IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Cámara Baja aprueba legislación que busca deportar a inmigrantes que conducen ebrios o drogados

No está claro qué futuro tiene la medida H.R. 6976 en el Senado, controlado por los demócratas. Una legisladora de esta bancada ha criticado que el proyecto de ley puede conducir a la separación forzada de familias.

La Cámara de Representantes, de mayoría republicana, aprobó este jueves un polémico proyecto de ley que busca poder deportar a los inmigrantes condenados por conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas (DUI, en inglés). No está claro qué futuro tiene la medida en el Senado, controlado por los demócratas.

La medida H.R.6976 fue aprobada por 274-150 votos, en su gran mayoría republicanos. Tuvo el apoyo de 59 representantes demócratas.

“Este proyecto de ley hace que conducir en estado de ebriedad o bajo los efectos del alcohol sea motivo para (1) prohibir la entrada a Estados Unidos a un nacional no estadounidense (un extranjero, según la ley federal), o (2) deportar al individuo”, detalla el texto de la legislación.

Y aclara que, para que un individuo sea elegible para la deportación, este “debe haber sido condenado” de un delito relacionado con un DUI.

La congresista Rashida Tlaib, demócrata por Michigan, criticó la medida en un comunicado, al sugerir que tiene matices racistas.

“Esto significaría que nuestros vecinos inmigrantes que vinieron aquí legalmente y que han residido en nuestras comunidades durante décadas podrían ser deportados y arrancados de sus familias debido a una condena por un delito menor de DUI, creando un sistema de justicia aparte y desigual”, argumentó.

Pero el representante Barry Moore, republicano por Alabama y principa impulsor del proyecto de ley, justició la medida en declaraciones a la cadena conservadora Fox News. “En Estados Unidos, cada 45 minutos muere alguien en un accidente con un conductor ebrio”, dijo.

Cada año se realizan alrededor de 1 millón de arrestos en Estados Unidos por conducir bajo la influencia del alcohol y/o las drogas, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Sin embargo, no hay cifras que establezcan que los inmigrantes están sobrerrepresentados en los números.

La medida se aprueba en la Cámara Baja mientras el Gobierno de Joe Biden enfrenta un escrutinio cada vez mayor por la crisis migratoria en la frontera sur. Y un día después de que un comité de mayoría republicana aprobara convocar a un voto en el pleno que busca someter a juicio político a Alejandro Mayorkas, el secretario de Seguridad Nacional, por su manejo de la frontera con México.

El Congreso negocia hace semanas un duro paquete migratorio que contempla restricciones al asilo, como parte de las exigencias de los republicanos para aprobar 106,000 millones de dólares en ayuda solicitados por Biden para Ucrania, Israel y otras necesidades de seguridad nacional.

El número de inmigrantes procesados Aduanas y Protección Fronteriza tras cruzar la frontera desde México batió un récord en diciembre, con más de 300,000, una cifra que incluye también un número nunca antes registrado de familias con niños, según datos del Gobierno.