IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Ayuno en Washington para exigir una reforma migratoria: “Es tiempo de que los líderes del Congreso actúen”

Se espera que el acto de protesta de decenas de beneficiarios de DACA y TPS dure al menos tres semanas. Su objetivo es reactivar la legislación que permita iniciar el camino hacia la residencia y ciudadanía de los más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en el país.

Decenas de trabajadores y beneficiarios de DACA y TPS iniciaron este miércoles en Washington una campaña de ayuno para instar al Congreso y al gobierno del presidente, Joe Biden, a que apruebe una legislación que otorgue la residencia y la ciudadanía a los más de 11 millones de indocumentados en el país.

El “Ayuno por la libertad”, que cuenta con la iniciativa de varias organizaciones religiosas y cívicas, se prolongará tres semanas y será por etapas en más de una docena de estados, según informó Faith In Action, una de la organizaciones comunitarias y religiosas más grande en Estados Unidos.

El programa de este miércoles incluyó oraciones en la escalinata a la entrada de la Iglesia Luterana de la Reforma, en Washington, y una caminata pacífica hasta la sede del Congreso.

[Más de 400,000 'tepesianos' ven en peligro el sueño de obtener una 'green card' por un fallo judicial]

Es tiempo de que los líderes del Congreso actúen. Tanto la Cámara de Representantes como el Senado tienen los votos para incluir un camino a la ciudadanía”, aseveró Nanci Palacios, beneficiaria de DACA e integrante de la organización comunitaria LA RED de Florida, a través de un comunicado de prensa.  

Un grupo de inmigrantes, líderes religiosos y comunitarios participan este miércoles, 9 de junio, 2021, en una caminata y ayuno en Washington.   Cortesía Faith in Action

Palacios recalcó que el periodo legislativo de este verano es la mejor opción que tienen los dirigentes políticos si es que “en realidad quieren proteger a las comunidades inmigrantes” de todo el país. Agregó que el ayuno es “una llamada de atención para que empiecen a trabajar”.

La privación voluntaria de alimentos busca "incrementar la presión sobre la Casa Blanca y los miembros del Congreso” para abrir un camino a la ciudadanía para los trabajadores esenciales, los beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), y los inmigrantes que cuentan con Estatus de Protección Temporal (TPS).  

La Iglesia Bautista de la Calle Nueve, que participa en esta actividad, indicó que muchos de esos millones de inmigrantes indocumentados "han sido los trabajadores esenciales que han mantenido a nuestras familias y nuestra economía funcionando durante la pandemia" por el COVID-19.

[Kamala Harris reacciona a las críticas por no visitar la frontera con México]

“El ayuno será una plegaria a nuestro creador por la justicia que no ha sido esquiva, y un reclamo a las conciencias de los líderes en el Congreso, la Administración [Biden] y de cada estadounidense, para que finalmente se entregue a los inmigrantes el amor, el respeto y la compasión que todos merecemos como hijos de Dios”, señaló el Padre Vidal Rivas, de la Iglesia Episcopal Católica de Hyattsville, Maryland.

 

Una decena de personas hicieron ayuno este miércoles, pero se espera que ese número crezca ya que a partir del jueves se llevarán a cabo eventos similares en California, Arizona, Minnesota, Nueva York y Virginia, entre otros, según una vocera de Faith In Action.   

Los interesados en participar pueden inscribirse llenando un formulario en línea habilitado por la organización.  

Con información de EFE