IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Crecen los arrestos en la frontera porque cada vez más migrantes interceptados y devueltos a México intentan cruzar de nuevo

"Los coyotes dejan a los migrantes en áreas remotas y peligrosas", según la Patrulla Fronteriza, lo que ha provocado “un aumento dramático en el número de rescates”.

En la época del año de más calor en la frontera, una zona en gran parte desértica donde las temperaturas alcanzan cifras de tres dígitos en grados Fáhrenheit, las detenciones de migrantes han vuelto a romper récords por cuarto mes consecutivo.

"Vemos un alto número de llamadas a Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza [CBP, por sus siglas en inglés] por migrantes abandonados en territorio traicionero por traficantes sin consideración por la vida humana", afirmó en un comunicado este viernes su director interino, Troy Miller.

"Los coyotes dejan a los migrantes en áreas remotas y peligrosas", según la CBP, lo que ha provocado “un aumento dramático en el número de rescates” que han tenido que realizar sus agentes: en lo que va de año fiscal (de octubre a junio) fueron 9,500, un 81% más que en todo el año fiscal de 2020.

En total, el número de inmigrantes interceptados en la frontera en junio, según la CBP, asciende a 188,000, un 5% más que en el último mes.

 [Niños migrantes dejan un conmovedor mural en un refugio de San Diego]

Pero en muchos casos se trata de las mismas personas que son detenidas en más de una ocasión al intentar cruzar la frontera y ser descubiertos y devueltos a México en virtud al cierre dictado en 2020 por la pandemia de coronavirus.

"El gran número de expulsiones durante la pandemia [bajo el título 42] ha contribuido a que un número mayor que el habitual de migrantes realice múltiples intentos de cruce de la frontera, lo que significa que el total de encuentros exagera un poco el número de individuos únicos que llegan a la frontera", señaló la CBP en su comunicado.

Migrantes cruzan la frontera por un hueco cerca de Yuma, Arizona; el jueves 10 de junio de 2021.AP

Así, la cifra de 188,000 personas interceptadas corresponde en realidad a unas 124,000, puesto que un tercio de esos detenciones fue de inmigrantes que ya lo habían intentado anteriormente. 

En lo que va de año fiscal se han contabilizado 454,944 personas interceptadas una o más veces, una cifra total inferior al mismo periodo del año anterior (489,760). Pero la cifra total de detenciones (1,119,000) es la mayor en una década. 

 Otro dato que destaca en el reporte es el de las detenciones de menores no acompañados, que después de bajar en los últimos meses, tuvieron un ligero repunte en junio, con un total de 15,253, un 8% más que en mayo. En marzo, el mes que batió todos los récords, las autoridades encontraron a casi 19,000 niños migrantes en la frontera sin sus padres o tutores.

Actualmente hay 832 niños en los centros de procesamiento de CBP, lugares que activistas y congresistas han denunciado que no están hechos para cuidar adecuadamante de los niños. Esta cifra ha bajado considerablemente desde su pico en marzo, cuando había más de 5,700 menores en custodia de la Patrulla Fronteriza. El tiempo en detención también ha disminuido de manera importante, pasando de 133 horas en promedio en marzo a 28 horas promedio en junio de 2021.

De las más de 188,000 detenciones que se llevaron a cabo en la frontera, 103,014 resultaron en expulsiones expeditas y sin derecho a solicitar asilo bajo el título 42, una vieja ordenanza que fue reutilizada por la Administración Trump para frenar la llegada de migrantes con el fin de evitar la propagación del COVID-19.

La Administración de Joe Biden, que ha mantenido la política en vigor, asegura que tiene planes de eliminar el título 42 ahora que la mayoría de la población ya ha sido vacunada, y algunos reportes periodísticos indican que esta decisión para reinstaurar el derecho al asilo podría tomarse este mes de julio, aunque las autoridades no los han confirmado por ahora.

Algunos de los migrantes que han esperado en el lado mexicano de la frontera durante meses para poder cruzar a Estados Unidos, fueron enviados allí por las autoridades estadounidenses bajo el programa Quédate en México, que fue cancelado este año. Las autoridades han aclarado que la cancelación de este programa no afectará a las personas que ya tenían un caso pendiente en las cortes migratorias el año pasado, a ellos se les permitirá continuar con su proceso de asilo en Estados Unidos.

Con información de EFE.