IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Harris viajará finalmente a la frontera este viernes tras recibir fuertes críticas por evitar esta visita en plena crisis migratoria

La vicepresidenta viajará a El Paso, en Texas, tras evitar durante meses este viaje. Mientras, el jefe de la Patrulla Fronteriza, Rodney Scott, dejará su cargo y el subdirector Raúl Ortiz lo asumirá de manera interina.
/ Source: Telemundo

La vicepresidenta, Kamala Harris, viajará a la frontera de Estados Unidos con México este viernes, según informaron fuentes familiarizadas con esta visita a la cadena NBC News. En concreto, visitará El Paso, en Texas, según adelantó la web informativa Político, que añadió que la acompañará el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas.

La visita se produce meses después de recibir el encargo del presidente, Joe Biden, de solucionar la crisis migratoria por el aumento de llegadas, sobre todo de menores de edad, pese al cierre de la frontera por la crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus.

Harris ha recibido fuertes críticas tanto del Partido Republicano como de activistas a favor de los derechos de los inmigrantes precisamente por no visitar la frontera para conocer lo que ocurre de primera mano. 

La vicepresidenta sí viajó a México y Guatemala para tratar, según explicó, las causas fundamentales de la emigración hacia Estados Unidos. "La crisis no está en la frontera, la crisis está en la región", afirmó tanto ella como la Casa Blanca para justificar su ausencia en la zona fronteriza.

Mientras, el jefe de la Patrulla Fronteriza, Rodney Scott, dejará su cargo y el subdirector Raúl Ortiz lo asumirá de manera interina, según ha adelantado el diario The Washington Post, citando tres fuentes familiarizadas con el asunto. 

El expresidente Donald Trump también se dirige a la frontera la próxima semana, junto con algunos republicanos de la Cámara de Representantes que han sido muy críticos con Harris en este frente.

Los cruces ilegales han aumentado sostenidamente desde abril de 2020, después de que Trump se escudara en las restricciones asociadas a la pandemia de coronavirus para negar a la mayoría de los migrantes la posibilidad de solicitar asilo, el llamado Título 42.

La tendencia se ha acelerado más bajo el mandato de Biden, quien derogó con rapidez muchas de esas políticas fronterizas más duras. Solo en mayo, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza registró más de 180,000 aprehensiones en la frontera, un récord por tercer mes consecutivo.

La vicepresidenta, Kamala Harris, participa en un evento sobre Internet de alta velocidad en Washington, DC el 3 de junio de 2021.AFP via Getty Images

La vicepresidenta le aseguró a Noticias Telemundo en una entrevista la semana pasada que Estados Unidos creará mecanismos en la región para que los solicitantes de asilo puedan pedir ayuda migratoria desde sus países y no se aventuren al peligro del viaje hacia la frontera, algo que Mayorkas también mencionó hace cuatro meses, pero que no ha tenido un progreso visible.

Harris había enviado un mensaje contradictorio a la comunidad migrante en una entrevista con Noticias Telemundo, tras su polémico llamado de "no vengan" dirigido a los centroamericanos que siguen llegando a la frontera en cifras récord.

"Durante toda mi carrera he abogado por que las personas que están escapando del peligro no sean retornadas. Sigo comprometida con eso. Nada ha cambiado", le dijo Harris al periodista José Díaz Balart.

"Estados Unidos tiene que ser un refugio seguro" para "aquellos que buscan protección", agregó la vicepresidenta solo tres días después de desincentivar a los futuros solicitantes de asilo durante una breve gira por Guatemala y México, donde advirtió que Estados Unidos "continuará haciendo cumplir las leyes y protegiendo la frontera", y que "hay métodos legales por los cuales la migración legal puede y debe ocurrir".