ICE debe liberar este lunes a niños migrantes por orden judicial

Una juez federal deniega al Gobierno una extensión del plazo para cumplir su mandato. Pero hay otras dos cortes implicadas con casos relevantes.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo
By María Peña

WASHINGTON.— Una magistrada federal en California ha dado plazo hasta este lunes para que la Administración Trump ponga en libertad de inmediato a todos los niños bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), además de prohibirle que siga separando familias sin el consentimiento de los padres.

La jueza Dolly Gee, en Los Angeles, California, rechazó este sábado la solicitud del Gobierno federal de extender el plazo de liberar a los niños detenidos en tres instalaciones de ICE, luego de que ya lo había extendido el 17 de julio.

Gee dio la orden ante el aumento de casos de COVID-19 en las instalaciones federales, aún cuando ICE asegura que ha tomado medidas para reducir el riesgo de contagio.

A finales de junio, la juez afirmó que los niños debían salir en libertad “con toda la velocidad deliberada”, debido a los casos de infección del coronavirus en los centros, dos de ellos en Texas y uno en Pennsylvania.

“No habrá separación de familias sin el consentimiento de los padres, sin importar si existe o no un protocolo (que explique) los derechos” de las familias, afirmó Gee.

La juez fue muy crítica con la política migratoria del expresidente demócrata Barack Obama, en particular por el trato "deplorable" a los niños en centros de detención como supuesta medida para disuadir la inmigración ilegal, y ha mantenido sus críticas ya con Trump en la Casa Blanca.

[Casi la mitad de los empleados en un centro de ICE en Arizona dan positivo de COVID-19]

Consultados por Noticias Telemundo, el Departamento de Seguridad Nacional y ICE prometieron emitir una declaración en las próximas horas.

La orden judicial aplica a 124 niños que llevan más de 20 días detenidos (en algunos casos, están bajo custodia desde el año pasado).

Este grupo de niños es distinto al de los niños no acompañados que son detenidos en la frontera y enviados a albergues del Departamento de Salud a la espera de encontrar una familia de acogida (hay cerca de un millar en esta situación, según la cifra proporcionada en junio). 

[Acusan a ICE de haber deportado a migrantes con coronavirus a Guatemala]

Durante años, tanto activistas como líderes demócratas en el Congreso han argumentado que existen alternativas a la detención de familias inmigrantes menos costosas y más humanitarias, incluyendo el uso de grilletes electrónicos, la gestión administrativa de casos, la libertad condicional y los registros mensuales con ICE. 

Laberinto de casos

La situación de las familias inmigrantes en centros de detención está marcada por la incertidumbre, tomando en cuenta que, además del caso que preside Gee en California, hay otros dos pendientes en tribunales federales.

[Migrantes detenidos por ICE denuncian que los obligaron a limpiar instalaciones infectadas con coronavirus]

El segundo caso, presidido por el juez James Boasberg en un tribunal de Washington DC, afecta a más de 200 padres y niños detenidos por ICE.

La semana pasada, Boasberg denegó una solicitud de liberarlos a todos por los riesgos de salud que afrontan, si bien reconoció, desde el primer renglón de su memorándum de 26 páginas, que “pocos lugares han resultado más contagiosos que lugares concentrados como prisiones y centros de detención”.

En ese caso, los demandantes exigen que todas las familias sean puestas en libertad ante el peligro que afrontan por las condiciones de hacinamiento en los centros de detención, y porque ICE está violando sus derechos al debido proceso recogidos en la Quinta Enmienda de la Constitución.

Boasberg argumentó que ICE ha tomado pasos para mejorar las condiciones en las instalaciones, aunque reconoció que todavía tiene mucho por hacer.

El tercer caso está relacionado con la práctica de ICE de mantener detenidos a menores no acompañados en hoteles de Texas y Arizona, para luego expulsarlos del país sin una audiencia ante un juez.

La foto muestra un hotel de Hampton Inn el martes, 21 de julio en Phoenix (Arizona). La Administración  Trump ha detenido a niños inmigrantes, algunos de apenas un año, en hoteles antes de deportarlos a sus países de origen. Documentos obtenidos por AP muestran que una empresa contratista de ICE ha trasladado a los niños a tres hoteles de Hampton Inn en Arizona y Texas como parte de las políticas migratorias adoptadas por el gobierno en medio de la pandemia del coronavirus. (AP Photo/Matt York)AP / AP

El grupo Texas Civil Rights Project (TCRP, por su sigla en inglés) entabló una demanda el viernes pasado para impedir que ICE continúe su sistema de deportaciones “en la sombra”.  

Antes de esa demanda, TCRP se había sumado a otra de la Unión de Libertades Civiles (ACLU) en junio para exigir el retorno al país de una menor salvadoreña que fue alojada en un hotel y luego deportada sin su madre, quien reside en Nueva York.

La detención de los menores en hoteles del Hampton Inn & Suites -que los activistas llamron “cárceles secretas”- generó una extensa cobertura mediática que llevó a estos establecimientos, perteniencientes a la empresa Hilton, a dejar de colaborar con ICE.