IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Cada vez más migrantes y niños no acompañados cruzan la frontera: algunos son liberados, otros deportados

Familias inmigrantes que huyen de la violencia compartieron sus testimonios tras ser liberados en Texas este fin de semana. A diferencia del pasado, los padres no están siendo separados de sus hijos. Esta es la nueva y preocupante realidad en la frontera.

El presidente, Joe Biden, enfrenta su primera crisis en la frontera: cientos de familias están cruzando de México a Estados Unidos huyendo de la pobreza y la violencia en Centroamérica, esperanzados por los cambios de políticas migratoria que han llevado a los arrestos, la deportación y también la liberación de miles de inmigrantes en territorio estadounidense.

Solo en diciembre, la Patrulla Fronteriza realizó más de 73,000 detenciones, casi el doble de las más de 40,000 reportadas en julio del año pasado. Este sábado en Brownsville, Texas, fueron liberados más inmigrantes, mientras que otros fueron deportados, según el reporte del corresponsal de Telemundo Edgar Muñoz, desde Brownsville, Texas.

El incremento de niños cruzando sin ningún acompañante también ha sido notable: aumentó de 1,530 en octubre a 3,364 en el mes de diciembre, según datos de la Oficina de Reubicación de Refugiados. Es decir, el 120%.

Este aumento, así como los cambios de políticas migratorias entre México y Estados Unidos, han llevado a la liberación de cientos de personas esta semana.

Una niña migrante y su mamá cerca del Río Bravo en Ciudad Juárez antes de solicitar asilo en El Paso, Texas.REUTERS

 

Una de esas migrantes recién liberadas le contó a Noticias Telemundo que lleva dos años sin ver a su hijo de 8, que está en Houston. "Mis lágrimas no son de tristeza, son de felicidad", dijo Fany Miranda mientras cargaba en brazos a su otra hija, una niña de 3 años. Ambas fueron liberadas este sábado y ahora esperan en territorio estadounidense la orden para comparecer ante un tribunal de inmigración. 

Los padres no están siendo separados de sus hijos, tal y como se esperaba, después de que Biden firmara la orden ejecutiva de hace unos días que más bien busca reunificar a quienes todavía hoy no se han reencontrado, tras la política impuesta por Donald Trump.  

El testimonio de Miranda evidencia que "hay muchos niños solos cruzando la frontera", según ella misma cuenta. En su camino estuvo acompañada por dos menores de edad que viajaban solos, uno de 13 y otro de 6 años aproximadamente. Trató de ser una compañía y apoyo para uno de los pequeños. 

"Es muy triste porque les puede pasar algo estando solos. Es duro no estar aferrados a nadie, sino a un desconocido. Yo miraba a mi hijo en él y le decía siempre que se viniera conmigo", dijo la hondureña.  

El compromiso de un trato justo y humano

Para Lisa Koop, directora asociada de servicios legales del Centro Nacional de Justicia para Inmigrantes es de suma importancia que el Gobierno de Biden cumpla con el compromiso de dar un trato "justo y humano" a los inmigrantes en la frontera. 

"Somos más que capaces de aumentar los recursos en la frontera y garantizar el debido proceso a los niños sin enviarlos a que llenen los centros e instalaciones dispuestos para ellos por la Patrulla Fronteriza", dijo Koop a USA Today.

El presidente, Joe Biden, firmó el 2 de febrero tres órdenes ejecutivas sobre inmigración que incluyen medidas para identificar y reunificar a familias separadas en la frontera, revisar el programa ‘Quédate en México’ para solicitantes de asilo y estudiar cambios en la regla de carga pública que dificulta el acceso a las green cards.

Una nueva ley mexicana ha provocado un cambio sustancial en la frontera: las autoridades estadounidenses ya no pueden enviar a los inmigrantes de vuelta al país vecino.

Con información de USA Today, The New York Times y The Washington Post.