ICE comienza a aplicar una nueva política de deportaciones rápidas de migrantes con menos de dos años en EE.UU.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas confirma a Noticias Telemundo que sus oficiales ya están ejecutando esta nueva política, que afecta a todos los inmigrantes con unos requisitos determinados.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) confirmó a Noticias Telemundo que comenzará a aplicar una nueva política de deportaciones exprés que afectará a los inmigrantes indocumentados que lleven menos de dos años en Estados Unidos.

La nueva medida hará oficial así una práctica que los agentes de ICE ya estaban llevando a cabo: deportar directamente a indocumentados que detienen en cualquier parte del país sin permitirles presentar su caso ante un juez de inmigración.

Los inmigrantes afectados por esta nueva política son aquellos que llevan menos de dos años viviendo sin documentos en el país y que no tienen un caso en proceso en alguna corte de inmigración.

Un vocero de ICE dijo a Noticias Telemundo que el servicio hará oficial la medida con un comunicado.

Según el vocero, los agentes de ICE que ya han completado un curso online sobre el nuevo reglamento ya están en condiciones de aplicar la nueva política. Se espera que todos los oficiales del servicio hayan realizado el curso antes del viernes 16 de octubre.

[Un respiro, pero temporal: indocumentados ven con escepticismo la promesa de Biden de congelar las deportaciones en sus primeros 100 días]

La abogada experta en inmigración Alma Rosa Nieto calificó esta nueva política como "malas noticias".

"Significa que el Gobierno quiere saltarse un paso. Una persona detenida en Estados Unidos puede pedir ver a un juez de inmigración en un tribunal y tratar de defenderse. Ahora quieren saltarse ese paso y detener a cualquier indocumentado que lleve menos de dos años en el país", dijo la profesional.

Según Nieto, aquellos indocumentados que se verían afectados por la medida deben buscar asesoría para ver si califican para recibir asistencias del gobierno, y con eso poder evitar la deportación, al entrar a un proceso de revisión de su caso por parte de un tribunal.

Alrededor de 10.5 millones de inmigrantes indocumentados viven en Estados Unidos, representando casi un cuarto de la población extranjera del país, según cifras del Pew Research Center.

[Sí, es cierto que los indocumentados pagaron $11,700 millones en impuestos en 2014. Ese mismo año Trump no pagó un solo dólar]

La Administración de Donald Trump ha intentado imponer la práctica de la deportación exprés desde 2019. En agosto de ese año, un grupo de 18 fiscales generales de todo el país desafió la medida con un escrito ante un tribunal federal del Distrito de Columbia.

Sin embargo, en junio pasado una corte de apelaciones levantó la orden judicial preliminar, abriendo la puerta para que los oficiales de ICE usen la deportación acelerada en todo el país.