El plan migratorio de Trump de ser reelecto no plantea ninguna solución para los dreamers

La agenda de Trump para un segundo mandato, si gana la reelección, receta más de sus medidas contra los inmigrantes indocumentados y las 'ciudades santuario', y omite soluciones para los beneficiarios de DACA.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo
By María Peña

WASHINGTON.— Si el presidente, Donald Trump, gana la reelección, su Gobierno continuará su agenda de poner a Estados Unidos “de primero” con medidas de asfixia económica contra los inmigrantes indocumentados y el “fin de las ciudades santuario”.

Así lo detalla su agenda para 2020-2024, titulada 'Luchando por ti' (Fighting for You), y que delinea a grandes rasgos las medidas que Trump continuará si gana un segundo término en los comicios del próximo 3 de noviembre.

De forma inédita, el Partido Republicano, por su parte, no contará este año con una plataforma nacional sino que, según una resolución de 67 páginas, mantiene la de 2016 –que promovió la construcción del muro fronterizo– y respalda sin condiciones la agenda del “trumpismo”.

En el apartado sobre inmigración, la agenda de Trump no hace mención alguna sobre una solución para los dreamers, después de que su gobierno divulgó recientemente un nuevo reglamento sobre la renovación de permisos.

["Un plan de dos pasos para matar DACA": dreamers y activistas rechazan los cambios en el programa anunciados por el Gobierno Trump]

Aunque cargada de populismo nacionalista, la agenda de Trump tampoco menciona una reforma migratoria ni una modernización del sistema de visas legales, que la administración Trump había respaldado en años anteriores.

En cambio, el documento destaca los siguientes seis puntos:

1. Prohibir que los inmigrantes indocumentados puedan recibir servicios de beneficencia social, cuidado de salud, y matrícula gratuita en universidades.

2. Deportación obligatoria de pandilleros no ciudadanos.

3. Desmantelamiento de las redes de tráfico humano.

4. El fin de 'ciudades santuario” -las que se niegan a cooperar con agentes de inmigración- para “restablecer nuestras vecindades y proteger a nuestras familias”.

5. Prohibir que las empresas estadounidenses reemplacen a ciudadanos estadounidenses con trabajadores extranjeros a menores salarios.

6. Exigir que los nuevos inmigrantes puedan sostenerse financieramente, sin ayudas del Gobierno.

El pasado 5 de agosto, el Cuarto Circuito de Apelaciones revirtió el dictamen de otro tribunal federal que bloqueaba de forma preliminar la puesta en marcha de un nuevo reglamento sobre la “carga pública”, con el que la Administración pretende negar la residencia permanente a extranjeros que hayan recibido subsidios públicos, o piensen hacerlo en el futuro.

[¿Qué pasa con la controversia que existe con el tema de la carga pública?]

Una vez que acepte la nominación presidencial el próximo jueves, Trump prevé divulgar más detalles sobre su agenda en varios discursos y visitas a estados clave de la contienda, según su campaña.

Al divulgar su agenda, Trump y sus aliados republicanos demuestran la enorme diferencia entre las convenciones demócrata y republicana, no sólo en tono sino también contenido.

La plataforma adoptada por los demócratas en su convención nacional la semana pasada incorpora asuntos promovidos por el ala progresista encabezada por el senador Bernie Sanders, y respalda, por ejemplo, la legalización de los dreamers.

El vicepresidente, Mike Pence, afirmó este lunes que la economía “estará en la papeleta”, refiriéndose concretamente a los logros económicos de la administración Trump antes de la devastación de la pandemia del COVID-19.

Otros puntos de la agenda de Trump

Así, la agenda hace hincapié en nuevos recortes de impuestos y créditos tributarios para empresas que fabriquen productos en EEUU; el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus para fines de este año y “el retorno a la normalidad en 2021”, y la negociación de nuevos acuerdos comerciales “justos”.

En política exterior, el documento omite a América Latina pero sí retoma su guerra contra China, a la que responsabiliza por la propagación del coronavirus y la pérdida de empleos de manufactura en este país.

En el área de salud, el documento promete un recorte en los precios de los medicamentos y en los costos de los seguros; la cobertura de enfermedades prexistentes, y servicios de salud “de primera clase” para los veteranos, entre otros elementos.

[Estas son las propuestas de Biden para los migrantes tras el récord de deportaciones de Obama]

La agenda de Trump vuelve a prometer “drenar el pantano” en Washington –es decir hacer una purga del “establecimiento” político– mediante restricciones en los mandatos de los congresistas y un combate a organizaciones internacionales que “perjudican a ciudadanos estadounidenses”.

En un programa dominical de la cadena NBC, un asesor senior de la campaña de Trump, Jason Miller, dijo que la convención republicana tendrá un tono “optimista y alentador”, y destacará tanto los logros de los últimos cuatro años como la “visión” de Trump para un segundo mandato.

Sin embargo, las encuestas de opinión muestran un claro rechazo a la gestión de Trump, en particular por su manejo de la pandemia y un declive económico –con una tasa de desempleo nacional del 10,2%– que no se había visto desde la Gran Recesión de 2008.

Varios expertos han puesto en duda, por ejemplo, que la administración pueda “crear 10 millones de nuevos empleos en diez meses” y un millón de nuevos pequeños negocios, cuando el país afronta el reto inmediato de reconstruir lo que la pandemia se llevó.