IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

ICE los deportó de incógnito en vuelos comerciales. Ahora les concede una segunda oportunidad en EE.UU.

Ricardo Villasmil denuncia que fue detenido y golpeado por funcionarios venezolanos cuando llegó deportado a Caracas y que amenazaron con un arma a su esposa embarazada.

FORT LAUDERDALE, Florida.– En sus primeras horas en libertad en Estados Unidos, Ricardo Villasmil, un inmigrante venezolano de 23 años, se subió a un taxi, pidió que lo llevaran a un hotel con el inglés básico que trajo de su país, y recibió por sorpresa un contingente de comida típica estadounidense. No dio abasto con tantos nuggets y hamburguesas que su familia le envió para celebrar que ya estaba en el país y libre. Antes de acostarse, Villasmil quitó las almohadas de la cama porque, desde la golpiza en Caracas, necesita dormir en plano y sin moverse.

“Ellos sabían lo que estaban haciendo. Me estaban torturando. Eso era una tortura y sabían qué hacer”, dijo a Noticias Telemundo Investiga sobre los funcionarios venezolanos que lo procesaron en el aeropuerto.

Las autoridades del país recibieron a Ricardo Villasmil en octubre de 2021, así como a otros retornados, con largos interrogatorios, maltratos físicos y semanas de persecución, según el testimonio de cuatro de ellos a Noticias Telemundo Investiga.

La esposa de Villasmil, Daniela Vilora, que está embarazada, también sufrió amenazas directas y a golpe de arma.

“Me apuntaron y le dijeron a mi esposa que qué sentía ella saber que mi hijo iba a nacer sin papá", asegura Villasmil.

No vieron más alternativa que huir juntos. En la frontera estadounidense, la Patrulla Fronteriza liberó rápidamente a Vilora --era su primer intento de lograr asilo y estaba embarazada-- y a él lo transfirieron al centro de detención de ICE hasta que lo liberaron para seguir con su caso.

Me apuntaron y le dijeron a mi esposa que qué sentía ella saber que mi hijo iba a nacer sin papá"

RICARDO VILLASMIL

Noticias Telemundo Investiga tiene constancia de que las autoridades migratorias han liberado al menos a cinco venezolanos, previamente deportados y que volvieron a cruzar la frontera, para seguir sus procesos de asilo en libertad, en Estados Unidos.

Abrazos, globos y playeras de bienvenida

Villasmil fue liberado del South Texas Detention Center, situado al suroeste de San Antonio. En el aeropuerto de Fort Lauderdale, Florida, su familia en Estados Unidos lo esperaba con globos de bienvenida y playeras impresas para la ocasión. “Concedido, el equipo está completo”, se leía en las camisetas.

Su madre, Carolina Esparza, la artífice de la vistosa bienvenida, dice que Dios y el Gobierno de Estados Unidos les concedió lo que pedían desde el día de la deportación: que su hijo Ricardo volviera al país, fuera procesado por las autoridades y liberado como al resto de su familia para seguir con su proceso de asilo. Cuando se vieron tras ocho meses, chocaron sus cuerpos con tanta fuerza que casi se hicieron daño, y rompieron a llorar.


Ricardo Villasmil y su esposa Daniela Viloria se abrazan en el aeropuerto de Fort Lauderdale, Florida. Febrero 2022
Ricardo Villasmil y su madre, Carolina Esparza, se reencuentran en el aeropuerto de Fort Lauderdale, Florida. Febrero 2022Noticias Telemundo Investiga

La deportación de Villasmil, que él mismo grabó con su celular, se convirtió en un emblema de estas expulsiones silenciosas de venezolanos. El 31 de enero, Noticias Telemundo Investiga reveló que el Gobierno de Biden ha estado usando República Dominicana para deportar a venezolanos a su país, y el 5 de febrero publicamos que varios de ellos denuncian que los funcionarios los maltrataron al llegar a Caracas.

Las revelaciones causaron indignación entre organizaciones proinmigrante, e incluso dentro del Partido Demócrata. Uno de sus senadores más veteranos, Bob Menéndez, las calificó de “extremadamente preocupantes” en un comunicado del 1 de febrero.

