IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Congresista republicana propone otorgar estatus migratorio a los indocumentados que llevan más de cinco años en el país

María Elvira Salazar cree que la reforma de Biden no será aprobada y presenta el plan Dignidad para que los inmigrantes que llevan un lustro en el país puedan tener paz y optar a la ciudadanía en 10 años.

La congresista María Elvira Salazar, republicana por Florida, presentó este miércoles en la Cámara de Representantes un proyecto de ley bautizado como Dignidad que busca otorgar un estatus migratorio a quienes lleven más de cinco años sin papeles en Estados Unidos. Salazar aseguró a Noticias Telemundo que cuenta con el respaldo de la bancada de su partido para sacar de la "oscuridad" a los 11 millones de migrantes que viven sin papeles en el país.

“No queremos esperanzas falsas”, dijo Salazar este miércoles en rueda de prensa con respecto al proyecto migratorio del presidente, Joe Biden. “Es solamente jarabe de pico”, aseguró por su parte el congresista Mario Díaz-Balart sobre dicha propuesta.

Asimismo, el senador Lindsey Graham criticó las políticas de Biden y las comparó con las de su antecesor, el expresidente Donald Trump. “El Gobierno de Biden está generando caos donde había orden”, señaló. 

"Le tocó cuatro años al presidente Trump poner orden en la frontera", agregó.

En plan republicano propone ofrecer 10 años de estatus migratorio a todo aquel que haya estado en el país por más de cinco años, tenga hijos estadounidenses, haya pagado impuestos, no haya cometido ningún crimen, y haya contribuido a economía, según la congresista.

[Advierten que se podría superar la cifra más alta de inmigrantes detenidos en la frontera en 20 años]

"Los republicanos vamos a lanzar un mensaje diferente, que somos gente compasiva y queremos ayudar a esa gente que vive en la oscuridad", declaró Salazar en entrevista con Noticias Telemundo, "demos dignidad ahora, para que dentro de 10 años entremos en el camino de redención, que es el de la ciudadanía. Si es que les interesa, porque a mucha gente ni le interesa. Lo que la mayoría de la gente quiere es vivir en paz y no con temor a que les deporten".

Salazar hizo hincapié en la oleada migratoria que está colapsando la frontera sur del país: "Es una crisis. Estuve en la frontera en El Paso hace dos días. Es imposible que ningún país pueda recibir miles de niños, que no sabemos si están violando a nuestras niñas o si los van a explotar en trabajos forzados o sexualmente. Todo eso está pasando en la frontera. Hay que solucionarlo para poder solucionar el problema interno".

[El Gobierno dice que está aceptando a los menores que cruzan solos la frontera pero no a solteros y familias]

"Lo que está pasando en la frontera no nos conviene a nadie en esta comunidad. Porque somos rehenes de los que estamos de los políticos de Washington, que prometen lo que no es, y de los coyetes y narcotraficantes que promenten que van a llegar y no va a pasar nada", agregó.

La representante María Elvira Salazar, republicana por Florida, durante una audiencia en Capitol Hill en Washington, D.C., el 10 de marzo de 2021.Ting Shen-Pool/Getty Images

La congresista explicó que la propuesta de este plan responde a las ilusiones que generan los políticos en Washington sobre una reforma migratoria que, a su entener, no se hará realidad: "La reforma que está presentando el presidente, Joe Biden, no tiene los votos ni en la Cámara de Representantes ni el Senado para que llegue a ser ley. Ni siquiera cuenta con el suficiente apoyo dentro de su partido".

"Por lo tanto los próximos dos años la gente va a estar esperando por algo que los demócratas saben que no va llegar. No se dejen engañar. Tenemos que buscar una dignidad que llevamos años esperando", añadió.

La congresista aseguró que contaría con el respaldo republicano si resuelven el problema de la frontera, ponen la tecnología necesaria y se reforma el sistema migratorio de asilo, entra otras medidas: "Entonces le aseguro que mi partido sí le da dignidad a los 11 millones que están aquí, y que el 80% lleva más de cinco años en este país".

