IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Es cierto que los indocumentados que llegan a Estados Unidos se quedan en hoteles gratis?

La presentadora de Fox, Laura Ingraham, asegura que desde la toma de posesión de Biden los inmigrantes que entran sin permiso al país están recibiendo alojamiento gratuito. Su afirmación es engañosa.
/ Source: Telemundo

Por Bill McCarthy - Politifact

Cuando el expresidente Donald Trump fue juzgado en el Senado por incitar a una insurrección, la presentadora de Fox News, Laura Ingraham, acusó a los demócratas de tramar su propia insurrección al "tentar" a los indocumentados "para que se metan por nuestras fronteras, exploten nuestros recursos y cometan crímenes".

Ingraham dijo que los inmigrantes estaban explotando la hospitalidad estadounidense. "Puede que no te hayas alojado en un hotel el año pasado, pero los ilegales que llegan desde la inauguración de Biden pueden quedarse sin cargo", dijo Ingraham el 8 de febrero, citando un informe del New York Times.

"Suena tan agradable. ¿Pueden creerlo? En un momento en que nuestra propia gente está sufriendo", dijo Ingraham, después de leer un fragmento del informe.

[Semana clave para la reforma migratoria de Biden: estas son las medidas que planea]

Como parte de una historia sobre la llegada de migrantes por la frontera de Estados Unidos con México, el New York Times informó que algunos de los que llegaron a San Diego estaban en cuarentena en un hotel, para cumplir con el requisito de cuarentena de 10 días que pide California a quienes viajan de otros estados.

"Para protegerse contra el coronavirus, las autoridades sanitarias de San Diego han organizado alojamiento para cientos de inmigrantes en un hotel del centro de la ciudad, donde se les pone en cuarentena antes de que se les permita reunirse con familiares o amigos en el interior de Estados Unidos", señaló el diario.

Un segmento del monólogo de Ingraham fue marcado como parte de los esfuerzos de Facebook para combatir las noticias falsas y la información errónea en su muro. (Lea más sobre la asociación de Politifact con Facebook). Por eso, decidimos poner a prueba la afirmación de Ingraham sobre los inmigrantes indocumentados. 

Hablamos con expertos en inmigración y funcionarios de Jewish Family Service de San Diego, la agencia de servicios sociales sin fines de lucro que está ayudando a las familias durante las cuarentenas en hoteles de San Diego.

Es cierto que los inmigrantes que llegan están en cuarentena en un hotel en San Diego, dijeron.

[Estados Unidos sí puede revisar los antecedentes de los indocumentados en la frontera]

Pero los expertos explicaron que Ingraham se equivocó al caracterizar la medida de salud pública como un beneficio para las personas que cruzaron la frontera sin permiso. Se trata de inmigrantes a quienes las autoridades federales les permitió ingresar a Estados Unidos para buscar asilo.

"La estadía en el hotel no son vacaciones", dijo Nicole Hallett, profesora clínica de Derecho y directora de la Clínica de Derechos de los Inmigrantes en la Universidad de Chicago. "Está diseñada como una medida de salud pública para proteger a toda la comunidad".

Eitan Peled, un defensor de los servicios fronterizos de Jewish Family Service, dijo que entre los migrantes que están en cuarentena en el hotel, hay algunos que llegaron por los puertos de entrada y otros que fueron detenidos después de ingresar al país sin autorización.

"Cada uno de estos migrantes está ejerciendo su derecho legal a buscar protección internacional en Estados Unidos", dijo Peled.

¿Qué está pasando en San Diego?

La medida de cuarentena en un hotel de San Diego fue cubierta en el informe del New York Times, y por otros medios, entre ellos KSWB-TV, la filial de Fox en San Diego, y el periódico San Diego Union-Tribune.

KSWB-TV informó el 9 de febrero que a los inmigrantes en cuestión "se les permitió permanecer en los Estados Unidos después de solicitar asilo" y fueron entregados al Servicio de Familias Judías.

[¿Qué impacto están teniendo las medidas migratorias de Biden en la frontera?]

Los inmigrantes que están físicamente presentes en los EE. UU. pueden solicitar asilo independientemente de si se encuentran en el país de forma irregular, como ha informado PolitiFact. Por lo general, tienen que solicitar asilo dentro de un año desde su llegada a Estados Unidos. Por esa razón, los expertos en inmigración discrepan con la caracterización de Ingraham de los migrantes en el hotel de San Diego.

