IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Estados Unidos sí puede revisar los antecedentes de los indocumentados en la frontera

El senador republicano Tom Cotton, quien se opone a la agenda migratoria del presidente Biden, aseguró que el país no tiene capacidad para evaluar a los indocumentados que detienen en sus fronteras. Eso es falso.
/ Source: Telemundo

Por Miriam Valverde - Politifact

El senador Tom Cotton, republicano por Arkansas, manifestó su oposición a la agenda de inmigración del presidente, Joe Biden, y afirmó que no existe un proceso de selección para los inmigrantes que ingresan a Estados Unidos.

Mientras millones de estadounidenses están sin trabajo, dijo Cotton en una entrevista de Fox News el 1 de febrero, Biden quiere dar “amnistía a 15 millones” de personas que viven ilegalmente en el país, traer a más trabajadores temporales y dar a la gente “con afirmaciones falsas de asilo” una oportunidad de venir a trabajar.

"Y estamos en una pandemia ¡buen trabajo!", respondió con sarcasmo el presentador de Fox & Friends, Brian Kilmeade.

Cotton también dijo que: "muchos de estos inmigrantes que vienen, no tenemos forma de evaluar sus antecedentes, por razones de salud o de seguridad". El senador elogió la política de "Permanecer en México" del expresidente Donald Trump para mantener a los solicitantes de asilo en México, "en lugar de ser liberados en nuestro país" en espera de una audiencia.

[¿Podrá recibir el cheque de ayuda de $1,400 si es inmigrante?]

Durante su campaña presidencial, Biden prometió un camino hacia la ciudadanía para los aproximadamente 11 millones de personas indocumentadas que viven en el país, y se pronunció en contra del programa 'Quédate en México', diciendo que permitiría que las personas que buscan asilo permanezcan en los EE. UU. mientras se revisan sus casos. La Administración de Biden dejó de inscribir a personas en el programa, pero no lo revocó.

Le pedimos a la oficina de prensa de Cotton más información sobre su afirmación de que "no hay forma de seleccionar" a los inmigrantes.

"Confiar en el sistema de honor para las verificaciones de antecedentes de seguridad y salud no es un filtro suficiente", dijo Caroline Tabler, portavoz de Cotton.

Pero los funcionarios estadounidenses no tienen que depender de un "sistema de honor". La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE. UU. tiene herramientas y procesos para evaluar a los inmigrantes detenidos en la frontera por problemas de salud y seguridad, incluso si las personas no son completamente sinceras o no tienen registros médicos o documentación a mano que demuestren que no tienen antecedentes limpios.

Exámenes de salud realizados por funcionarios fronterizos

La CBP le dijo a PolitiFact que realiza inspecciones iniciales para detectar síntomas o factores de riesgo asociados con el COVID-19, y “de conformidad con protocolos de enfermedades infecciosas de larga data”, y refiere a los inmigrantes que podrían tener una enfermedad infecciosa a clínicas u hospitales locales "para una evaluación médica apropiada, diagnóstico, y tratamiento”.

[El Congreso allana el camino para aprobar el plan de ayuda de Biden]

Los procedimientos para el COVID-19 han estado vigentes desde el comienzo de la pandemia, dijo Matthew Dyman, portavoz de la CBP.

A finales de abril, el CBP informó que un hombre indio de 31 años fue la primera persona bajo su custodia en dar positivo por COVID-19.

La oficina de supervisión dentro del Departamento de Seguridad Nacional encuestó al personal de CBP entre el 22 de abril y el 1 de mayo. El 90% de las estaciones de la Patrulla Fronteriza y las oficinas de los puertos de entrada que respondieron a la encuesta dijeron que realizaron evaluaciones de riesgo para determinar si las personas bajo custodia de CBP estaban expuestas al COVID-19.

Los protocolos incluían "examinar a las personas para detectar síntomas de COVID-19 cuando se procesan inicialmente en una instalación y un seguimiento continuo de posibles síntomas de COVID-19 mientras permanezcan bajo la custodia de CBP", dijo el informe del inspector general de septiembre de 2020. Sin embargo, el informe decía que no era común que las instalaciones pudieran administrar pruebas de COVID-19 en el sitio.

