IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El gobernador de Florida pide $8 millones para enviar a los inmigrantes indocumentados a otros estados

Ron DeSantis, quien ha implementado una serie de medidas contra los inmigrantes no autorizados, solicitó fondos a la Legislatura de Florida para transportarlos a estados gobernados por demócratas.

El Gobernador de Florida, Ron DeSantis, ha solicitado a la Legislatura de Florida unos 8 millones de dólares adicionales para poner en marcha un nuevo programa para transportar a inmigrantes no autorizados a otros estados.

La propuesta se suma a una serie de medidas que el mandatario republicano ha implementado recientemente para frenar la inmigración y distanciarse de las políticas de la Administración Biden en esta materia.

Recientemente, gastó más de 1.6 millones de dólares en una misión para enviar agentes estatales de Florida a patrullar la frontera de Texas y Arizona con México, luego de que los gobernadores Gregg Abbot y Doug Ducey, respectivamente, solicitaran apoyo de otros estados para hacer frente a la llegada de inmigrantes en números récord este verano.


Ron DeSantis
El gobernador de Florida, Ron DeSantis, habla en una conferencia de prensa el jueves 16 de septiembre de 2021, en el Centro Médico Broward Health, en Fort Lauderdale, Florida.Wilfredo Lee / AP

“Una de las prioridades en las que hemos estado trabajando durante muchos meses y en la que continuaremos trabajando con la Legislatura cuando regresen [de su receso] es lidiar con las consecuencias de las imprudentes políticas fronterizas de la Administración Biden”, afirmó DeSantis en un conferencia de prensa en Jacksonville este viernes, según reportó el diario The Miami Herald.

La propuesta estaría financiada con los intereses obtenidos de los bonos del tesoro federales y una serie de proyectos de ley que ha tratado de vender en la Legislatura como una forma de combatir "la política fronteriza de Biden".

[Los migrantes del camión de la muerte pasaron días escondidos por coyotes y sortearon los controles mexicanos]

Sin embargo, sus críticos alegan que son medidas de naturaleza política que el gobernador ha implementado con miras a una posible candidatura a la presidencia en 2024, pero que en la práctica podrían impactar en los derechos humanos de miles de inmigrantes.

Según el plan de DeSantis, el Gobierno de Florida contrataría empresas para que transportaran a inmigrantes indocumentados a otros estados en donde los demócratas gobiernan, como Delaware, el estado adoptivo de Biden.

"Es un poco trillado, pero es cierto. Si los envían a Delaware o a Martha's Vineyard (una isla al sur de Cape Cod en Massachusetts), al día siguiente la frontera estaría segura", dijo DeSantis este viernes en Jacksonville.

“Ocho millones de dólares para su campaña política”

El mandatario republicano ofreció pocos detalles sobre cómo funcionaría su plan, primero para rastrear y luego para transportar a los inmigrantes indocumentados a otros estados. Sin embargo, la Legislatura de Florida tendría que autorizar el financiamiento de este programa y sus reglas de operación.

Para la demócrata Anna Eskamani, representante por Orlando, lo que DeSantis básicamente está buscando son "8 millones de dólares para su campaña política". Alertó, además, sobre las implicaciones que esto tendría para los derechos humanos: "¿Vas a meter alguien en un carro y los vas a llevar manejando hasta Delaware? Los agentes estatales no están entrenados para implementar las leyes de inmigración", agregó.

[El Gobierno pide la opinión del público para evitar la separación de familias migrantes]

DeSantis recientemente emitió una controversial orden ejecutiva en la que pidió a las agencias estatales de aplicación de la ley que recolecten información sobre "potenciales inmigrantes ilegales" que hubiesen sido reubicados en Florida por el Gobierno federal.

DeSantis ha sugerido que la Administración Biden está enviando a inmigrantes indocumentados en vuelos clandestinos a Jacksonville, Florida. Algunos expertos creen que el gobernador podría estarse refiriendo a los vuelos que el Gobierno federal ha usado desde hace tiempo para reubicar en otros albergues a algunos solicitantes de asilo que detiene en la frontera.