciudad de Acuña se vuelca en ayudar a los migrantes que han regresado desde Texas]

“Si viene a Estados Unidos de forma ilegal, será deportado, su viaje no tendrá éxito y estará poniendo en peligro su vida y la de su familia”, afirmó Mayorkas en una conferencia de prensa el lunes.

Las liberaciones se producen en medio de un rápido operativo para vaciar el campamento instalado bajo un puente que, según algunas estimaciones, durante el din de semana albergó a más de 14,000 personas en una ciudad de 35,000 habitantes.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, señaló en una visita a Del Río el martes que la principal autoridad del condado le dijo que el conteo más reciente del asentamiento era de unas 8,600 personas.

Los criterios para decidir quiénes son deportados a Haití y quienes quedan libres en suelo estadounidense no estaban claros, pero los dos funcionarios apuntaron que la prioridad para los vuelos de expulsión eran los adultos solos.

El Departamento de Seguridad Nacional no respondió de inmediato a una petición de comentarios el martes en la noche.