IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las cortes de inmigración aceleran los juicios de deportación para inmigrantes que están en libertad

Las nuevas directrices del Departamento de Justicia también sancionarán a los abogados que presenten casos migratorios sin sustento legal y reducirán las audiencias preliminares.

Las cortes de inmigración acelerarán los procesos de deportación de los indocumentados que no se encuentran bajo custodia de ICE, y sancionarán a los abogados que presenten casos sin sustento legal, según las nuevas disposiciones que dio a conocer la Oficina de Revisión de Casos de Inmigración (EOIR, por su sigla en inglés), dependiente del Departamento de Justicia y por tanto del Gobierno de Donald Trump. 

“Como parte de su compromiso continuo de asegurar adjudicaciones eficientes y justas y que cada extranjero con un reclamo de alivio o protección contra la deportación reciba una audiencia de manera oportuna, el EOIR implementa un nuevo modelo de procesamiento de flujo de casos de remoción sin estatus que involucran a extranjeros no detenidos con representación”, de acuerdo al documento que fue divulgado este martes.

[Desempleo, diversidad y deportaciones: verificamos lo que Biden ha dicho sobre los latinos y la inmigración]

La nueva guía, que busca aligerar a las cortes de un retraso de más de 1.4 millones de casos de deportación pendientes, cancelará asimismo las audiencias del calendario general, una cita preliminar en la que generalmente se establecen las fechas de presentación para los inmigrantes que no están detenidos.

En su lugar, la corte enviará una orden de programación a los abogados, quienes luego tendrán al menos 45 días para presentar cualquier escrito o solicitud de ayuda migratoria, como asilo.

[Siga las últimas noticias sobre inmigración]

"Exigir innecesariamente a las partes que se presenten a audiencias breves, incluso por teléfono o videoconferencia, simplemente incurre en costos innecesarios y crea ineficiencias en el procesamiento de casos para los tribunales de inmigración", según el memorándum que firma el director de la EOIR, James McHenry.

[Estas son las promesas de inmigración de Joe Biden, el nuevo presidente electo]

Además de la eliminación de audiencias preliminares, la agencia “también desalienta a que se realicen audiencias del calendario maestro en casos que involucran a extranjeros representados solo con el propósito de presentar una solicitud y a partir de ahí programar una audiencia de méritos individuales”.

En el caso de que la deportación “ya se ha determinado” pero aún no se ha celebrado la audiencia correspondiente de méritos individuales, “se recomienda a los jueces a emitir una orden de programación previa a la audiencia” con el objetivo de acelerar la deportación.

Del mismo modo, si una petición no se presenta dentro del tiempo establecido por el juez "se considerará que el acusado ha renunciado a su proceso”.

[La Casa Blanca impidió que familias separadas en la frontera recibieran ayuda psicológica]

Según el Departamento de Justicia, el número de casos de los tribunales de inmigración ha aumentado en más de un 800% en las últimas dos décadas.

Esta cantidad de casos también se refleja en las cifras que maneja la junta de apelaciones, que tenía pendientes más de 65,200 casos que se habían apelado al final del año fiscal 2019, frente a los 12,700 solo dos años antes, según el mismo departamento.

Con información de Law 360