IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Detienen en México a 12 policías estatales por su posible participación en la masacre de migrantes de Guatemala en el norte del país

Los agentes están siendo acusados por los delitos de homicidio calificado y abuso de autoridad, entre otros, en relación con la matanza de 19 personas, la mayoría de ellas migrantes guatemaltecos originarios de las comunidades de Comitancillos y San Marcos.

Autoriades mexicanas del estado de Tamaulipas anunciaron este martes por la noche que habían detenido a 12 agentes de la policía estatal por su probable participación en la masacre de 19 personas, la mayoría de ellas migrantes, que fueron halladas dentro de un vehículo calcinadas en el municipio de Camargo.

El fiscal general de Tamaulipas, Irving Barrios Mojica, dijo en conferencia de prensa que los agentes serían llevados en breve ante un juez, donde enfrentarían los delitos de homicidio calificado, abuso de autoridad, mal desempeño de funciones administrativas y falsedad de informes presentados ante una autoridad.

"Dichas órdenes de aprehensión ya fueron cumplimentadas y en las próximas horas los policías serán puestos a disposición de la autoridad judicial y será la responsable de resolver su situación jurídica", dijo Barrios Mojica.

La Fiscalía General de Tamaulipas ha dicho que la mayoría de las víctimas eran migrantes guatemaltecos originarios de las comunidades de Comitancillos y San Marcos.

De los cuatro restos humanos cuya identidad se ha podido confirmar por pruebas genéticas, dos corresponden a nacionales mexicanos y dos a ciudadanos guatemaltecos. Las autoridades creen que los dos mexicanos, originarios de los estados de Nuevo León y San Luis Potosí, se dedicaban al tráfico de personas.

Sobre los restos humanos localizados, la fiscalía informó que, de manera preliminar y a reserva del resultado antropológico, se determinó que 16 corresponden al sexo masculino, uno al femenino y dos pendientes de precisar debido al alto grado de calcinación.

[Una pequeña aldea de Guatemala está de luto por la masacre de 13 migrantes en Tamaulipas, México]

El pasado 22 de enero una llamada anónima alertó a las autoridades locales sobre dos camionetas abandonadas e incendiadas en un camino vecinal del municipio de Camargo, en donde estaban los 19 cuerpos quemados.

De los dos vehículos hallados uno de ellos, una camioneta Toyota, modelo Sequoia, 2008, presentó 113 impactos de bala, mientras que el otro, una Chevrolet, Silverado, pick up, cabina y media, no tenía ninguno. La camioneta Toyota fue reclamada de la escena del crimen por Jesús M., el mexicano originario de Nuevo León que cuyo cadáver fue identificado este martes por la fiscalía.

Familiares y amigos de migrantes guatemaltecos que transitaban por México en su camino a Estados Unidos rezan al temer que se hallen entre los cuerpos calcinados de 19 personas que fueron hallados en Tamaulipas el pasado 22 de enero.Reuters

Barrios Mojica confirmó que la camioneta Toyota había sido interceptada anteriormente por la la Policía Municipal del municipio de Escobedo, Tamaulipas, y miembros del Instituto Nacional de Migración el pasado 6 de diciembre, cuando las autoridades rescataron a 66 migrantes víctimas de tráfico de personas.

El fiscal no precisó si los agentes federales de migración estuvieron involucrados de alguna manera en los hechos del 22 de enero, ni detalló cómo fue que la camioneta volvió a ser utilizada por traficantes de migrantes para transportar personas.

[Dolor en Guatemala por la masacre de migrantes en México: “Su sueño era llegar a Estados Unidos”]

Sin embargo, las autoridades sospechan que la masacre fue producto de una disputa entre grupos del crimen organizado que buscan controlar las rutas del tráfico de drogas y el traslado de migrantes.

La fiscalía agregó que es muy probable que hayan participado más vehículos donde viajaban migrantes guatemaltecos y salvadoreños que pretendían llegar a los Estados Unidos, además de "sujetos armados que les daban protección y seguridad".

Con información de Efe.