Joe Biden había criticado estas deportaciones de venezolanos a través de países de tránsito cuando era candidato a la presidencia, y el propio Gobierno de Estados Unidos calificó en 2021 a Venezuela como “un régimen ilegítimo y autoritario”.

[Una isla caribeña es la puerta trasera de ICE para deportar a venezolanos]

Noticias Telemundo Investiga contactó a la Casa Blanca para consultar su postura en el caso pero no obtuvo respuesta.

Villasmil sostiene que, a su llegada a Caracas, lo procesaron funcionarios de la Fiscalía que se identificaron como tal, y funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN). "Y ahí empezó la película de terror", relató.


Ricardo Villasmil muestra una fotografía suya con collarín para curarse la lesión cervical que padece. Febrero 2022
Ricardo Villasmil muestra una fotografía suya con el collarín que usó para curarse la lesión cervical que padece. Febrero 2022Noticias Telemundo Investiga

“Caí tendido en el piso. Ellos me dicen: '¿No estabas en Estados Unidos?, pídele ayuda a Biden, mariquito'. Cuando me intento levantar, intento agarrar fuerzas, no puedo. El dolor fue insoportable y perdí el conocimiento”.

También dice que le pusieron una bolsa en la cabeza hasta llegar a momentos de asfixia, le patearon el cuerpo, y le pusieron durante horas la cabeza entre las rodillas: "Llega una persona y me agarra del cuello y me obliga, me forcejea el cuello para poner mi cabeza entre las rodillas, y se me acerca y me dice, 'Si te mueves, te mato"

Llega una persona y me agarra del cuello y me dice: 'Si te mueves, te mato"

RICARDO VILLASMIL

Sólo sabe que perdió la consciencia y apareció libre en un hospital público de la capital. Semanas después de ese arresto, un médico le diagnosticó neuritis cervical, una inflamación de los nervios alrededor de las vértebras.

Naciones Unidas advirtió en 2020 que las autoridades venezolanas usan, en su represión política, posiciones de estrés durante largos periodos de tiempo de hasta 12 horas. Y Amnistía Internacional denunció este mes que la detención y violencia por motivos políticos es sistemática en el país.

[Más desigualdad, abusos de derechos humanos y menos vacunas: el legado de la pandemia de coronavirus en las Américas]

Noticias Telemundo Investiga contactó a la Cancillería venezolana con varias preguntas sobre los deportados que llegan desde Estados Unidos, pero no obtuvimos respuesta hasta el momento de la publicación.

Récord de venezolanos en la frontera

Villasmil, así como otros deportados, han tenido mejor suerte que la primera vez que entraron a Estados Unidos: ahora tienen derecho a seguir sus procesos de asilo en libertad y a trabajar en el país durante ese tiempo. Las autoridades migratorias reabrieron su caso y dejaron sin efecto las expulsiones del país, según detalló el equipo legal que los respalda.

El equipo jurídico también apuntó que ICE usó su discrecionalidad para dar la libertad a estos inmigrantes que sufrieron una deportación sigilosa a Caracas. Esa acción de la Administración Biden llega también tras una insistente campaña de la organización ‘Una carta salva una vida’, que envía misivas a la Casa Blanca por cada detenido, asiste a los venezolanos en custodia de ICE y los apoya cuando son liberados en Estados Unidos con vuelos, orientación legal y recursos.

Al publicar este reportaje, ICE todavía no había respondido a nuestras preguntas sobre las liberaciones de los venezolanos previamente deportados.

Hay unos 3,500 venezolanos en detención de ICE, según datos de este mes de febrero proveídos por la agencia federal a Noticias Telemundo Investiga. Y esos arrestados son sólo la punta del iceberg de un éxodo que le toca afrontar a la administración Biden.

Tan sólo en los primeros tres meses del año fiscal 2022, la Patrulla Fronteriza detuvo a más venezolanos que en todo el año anterior: un total de 58,630 arrestos, según datos oficiales.

Villasmil huye del asesinato de su padre, el secuestro de su madre y las amenazas a toda su familia durante años, dice, por razones políticas.

Cuando él y su esposa se reencontraron, rodeados de familia y celebraciones en el aeropuerto de Fort Lauderdale, él se abrazó a la barriga de Daniela. Dice que salió de nuevo de Venezuela porque no quiere que su hijo se críe como él: sin padre.