Hasta el 13 de julio, 58 migrantes en todas las estaciones de la Patrulla Fronteriza habían dado positivo por COVID-19, según el informe.

La CBP emitió una directiva a finales del 2019 para mejorar la evaluación médica de las personas bajo su custodia, después de que varios niños murieran mientras estaban bajo su cuidado. El enfoque de tres fases requería que el personal de CBP observara a las personas en busca de posibles problemas médicos, realizara entrevistas de salud a todas los menores de 18 años, "como mínimo"; y "sujeto a la disponibilidad de recursos y requisitos operativos", realizar una evaluación médica en niños de 12 años o menos y personas con un problema médico conocido o informado. La implementación de la directiva dependía de la financiación y los recursos, dijo el comisionado interino de CBP en 2019.

[Mejora el empleo para los latinos: estos son los sectores que crecen y los que caen]

Se puede debatir si los procedimientos de detección de salud de CBP son suficientes y efectivos, pero es inexacto decir que "no hay forma de evaluar" a las personas.

El Texas Tribune y ProPublica informaron en agosto que una agencia de inmigración diferente, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, estaba examinando a los niños no acompañados para detectar COVID-19 y deportando a los que dieron negativo. Estos medios dijeron que ICE tenía acuerdos con 10 países que requieren que los niños den negativo en la prueba de COVID-19 antes de ser enviados de regreso a sus países de origen. The Washington Post informó a principios de diciembre que 1,061 menores bajo custodia del Servicio de Inmigración habían dado positivo por COVID-19 desde marzo.

En marzo de 2020, la Administración Trump invocó el Título 42, una sección de la ley federal que permite al Departamento de Salud y Servicios Humanos negar la entrada a inmigrantes provenientes de países con brotes de enfermedades infecciosas. Hasta ahora, el Gobierno de Biden ha mantenido esa directiva, permitiendo la rápida expulsión de las personas que llegan a la frontera.

Controles de seguridad por parte de funcionarios fronterizos

CBP tiene acceso a bases de datos internacionales a través de TECS, una plataforma de intercambio de información que le permite a la agencia obtener los antecedentes penales de una persona que intenta ingresar a Estados Unidos, dijo Nicole Hallett, profesora de leyes y directora de la Clínica de Derechos de los Inmigrantes de la Universidad de Chicago.

[El IRS informa por error a miles de personas que no recibirán su cheque de ayuda]

Las estadísticas de la CBP sobre el número de "extranjeros criminales" identificados en la frontera prueban que la CBP identifica regularmente a personas con antecedentes penales antes de que ingresen a Estados Unidos, dijo Hallett.

Si una persona representa una amenaza para la seguridad nacional, no puede obtener asilo, dijo Lynn Marcus, directora de la Clínica Comunitaria de Colocación de Leyes de Inmigración Comunitaria en la Universidad de Arizona. "Hay un proceso para evaluar todo esto", dijo.

Nuestro veredicto

Cotton dijo: "Muchos de estos migrantes que vienen, no tenemos forma de evaluar sus antecedentes por motivos de salud o seguridad".

Una base de datos de CBP permite al personal realizar verificaciones de antecedentes penales de las personas detenidas en la frontera y acceder a los registros recopilados por las autoridades estadounidenses y extranjeras. CBP publica de forma rutinaria datos sobre inmigrantes que intentaron ingresar al país y tienen antecedentes penales.

Es posible que la CBP no siempre tenga acceso a los registros médicos completos de una persona, pero la agencia dice que examina a las personas para detectar COVID-19 y otros problemas de salud.

[Más de 1,100 soldados ayudarán a la vacunación]

Es justo cuestionar si los protocolos existentes son suficientes, pero es inexacto decir "no tenemos forma de evaluar" a los inmigrantes.

Por lo tanto, calificamos la afirmación de Cotton como Falsa.