IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Este inmigrante quedó inconsciente y congelado bajo la nieve en Texas. Pero puede salvarse de la deportación

El joven cruzó la frontera con un grupo guiado por un coyote, pero perdió de vista a los demás y pasó 15 horas de pesadilla en el temporal ártico. Puede perder ambas manos.
/ Source: Telemundo

Douglas nunca antes había visto la nieve. La primera vez fue durante una histórica tormenta que golpeó Texas a mediados de este mes, justo en los días en que este inmigrante guatemalteco de 21 años acababa de llegar a Estados Unidos después de cruzar la frontera con México de manera irregular. 

El temporal lo dejó en condiciones desesperadas: está hospitalizado en El Paso, en riesgo de que le amputen ambas manos, que se le congelaron por el frío.

Fue interceptado por la Patrulla Fronteriza, y habría sido deportado casi con total seguridad porque la frontera sigue cerrada casi sin posibilidad de solicitar asilo. Pero, según dijo su abogada este sábado a Noticias Telemundo, las autoridades migratorias han decidido que por el momento podrá quedarse. 

El joven llegó con un grupo de otros inmigrantes, guiados a través de la frontera por un coyote. Su sueño era reunirse con su padre en California tras más de cinco años separados, según reportó el diario Los Ángeles Times, el primer medio en contar su historia. Douglas prefiere no facilitar su apellido, indicó, por miedo a las pandillas en Guatemala. 

Mientras ya la nieve caía, el joven perdió al grupo con el que había cruzado desde el estado mexicano de Chihuahua a la zona de Big Bend, Texas. Se quedó sin saber a dónde ir, en medio de una zona desértica y bajo temperaturas de congelamiento. Un informe médico calcularía posteriormente que estuvo así por al menos 15 horas. Hasta que quedó inconsciente. 

Cuando despertó, estaba en un hospital de El Paso, Texas, a donde los agentes fronterizos lo llevaron tras encontrarlo. Su abogada, Linda Corchado, contó que el joven sigue hospitalizado, aunque los médicos ya le dieron el alta. 

[Este guatemalteco murió en una masacre en México tras vivir 22 años en EE.UU. y ser deportado]

 

El histórico temporal de nieve y hielo que azotó Texas desde el 15 de febrero dejó a millones sin luz ni calefacción en medio de temperaturas congelantes (Archivo). via REUTERS

 

Se requieren tres meses para saber si van a tener que amputar sus manos, porque la infección es muy severa”, agregó la letrada, quien es directora de servicios legales de la ONG Las Americas Immigrant Advocacy Center.

En declaraciones al diario Los Ángeles Times, Corchado dijo que en un principio las autoridades migratorias aseguraron que lo devolverían a Guatemala tras el alta médica. “Ya no hay asilo”, le dijeron, según cuenta la letrada.

Este sábado, sin embargo, la abogada dijo que espera a que “las autoridades empiecen a coordinar su salida con los médicos” y que le consta que lo van a dejar permanecer en Estados Unidos tras darle el alta. “Ojalá este fin de semana o el lunes”, agregó. 

[Abren dos puntos fronterizos en Texas para el cruce de migrantes del programa 'Quédate en México']

Una política conocida como Título 42, introducida por el expresidente Donald Trump al principio de la pandemia de coronavirus hace casi un año, permite a las autoridades migratorias expulsar rápidamente a los migrantes, al justificarlo como medida sanitaria necesaria para evitar más contagios.

La Administración de su sucesor en la Casa Blanca, Joe Biden, ha mantenido por ahora en vigor esta política, con la que miles de migrantes han sido expulsados sin concederles si quiera la posibilidad de solcitar asilo.

Según informes médicos redactados tras la hospitalización de Douglas, algunas de las personas que viajaron con Douglas bajo el frío histórico de Texas fallecieron. Un comunicado de la Patrulla Fronteriza del sector de Big Bend indicó a principio de esta semana que los agentes atendieron a “más de 200 personas” por el temporal de nieve, y que cuatro murieron. 

 

Un grupo de inmigrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza de EE.UU. y rescatados en medio del frío extremo en Laredo, Texas. Border Patrol

 

[Buscan a más de 100 inmigrantes que escaparon de un camión en medio del temporal de nieve en Texas]

El 17 de febrero, dos después de que Douglas fuera hospitalizado por “grave” congelamiento en las manos, las orejas y un pie —según el parte médico del hospital—, la Patrulla Fronteriza aseguró que una decena de personas rescatadas fueron hospitalizadas por condiciones similares. 

El padre de Douglas y un tío, ambos inmigrantes indocumentados, están a la espera de poderse reunir con el joven en California. Los Angeles Times reportó el viernes que no había recibido respuestas a preguntas sobre el caso de este inmigrante de la Casa Blanca, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza o el Departamento de Seguridad Nacional.

[Cambios en la frontera: “Durante tanto tiempo nos trataron como animales”, cuenta una migrante]

 

 

En los primeros 37 días de mandato de Biden las deportaciones de migrantes han seguido, pero también ha habido casos de indocumentados dejados en libertad en el país tras cruzar la frontera, a la espera de que se procesen sus solicitudes de asilo. 

También se ha empezado a dejar pasar a territorio estadounidense a personas bloqueadas hace meses o años en México tras ser devueltas allí después de presentar su petición de protección internacional,  por un programa migratorio puesto en marcha por Trump, Quédate en México, que Biden ha suspendido. 

Un intento de la nueva Administración de detener por 100 días la mayoría de las deportaciones de quien ya estaban en Estados Unidos antes del día 1 de enero de este año quedó frustrado por el momento debido a una decisión judicial. 

Con información del Los Angeles Times