IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden entierra la regla de carga pública impulsada por Trump para castigar a los inmigrantes con menos recursos

El Departamento de Justicia comunica a la Corte Suprema que abandona la defensa de esta medida, que fue bloqueada por tribunales inferiores pero seguía viva a falta del dictamen judicial definitivo.
/ Source: Telemundo

Por Pete Williams- NBC News

El Gobierno de Joe Biden notificó este martes a la Corte Suprema que abandona la defensa de la regla de carga pública impulsada por su predecesor, Donald Trump, para limitar la concesión de visados y green cards a los inmigrantes que el Gobierno considera que podrían necesitar ayudas públicas. 

El Departamento de Seguridad Nacional anunció en 2019 que ampliaría la definición de carga pública para incluir beneficios no montarios como el seguro médico Medicaid, ayudas de comida y asistencia federal para la vivienda. 

[Estas son las ayudas que pueden negarle su visa o ‘green card’ por la regla de carga pública]

Decidió así que cualquiera que recibiera o, en opinión de las autoridades federales, pudiera necesitar ayudas durante más de 12 meses durante un periodo de tres años podría ver rechazadas sus peticiones migratorias. 

Cientos de personas hacen fila frente a una oficina de inmigración en San Francisco. AP

Trump agregó otro factores como la edad, los recursos financieros, el historial de empleo, la educación y la salud, argumentando que la expansión de la regla reforzaría "los ideales de autosuficiencia y responsabilidad personal, asegurando que los inmigrantes sean capaces de mantenerse y tener éxito aquí en Estados Unidos".

[Trump vuelve a imponer la regla de carga pública contra inmigrantes tras obtener luz verde judicial]

En respuesta a una serie de demandas, los tribunales inferiores estaban divididos sobre si la regla revisada violaba la ley federal, pero su aplicación fue finalmente bloqueada, por lo que la Administración Trump apeló. La Corte Suprema accedió a finales de febrero a considerar la cuestión.

Pero el martes, el Departamento de Justicia notificó a la corte que el Gobierno de Biden estaba de acuerdo con los Gobiernos locales que impugnaban la política en que los casos debían ser desestimados.

El presidente señaló su intención de cambiar la política en febrero, firmando una orden ejecutiva que ordenaba a las agencias federales revisar la norma de Trump.