IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden pide a la corte que ordene a Texas quitar las boyas del río Grande en 10 días, mientras avanza la demanda contra el muro flotante

Dos días después de demandar a Texas y a su gobernador, Greg Abbott, por el muro de boyas instalado en el río en la frontera con México, el Departamento de Justicia solicitó en una moción que se retiren los obstáculos y que no se construyan más sin permiso del Gobierno.

El Departamento de Justicia (DOJ) pidió este miércoles a una corte de distrito que exija a Texas retirar el muro flotante de boyas que instaló en el río Grande en un período de 10 días, mientras se resuelve la demanda del Gobierno de Joe Biden contra ese estado y su gobernador por la controversial barrera acuática.

El DOJ pidió a la corte en su moción que emita una orden preliminar para que Texas no solo remueva los 1,000 pies (300 metros) de barrera acuática, sino que no se le permita construir más por el momento sin permiso del Gobierno federal.

Texas ha argumentado que necesita la barrera para evitar el cruce irregular de migrantes hacia el estado, aunque activistas han denunciado que ponen en peligro la vida de personas vulnerables que buscan asilo en Estados Unidos.

[El Gobierno de Biden demanda a Texas por el muro de boyas instalado en el río Grande para detener a los migrantes]

El DOJ citó en su petición a la corte que el muro acuático existente ha perjudicado las relaciones diplomáticas de Estados Unidos con México, pues el país vecino se ha quejado de la barrera instalada en el río común. También argumentó que representa un peligro para las personas, la navegación y obstruye el trabajo de los agentes federales en el río.

"Ya han ocurrido daños irreparables a Estados Unidos —incluyendo a las relaciones de importancia crítica con México— y solo empeorarán si Texas construye más barreras flotantes en el Río Grande (como el gobernador Abbott ha sugerido que Texas hará) o si se permite que el (muro) existente siga en pie por cualquier periodo sustancial de tiempo", alegó el DOJ.

Adicionalmente, argumentó que las barreras obstruyen la navegación en el río "por cientos de yardas" y esta "obstrucción representa riesgos a la salud y la seguridad pública".

A inicios de julio, Texas inició la instalación de las boyas para "disuadir" a los migrantes a cruzar desde México hacia Estados Unidos en una operación criticada tanto por el Gobierno mexicano, que reclamó viola el acuerdo bilateral conocido como Tratado Internacional de Aguas, como por la Administración del presidente Joe Biden, que este lunes demandó a Texas y a su gobernador, el republicano Greg Abbott.

El gobernador respondió a Biden que no retirará la frontera acuática y que Texas "tiene el derecho constitucional" de desplegar las boyas, así como un cerco de alambre de púas instalado en el río.

"Texas lo verá en corte, Señor presidente", escribió Abbott en una carta dirigida al Gobierno de Biden.