IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El Gobierno de Biden usa una app de reconocimiento facial para tramitar a los solicitantes de asilo en la frontera

El Departamento de Seguridad Nacional confía en acelerar así el regreso de los migrantes afectados por la política de Quédate en México aprobada por Trump, pero expertos denuncian que los datos podrían ser usados para rastrearlos en el futuro.

El Gobierno que preside Joe Biden ha comenzado en las últimas semanas a usar una aplicación de teléfono celular para intentar hacer frente al retraso en la tramitación de miles de casos de solicitantes de asilo varados en la frontera mexicana.

Bautizada como CBP One (en referencia a las siglas en inglés de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza), esta herramienta cuenta con servicios de reconocimiento facial y permite almacenar información privadas de los inmigrantes que intentan acceder al país, según varios informes encargados por el Departamento de Seguridad Nacional y revelados en exclusiva por el diario Los Angeles Times.

[La Administración Biden pide ayuda a organizaciones humanitarias para escoger a los migrantes que más necesitan el asilo]

El Gobierno considera necesaria esta herramienta porque los oficiales fronterizos “no pueden procesar de una sola vez a todas las personas” que solicitaron asilo en Estados Unidos pero el expresidente Donald Trump envió de regreso a México para esperar allí la resolución de sus casos.

Biden formalizó la semana pasada el final de esta política, conocida informalmente como Quédate en México, pero miles de inmigrantes siguen esperando saber si pueden regresar a Estados Unidos tras pasar meses varados en la frontera, en peligro de ser extorsionados, secuestrados o asesinados por criminales.

 El Departamento de Seguridad Nacional considera esta app una solución técnica segura y eficaz para hacer frente a este problema logístico, según el citado diario. Su secretario, Alejandro Mayorkas, solicitó al Congreso 1,200 millones de dólares para modernizar los puertos de entrada y poner en marcha tecnologías de seguridad fronteriza que sustituyan a las políticas de muro y restricciones legales llevada a cabo por Trump en los pasados cuatro años.

[Documentos de ICE confirman abusos ginecológicos en centro de detención de inmigrantes en Georgia]

Pero varios expertos citados por el diario alertan del riesgo de almacenar información sensible sobre los solicitantes de asilo que luego pudiera ser usada para vigilarles, toda vez que estos inmigrantes no tienen otra opción que aceptar si quieren que sus solicitudes sean tomadas en consideración.

Solicitantes de asilo hondureños son detenido en la frontera con Estados Unidos, el 10 de diciembre de 2018.AP Photo/Rebecca Blackwell

Las imágenes de sus rostros, por ejemplo, servirían para rastrearlos en el futuro sin su conocimiento, denuncia Ashley Gorski, abogado de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

El Gobierno ya ha facilitado este app a varias organizaciones humanitarias que le ayudan en el filtrado de inmigrantes, como la agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), para verificar con datos biométricos las reclamaciones presentadas por los solicitantes de asilo en la frontera.

[Una denuncia de estafa en contra de un coyote llevó al arresto de casi 200 migrantes en México]

Más de 70,000 inmigrantes fueron enviados de vuelta a México para esperar la resolución de sus casos. El Gobierno de Biden ha permitido la entrada de más de 11,000 en las últimas semanas con casos abiertos, y varios cientos más en situación especialmente vulnerable, en parte gracias al uso de este app.

“Mi sensación es que es algo que el Gobierno está planeando seriamente usar para procesar a gente en el futuro” en la frontera, ha indicado Lee Gelernt, de ACLU.