IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

“La reforma migratoria tiene el apoyo de todos”: Biden insiste en que es una prioridad para su Gobierno aunque no ha logrado cumplirla

Biden prometió proteger DACA, agilizar las 'green cards' y acabar con las políticas de Trump de 'tolerancia cero'. A un año de comenzar su gestión, esto es lo que el presidente dijo sobre la inmigración en su discurso del Estado de la Nación.

El presidente, Joe Biden, se presentó este martes ante el Congreso para anunciar los logros de su Gobierno en política interior y exterior en su primer discurso del Estado de la Nación. Habló sobre la invasión rusa a Ucrania, la economía y la creciente inflación, y sobre el estado de las políticas migratorias en el país.

"Si queremos promover la libertad y la justicia, debemos asegurar la frontera y arreglar el sistema de inmigración", dijo el mandatario durante su intervención.

Biden aseguró que Estados Unidos puede lograr ambas cosas y recordó que se han instalado en la frontera nuevos dispositivos tecnológicos "como escáneres de última generación" para detectar el contrabando de drogas y otras actividades ilícitas.

[El manejo de Biden de la inmigración recibe una baja puntuación según su propia encuesta]

"Hemos establecido patrullajes conjuntos con México y Guatemala para atrapar a más traficantes de personas. Estamos implementando jueces de inmigración para que los casos de las familias que huyen de la persecución y la violencia puedan procesarse más rápido", afirmó el presidente.

Además, Biden hizo énfasis en las alianzas y compromisos que está estableciendo con diversos gobiernos de América del Sur y Centroamérica con el fin de "acoger a más refugiados y asegurar sus propias fronteras".

"Podemos hacer todo esto mientras mantenemos encendida la antorcha de la libertad que ha traído a generaciones de inmigrantes a esta tierra: mis antepasados ​​y muchos de los suyos valoraron eso", dijo el mandatario.

[USCIS amplía a dos años los permisos de trabajo a algunos migrantes para aliviar los retrasos que dejan a muchos sin empleo]

Según una encuesta reciente, encargada por el grupo de defensa de los migrantes NILC Immigrant Justice Fund, el 66% de los posibles votantes en las elecciones de mitad de periodo desaprueba la gestión del presidente en materia de inmigración.  

Biden aseguró que se debe proporcionar un camino hacia la ciudadanía para los dreamers, las personas con estatus temporal, así como los trabajadores agrícolas y trabajadores esenciales.

"Debemos revisar nuestras leyes para que las empresas tengan los trabajadores que necesitan y las familias no esperen décadas para reunirse. No solo es lo correcto, tiene sentido económico", afirmó el presidente.

"Es por eso que la reforma migratoria cuenta con el apoyo de todos, desde los sindicatos hasta los líderes religiosos y la Cámara de Comercio de los Estados Unidos. Hagámoslo de una vez por todas", aseveró.

[Es falso que los indocumentados tengan mayor acceso a la atención médica que los estadounidenses]

Entre sus hallazgos, el sondeo de NILC Immigrant Justice Fund especifica que el 71% de las personas consultadas dijeron que la reforma migratoria debería ser una prioridad extremadamente o muy importante para la Casa Blanca y el Congreso.

"Creo que se han tomado pasos para un sistema migratorio más humano pero, a la vez, hay políticas que siguen permaneciendo y que fueron heredadas de los tiempos de Trump incluyendo la expulsión de migrantes que buscan asilo político", dijo Chuy García, representante demócrata por Illinois, en una entrevista reciente con Noticias Telemundo.

Durante los últimos meses, diversos reportes confirman que Biden ha expresado su inconformidad porque no tiene un solo voto republicano asegurado en el Senado a favor de la reforma migratoria que planteó al inicio de su administración.

[El programa ‘Quédate en México’ obligó a más de 70,000 migrantes a regresar a ese país]

“Creo que ni siquiera puedo contar uno”, dijo un alto asesor republicano a NBC News el año pasado. En mayo del año pasado, los republicanos dijeron que no avanzarían en las negociaciones a menos que Biden comenzara a implementar un control más estricto sobre la frontera sur.

"En realidad, los republicanos son los que causan mucha frustración porque hemos pasado los proyectos de ley para los dreamers, el proyecto de ley para la movilización con el fin de incluir a más personas en la legalización (...) pero dependerá de lo que ellos quieran aprobar. Queremos respetar lo que la migración trae a Estados Unidos", dijo Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, en una entrevista con Noticias Telemundo horas antes del discurso de Biden.

[Los tres congresistas latinos que no están felices con Biden por no lograr un alivio migratorio]

Además, recientemente la Corte Suprema aceptó examinar una audiencia rápida para el requerimiento de la Administración Biden de acabar con el programa migratorio Quédate en México, que obliga a los solicitantes de asilo a esperar en el país vecino hasta las audiencias de sus casos en cortes de inmigración de Estados Unidos.

Los magistrados acordaron escuchar la apelación del Gobierno contra los dictámenes tribunales inferiores que le obligaron a restablecer el programa puesto en marcha por el expresidente Donald Trump en 2019.

[“Estamos hartos de mentiras, queremos una reforma”: la demanda de quienes se manifiestan en ‘Un día sin inmigrantes’]

Los argumentos de ambas partes se presentarán en abril, y se espera una decisión antes de finales de junio.

Biden suspendió el programa, formalmente llamado Protocolos de Protección al Migrante, en su primer día en la Casa Blanca, y el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, lo canceló de forma definitiva en junio de 2021. 

Pero una decisión judicial obligó al Gobierno a volver a ponerlo en marcha, y ahora sigue vigente aunque a un ritmo mucho menor que con Trump.