["No vengan", pide Biden a los inmigrantes. Admite que tardará un mes en tener camas suficientes para todos los menores]

Salazar cree que el Gobierno debe enviar un mensaje para que ciudadanos centroamericanos se queden en sus países: "Sobre todo de niños, que son mi gran preocupación. El negocio y el tráfico sexual de niños está subiendo más que ningún otro. Y nuestra frontera es el primer escenario de acción. Tenemos que detenerlo y dar la ayuda necesaria en los países de origen, en Nicaragua, Guatemala y El Salvador".

Biden lanzó el martes un mensaje a los inmigrantes que planean viajar o están llegando ya a la frontera estadounidense: "No vengan". “No abandones tu ciudad o comunidad”, enfatizó el mandatario en una entrevista a la cadena ABC News, ante la llegada masiva de inmigrantes, y en especial de menores de edad no acompañados, en las últimas semanas. 

La Cámara de Representantes, donde los demócratas tienen mayoría, se prepara para votar esta semana dos proyectos de ley que, si llegasen a ser promulgados, abrirían una senda para la residencia legal permanente y, eventualmente, a la ciudadanía para millones de inmigrantes.

[Un médico cubano que ayudó a migrantes en Matamoros lucha por lograr el asilo en Estados Unidos]

Un proyecto, titulado Ley de Sueño y Promesa, ya aprobado por la Cámara de Representantes en 2019 pero que no tuvo consideración en el Senado, donde entonces los republicanos tenían mayoría, conduciría a esa legalización permanente para más de 700,000 migrantes amparados por el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) y otros 400,000 protegidos por el estatus temporario (TPS, por su sigla en inglés).

El segundo proyecto, titulado Ley de Modernización de la Fuerza Laboral, también aprobado en la Cámara Baja en 2019, facilitaría la regularización del estado migratorio de los trabajadores agrícolas.

Lo que está pasando en la frontera

Un grupo de legisladores republicanos visitó el lunes la frontera con México, donde el arribo de más migrantes, especialmente menores de edad, está metiendo mucha presión al Gobierno.

El jefe de la minoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, encabezó la delegación en El Paso, en Texas, en un momento en el que la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, por su sigla en inglés) tiene bajo custodia a más de 4,200 migrantes menores de edad.

[Biden prohíbe que ICE acceda a los datos de los inmigrantes que quieran acoger a un menor que cruza solo la frontera]

"Esto es más que una crisis", señaló McCarthy en una rueda de prensa después de la visita a un centro de detención, usando una palabra que el Gobierno Biden intenta por todos los medios evitar. "Lo triste en todo esto es que no debió haber ocurrido. Esta crisis es resultado de la política presidencial", agregó.

Los republicanos culpan a Biden y su promesa de una política migratoria "justa y humana" de la llegada a la frontera de decenas de miles de migrantes que, en su mayoría, proceden de América Central y México.

En opinión de McCarthy, la detención de la construcción del muro fronterizo que impulsó el anterior presidente, Donald Trump, establecer una moratoria a las deportaciones (paralizada por un juez) y la promesa de un camino hacia la ciudadanía a 11 millones de inmigrantes indocumentados están detrás del actual aumento de inmigrantes.

[Se disparan los casos de secuestros y extorsiones a migrantes que cruzan la frontera]

En febrero, CBP detuvo a 100,441 inmigrantes indocumentados, un 28% más que en enero y cerca del triple que el mismo mes de 2020, entre ellos unos 9,300 menores de edad que llegaron sin la compañía de alguno de sus padres o tutor legal.

[Migrantes creen que será más fácil entrar en EE.UU. si viajan con sus hijos en brazos. Pero la frontera no está abierta]

De esos 100,441 indocumentados, la agencia federal indicó que el 96% fueron expulsados del país "inmediatamente" para reducir los riesgos de contagio de coronavirus

Pero este aumento, denunció Salazar, provocó que agentes migratorios hayan tenido que ayudar en los centros donde se procesa a los inmigrantes detenidos, lo que conlleva, aseguró, que la frontera se quede "desprovista" de agentes y que eso sea aprovechado por los inmigrantes para cruzar irregularmente la frontera.

Con información de Efe y ABC News.