IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden firma tres órdenes ejecutivas para revertir las políticas migratorias de Trump mientras las deportaciones continúan

Entre las medidas que tomó el presidente se incluyen acciones para identificar y reunir a familias separadas en la frontera, revisar el programa ‘Quédate en México’ y estudiar cambios en la regla de carga pública.
/ Source: Telemundo

El presidente, Joe Biden, firmó este martes tres órdenes ejecutivas sobre inmigración que incluyen medidas para identificar y reunificar a familias separadas en la frontera, revisar el programa ‘Quédate en México’ para solicitantes de asilo y estudiar cambios en la regla de carga pública que dificulta el acceso a las green cards.

Todas ellas son políticas migratorias establecidas por la Administración del anterior mandatario, Donald Trump. "La estrategia del presidente Biden se centra en la premisa básica de que nuestro país es más seguro, fuerte y próspero" con un sistema migratorio "que da la bienvenida a los inmigrantes, mantiene unidas a las familias y permite a las personas recién llegadas y las que han vivido aquí durante generaciones contribuir más plenamente [al desarrollo de] nuestro país", dijeron altos funcionarios del Gobierno al anunciar las medidas. 

[Pausa en las deportaciones por 100 días y un camino a la ciudadanía en 8 años: Biden inicia su Gobierno con planes para grandes cambios migratorios]

Migrantes cuyas situaciones se trataron de acuerdo con el programa 'Quédate en México', en una corte instalada provisionalmente en la frontera de Texas en 2019. AP

No estoy legislando, estoy eliminando malas políticas. El último presidente emitió órdenes contraproducentes para nuestra ley y quiénes somos como país”, dijo Biden como preámbulo a tres nuevas órdenes ejecutivas que dictó en materia migratoria.

“Primera acción, estamos trabajando para deshacer la vergüenza moral y nacional de la Administración anterior que arrancó a los niños de sus familias sin un plan para reunificarlos”, declaró al firmar el primer documento.

“La segunda acción aborda las causas fundamentales de la migración a la frontera sur. Y la tercera orden solicita la revisión completa de políticas migratorias contraproducentes anteriores”, agregó el presidente.

 Alejandro Mayorkas liderará el grupo de trabajo de reunificación familiar

Alejandro Mayorkas, cuya nominación como secretario de Seguridad Nacional fue confirmada el martes por el Senado, encabezará un grupo de trabajo sobre reunificación familiar, enfocado principalmente en reunir a padres e hijos que permanecen separados.

 No está claro exactamente cuántos, pero unos 5,500 niños han sido identificados en documentos judiciales como separados durante la Administración Trump, incluidos unos 600 cuyos padres aún no han sido encontrados por un comité designado por el tribunal.

 Alejandro Mayorkas, un inmigrante de origen cubano que el presidente electo, Joe Biden, nombrará para ocupar el cargo de secretario del Departamento de Seguridad Nacional.Reuters

Cuando se le preguntó a funcionarios de la nueva Administración si se planea que los miembros de las familias separadas que ahora están fuera de Estados Unidos regresen, estos dijeron que el grupo de trabajo hará recomendaciones sobre cómo tratar estos casos de forma individual

Mayorkas se convertirá en el primer latino y primer inmigrante en ocupar ese puesto, y se espera que lidere una amplia revisión de las políticas de una agencia que fue acusada de estar profundamente politizada al llevar a cabo las iniciativas del presidente, Donald Trump, en materia de inmigración y aplicación de la ley.

Fue confirmado por 56 votos a favor y 43 en contra, el margen más estrecho hasta ahora para un candidato del Gabinete del presidente, Joe Biden.

Las deportaciones no han parado

Mientras tanto, sobre otro aspecto que provoca máxima preocupación a muchos inmigrantes —el peligro de ser deportados— la promesa de Biden de intervenir de inmediato para garantizar un alivio a los afectados todavía no se ha reflejado en cambios efectivos

El presidente ordenó paralizar muchas deportaciones durante 100 días, pero un juez federal bloqueó temporalmente su directiva al alegar que esta medida se tomó de forma irregular, después de que Texas presentara una demanda en contra de ella. 

[Sobrevivió al tiroteo de El Paso y testificó contra el asesino. Pero esta semana fue deportada a México]

En los primeros 13 días de mandato de Biden, cientos de inmigrantes fueron deportados a varios países, incluida una testigo de la masacre contra latinos de El Paso, Texas. No está claro cuántos de ellos eran considerados sujetos peligrosos o acababan de llegar a Estados Unidos, dos aspectos considerados prioridad para expulsar por el nuevo Gobierno.

Expertos de derecho aseguran que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), tiene la facultad de no llevar a cabo deportaciones más allá de la orden del juez federal, según la agencia de noticias The Associated Press. 

 

El programa 'Quédate en México', en vilo

Otra de las órdenes ejecutivas que Biden ha preparado para este martes encarga al Departamento de Seguridad Nacional una revisión de la política conocida como Quédate en México —oficialmente, Protocolos de Protección de Migrantes (MPP, en inglés)—, implementada por Trump para obligar a solicitantes de asilo en la frontera sur a que esperen la resolución de sus casos en el lado mexicano, lo que ha hecho que decenas de miles de personas quedaran varadas durante meses en peligrosas ciudades fronteriza del país vecino.

['Quédate en México': un año de caos, improvisación y desesperanza para migrantes centroamericanos] 

Biden ya había suspendido el programa para que no se incluyan nuevos casos en él. Sin embargo, sus funcionarios no han esclarecido qué pasará con las personas que están en México actualmente, alegando que “la situación en la frontera no cambiará de la noche a la mañana” pero que se trabaja en alternativas.

 

 

Además, en la misma orden ejecutiva se plantea la necesidad de ayudar a los países de origen de los migrantes para combatir los problemas que hacen que emigren y colaborar con Gobiernos y ONG para “mejorar su capacidad de aceptar migrantes”. 

Una revisión de la política migratoria de Trump

En una tercera orden ejecutiva, Biden pidió que se revisen medidas impuestas por Trump que dificultaban el acceso a un estatus legal de los indocumentados, como la obtención de green cards y la naturalización. 

Para ello, se prevén acciones como cambiar la regla de carga pública que impide el acceso a la residencia permanente a beneficiarios de ciertas ayudas públicas, reducir las tarifas para pedir la ciudadanía, reestablecer exenciones para ello y aliviar la carga de trabajo administrativo por la acumulación de solicitudes. 

Con información de NBC News y AP