IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"La Patrulla Fronteriza de EE.UU. no ha puesto ningún caimán en el río Grande" para disuadir migrantes

Un portavoz desmiente teorías conspirativas luego de que la agencia federal publicara la foto de un enorme cocodrilo, que se volvió viral. Expertos advierten que estos reptiles no suelen atacar a los humanos, pero pueden ser agresivos si no se toman precauciones.

La foto de un enorme caimán sobre las aguas del río Grande, que fue publicada el fin de semana en redes sociales por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (CBP) y se volvió viral rápidamente, originó teorías conspirativas que la agencia federal describió a Noticias Telemundo como infundadas.

Usuarios en redes sociales e incluso medios de prensa han especulado sobre supuestas intenciones de las autoridades migratorias estadounidenses de ‘plantar’ caimanes en el río —por donde decenas de migrantes cruzan a nado diariamente— para disuadir la inmigración irregular.

Un portavoz de CBP desmintió esa falsa teoría conspirativa y dijo que la agencia no tiene intenciones de usar reptiles como táctica para prevenir la inmigración.

“La Patrulla Fronteriza no ha puesto ningún caimán en el río Grande y no tiene planes de hacerlo”, dijo el portavoz en un correo electrónico enviado a Noticias Telemundo.

CBP no confirmó la locación exacta donde se tomó la controversial fotografía, pero el portavoz estimó que podría tratarse de las cercanías de Eagle Pass, en la frontera de Texas con Coahuila, México, donde expertos en fauna aseguran que la presencia de caimanes es infrecuente.

"Los rumores resurgen de vez en vez, cuando hay avistamientos de caimanes", explicó el portavoz, quien dijo no conocer de incidentes trágicos entre estos reptiles y los migrantes que cruzan el río.

La fotografía se viralizó rápidamente en el contexto de un drástico aumento en el número de migrantes que intentan alcanzar suelo estadounidense.

Según datos de CBP, hubo más de 260,000 encuentros solo en abril, casi 10 veces más de los reportados para el mismo mes hace dos años, en 2020. En el caso de nacionalidades como los cubanos, la Administración de Joe Biden lidia con el mayor éxodo en la historia reciente de la isla comunista.

“En el río Grande sí puedes encontrar la especie conocida como alligator mississippiensis o cocodrilo americano, nativa de México y Estados Unidos", dijo a Noticias Telemundo Samuel Serrano, un experto en estos reptiles en el Instituto Mexicano de Fauna, Flora y Sustentabilidad Social.

Aunque la mayoría de las especies de cocodrilos no representan un peligro para los humanos, "si el animal se encuentra hambriento y considera que un individuo puede ser presa, sí pudiera llegar a atacar. Son oportunistas y atacarán a lo primero que consideren como fuente potencial de alimento”, aclaró Serrano.

[“Quiero emprender una vida normal”: un cubano cruza el río Bravo con una sola pierna y retrata el drama del éxodo]

En Estados Unidos, esta especie está más presente en embalses de Carolina del Norte, Texas, Louisiana, Alabama y Florida. En México, se encuentra con frecuencia en estados como Jalisco, Oaxaca y Tamaulipas, pero no así en Coahuila, por donde ocurren muchos de los cruces de migrantes por la zona del río ubicada en la ciudad de Piedras Negras, explica el experto.

"Este es un animal que sí llega a desplazarse varios kilómetros. Es posible que se haya internado un poquito más hacia el oeste, en el estado de Coahuila”, dijo Serrano. "Pareciera que se fue a explorar, se desplazó un tanto de donde usualmente se encuentra, por lo que su avistamiento puede considerarse como un evento aislado”.

Otra posible explicación para la presencia del enorme reptil fotografiado recientemente, agregó, es que quienes tienen esos animales como mascotas suelen liberarlos una vez que alcanzan una talla y peso que no son sostenibles para el ambiente doméstico.

El reptil de la foto mide aproximadamente tres metros, según el experto.

Aunque no se han registrado reportes de ataques a migrantes en la historia reciente de los cruces por el embalse que divide parte de México y Estados Unidos, eso "no significa que no sea posible que lleguen a atacar a un individuo que pudiera cruzar a nado al río”, dijo.

Los cocodrilos, acotó, también son animales "carroñeros" que pueden alimentarse de cadáveres, "lo cual puede explicar por qué algunos migrantes desaparecidos en el río jamás se localizan”.

"No nos podemos confiar"

Esta semana se hallaron dos cuerpos en el río en las cercanías de Eagle Pass, uno de ellos era un joven venezolano. Según CBP, en lo que va del año fiscal se han encontrado 90 personas muertas en el embalse.

Entre abril y septiembre los avistamientos de cocodrilos se incrementan, cuando estos animales emergen buscando el calor del sol con la llegada de la primavera. Por eso Serrano recomienda tomar medidas para evitar incidentes fatales.

“La gente debe alejarse de ellos, mantenerse a la orilla, no alimentarlos, evitar que animales de compañía como perros y gatos estén cerca. Son animales oportunistas y no nos podemos confiar”, dice.

Recomendaciones del Instituto Mexicano de Fauna, Flora y Sustentabilidad para evitar incidentes con cocodrilos.
Recomendaciones del Instituto Mexicano de Fauna, Flora y Sustentabilidad para evitar incidentes con cocodrilos.Instituto Mexicano de Fauna, Flora y Sustentabilidad Social.

Los reportes de avistamientos de caimanes en el río Grande se remontan al menos hasta 2006, cuando un grupo de pescadores mexicanos capturó un cocodrilo de 7.5 pies en el embalse. En 2019, un reptil de 6 pies de largo también fue captado en video por agentes de la Patrulla Fronteriza en Piedras Negras, en la frontera con Texas.

Tampoco son nuevas las teorías conspirativas sobre supuestas tácticas disuasorias contra los migrantes.

En 2019, el entonces presidente Donald Trump negó los reportes de que su Administración había discutido en privado la opción de fortalecer la frontera sur con culebras y caimanes.

“La prensa está tratando de vender el hecho de que yo quería una trinchera rellena de caimanes y serpientes, con una valla electrificada y picos afilados en la parte superior en nuestra Frontera Sur”, tuiteó Trump en ese momento. “Puede que yo sea duro con la seguridad fronteriza, pero no tanto. La prensa se ha vuelto loca”.