"Una persona puede solicitar asilo en un puerto de entrada a Estados Unidos o en el interior de Estados Unidos", dijo Erin Barbato, directora de la Clínica de Justicia para Inmigrantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Wisconsin. "Si una persona cruzó la frontera sin inspección, esa persona no fue 'admitida' en Estados Unidos, pero eso no la convierte en 'ilegal'", dijo.

En San Diego, los inmigrantes en cuarentena en un hotel son aquellos que han sido liberados por funcionarios de inmigración mientras esperan a presentar su caso en un tribunal de inmigración, dijo Peled.

Han “superado una entrevista de miedo creíble realizada por el Departamento de Seguridad Nacional y ahora están esperando sus casos de asilo en Estados Unidos", dijo.

Cuando los inmigrantes solicitan asilo, son procesados ​​y detenidos, o entregados a amigos o familiares que prometen que comparecerán en futuras audiencias judiciales, explicó Hallett. Pero entregarlos a quienes los patrocinan puede ser complicado en una pandemia, cuando los viajes están restringidos.

"Por lo tanto, el gobierno entrega a las personas a una organización local sin fines de lucro que ayuda con la cuarentena y luego se asegura de que lleguen a su destino final", dijo Hallett. "Parece que Jewish Family Service está desempeñando este papel en San Diego".

[Niña activista revela qué le diría a Biden si hablara con él]

Peled dijo que JFS está ayudando a las familias a superar las cuarentenas: se hacen cargo de los casos y brindan asistencia financiera y de viaje. Dijo que el esfuerzo es posible porque el condado de San Diego recibe fondos federales para brindar opciones de vivienda temporal y evitar el hacinamiento y el riesgo de propagación del coronavirus.

Un portavoz de la Patrulla Fronteriza en el sector de San Diego dijo al San Diego Union-Tribune que las restricciones de COVID-19 han provocado que algunas instalaciones alcancen la "capacidad máxima de retención segura", lo que provocó la liberación de algunos inmigrantes antes de sus audiencias judiciales.

La práctica de liberar a los inmigrantes hasta que comparezcan ante un juez era menos común bajo Trump, dijo Barbato. A partir de 2019, la administración Trump obligó a los migrantes a esperar en México mientras sus casos pasaban por el sistema de inmigración.

No está claro cuántas ciudades utilizan hoteles como en San Diego. The Associated Press informó que una organización benéfica de Texas estaba examinando a los migrantes liberados por la Patrulla Fronteriza para detectar COVID-19 y enviando a los que tenían infecciones a aislarse en un hotel.

Consultado por los comentarios de Ingraham, un portavoz de Fox News citó la transcripción del programa de Ingraham, donde se refirió específicamente a lo que estaba sucediendo en San Diego y a las cuarentenas en un hotel.

Pero la afirmación generalizada de Ingraham de que los indocumentados "pueden quedarse gratis" podría haber dado a algunos espectadores la impresión de que la política del presidente Joe Biden era abrir habitaciones de hotel gratuitas a lo largo de la frontera para inmigrantes que están en el país sin permiso.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el 10 de febrero que "la gran mayoría (de personas) ha sido rechazada".

Nuestro veredicto

En el videoclip, Ingraham dijo que los indocumentados "que llegan desde la inauguración de Biden pueden quedarse sin cargo (en un hotel)".

El comentario general de Ingraham exageró los hechos.

En San Diego, en virtud de un acuerdo con las autoridades sanitarias locales y una organización sin fines de lucro local, los migrantes que buscan asilo han estado en cuarentena en un hotel antes de viajar a otro lugar para esperar sus casos judiciales.

Estos inmigrantes han sido autorizados por las autoridades federales para estar en el país mientras tramitan sus solicitudes de asilo, incluso si algunos ingresaron sin permiso. Sus estadías en hoteles son parte de las medidas de salud pública para ayudar a contener la propagación del COVID-19.

La afirmación de Ingraham contiene un elemento de verdad, pero da una impresión engañosa al omitir un contexto importante sobre las circunstancias de sus estancias en hoteles.

Por lo tanto, calificamos su afirmación de engañosa.