IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Encarcelan a los primeros 10 migrantes en la prisión que Texas vació para quienes cruzan la frontera sin autorización

Hasta ahora todos los recluidos han sido hombres solteros y un funcionario explicó que no tienen planeado detener a las familias migrantes en propiedad privada: "Si atrapan a ‘Fulanito Pérez’ en mi propiedad y viene con su esposa y sus hijos, es probable que no lo arresten".

Por Paul J. Weber – The Associated Press

Texas ha comenzado a arrestar a migrantes indocumentados que cruzan la frontera acusándolos de allanamiento, luego de que el gobernador republicano, Greg Abbott, anunciara que emprendería estas acciones para reducir el número de cruces. Al menos 10 personas han sido encarceladas hasta ahora y las autoridades advirtieron este jueves que habrá más en los próximos días.

Abbot hizo el anuncio en una cumbre el pasado junio, en la que también dijo que continuaría construyendo el muro fronterizo con México que promovió el expresidente Donald Trump y pidió ayuda a los gobernadores de todo el país para que enviaran agentes de sus policías estatales y de la Guardia Nacional a patrullar la frontera sur, un llamado al que Florida y Arizona ya han respondido.

Los migrantes detenidos ya fueron enviados a la prisión estatal de Dilley, Texas, que fue vaciada a mediados de junio para ese propósito. La instalación, que se encuentra a 100 millas (160 kilómetros) al norte de la ciudad fronteriza de Laredo, podrá albergar a más de 950 personas, según Robert Hurst, portavoz del Departamento de Justicia Penal de Texas.

Las 10 personas arrestadas hasta ahora son hombres adultos solteros, según el fiscal del condado de Val Verde, David Martínez, quien aseguró que el número de migrantes detenidos por día podría aumentar a 100 ó 200. Esta cantidad tan elevada, aseguró, "abrumaría no solo mi oficina, sino todo nuestro sistema con bastante rapidez".

La mayoría de las tierras a lo largo de la frontera sur de Texas son privadas, pero Martínez dijo que según tenía entendido los policías estatales no iban a arrestar a las unidades familiares allí. La semana pasada, funcionarios de Protección Fronteriza y Aduanas (CBP, en inglés) informaron que se habían encontrado con 55,805 miembros de familias con niños en junio, un 25% más que el mes anterior. Esa cifra aún se mantiene por debajo del máximo histórico de 88,587 en mayo de 2019.

"Si atrapan a ‘Fulanito Pérez’ en mi propiedad y viene con su esposa y sus hijos, es probable que no lo arresten", dijo Martínez. "Eso es lo que me han transmitido".

En esta fotografía de archivo del 6 de abril de 2020 se ve a la instalación penitenciaria Dolph Briscoe Unit en Dilley, Texas.AP

Un portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas no respondió de inmediato a una solicitud de comentario de la agencia de noticias The Associated Press este jueves.

El condado de Val Verde, que tiene alrededor de 50,000 residentes, se ha convertido en el telón de fondo de las críticas de Abbott al presidente, Joe Biden, sobre la frontera. El gobernador, quien buscará la reelección en 2022, ha tratado de posicionarse como el heredero de las políticas antiinmigratorias de Trump, quien lo acompañó a visitar la frontera con México a fines de junio. El fin de semana pasado, el mandatario republicano también se reunió con el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien respondió a su llamado para enviar agentes a patrullar la frontera.

“La comisión estatal de cárceles ha ideado una manera de encarcelar a muchas más personas de las que actualmente están encarceladas”, afirmó Abbott durante su reunión el sábado.

Sin embargo, los condados más poblados en la frontera sur de Texas, por donde suelen cruzar la mayoría de los migrantes, rechazaron la propuesta de Abbot para incrementar los patrullajes y aceptar las declaraciones de desastre, que normalmente solo se emiten por un fenómeno natural.

Ante la llegada a la prisión de Dilley de los migrantes detenidos por entrar sin autorización, los funcionarios de la cárcel dijeron en un comunicado que estas contaban con aire acondicionado temporal, algo que no tienen la mayoría de las celdas en el estado.

Abbot ha asegurado que los migrantes arrestados tendrán que cumplir penas de prisión sustanciales y que no serán liberados inmediatamente. Sin embargo, Martínez aclaró que tratará de reducir el tiempo que pasen en prisión para evitar saturar las cárceles.

"Mi oficina está trabajando muy duro para tratar de minimizar la cantidad de tiempo que tienen que permanecer en la cárcel", afirmó.