IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Acusan a un sheriff de Texas de confiscar ilegalmente dinero y bienes de inmigrantes indocumentados

Nathan Johnson, el sheriff del condado de Real, se encuentra bajo investigación criminal por parte de los Texas Rangers y la fiscalía general del estado por los autos y el efectivo que ha incautado sin seguir los procedimientos establecidos.

Un sheriff de una comunidad de Texas cerca de la frontera con México ha sido acusado de haber ordenado a sus agentes que incautaran de manera rutinaria e ilegal los bienes y el dinero en efectivo de los inmigrantes indocumentados que detenían por infracciones de tránsito.

Detectives de los Texas Rangers y la Oficina del fiscal general de Texas allanaron cuatro propiedades ligadas al sheriff Nathan Johnson como parte de su investigación penal, reportó el diario The Texas Tribune.

Según la investigación criminal, Johnson confiscaba el dinero y los vehículos de los inmigrantes que detenía antes de entregarlos a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

[Revelan evidencia inédita del caso del camionero latino que causó cuatro muertes en una autopista de Colorado]

El sheriff Nathan Johnson del condado de Real, en Texas.Facebook

"Confiscar dinero de los inmigrantes indocumentados y de sus chóferes ha sido una manera rutinaria de operar desde que él ha trabajado en la Oficina del Sheriff del condado de Real", afirmó el agente estatal que investiga al caso, Ricardo Guajardo, según el medio citado.

No está claro por el momento si las autoridades texanas ya presentaron cargos contra Johnson o están próximas a hacerlo.

En caso de ser acusado de robo por parte de un agente público, un delito de tercer grado en Texas, podría enfrentar hasta 10 años en prisión y 10,000 dólares de multa, reporta el diario The Washington Post.

Johnson le dijo a The Texas Tribune que sus abogados se encuentran revisando el caso. Según registros judiciales consultados por ese medio, el sheriff le dijo en noviembre a los detectives que a veces retenía dienro y vehículos como evidencia para posibles casos penales.

Después de las redadas de las que fue objeto, Johnson aseguró en una publicación de Facebook que no sabía por qué lo estaban investigando.

"He tomado una postura fuerte en contra de los traficantes de personas, los traficantes de drogas y el tránsito de ilegales en nuestra comunidad y seguiré haciéndolo", escribió.

Johnson fue designado sheriff del condado de Real, una área a 120 millas de San Antonio donde residen unas 3,400 personas, en 2017. Antes de eso se desempeñó varios años como agente del sheriff.

El condado de Real se encuentra a 100 millas de Del Rio, Texas, un punto de cruce de migrantes en la frontera sur que el año pasado vio llegar a más de 15,000 migrantes haitianos.

La zona se ha vuelto un punto de batalla político entre demócratas y republicanos por sus respectivas políticas migratorias a nivel federal y estatal.

[Texas amenaza con cerrar la frontera para frenar a 8,000 migrantes que aguardan bajo un puente para solicitar asilo]

El gobernador de Texas, Greg Abbott, ha amenazado con cerrar la frontera ante la llegada de migrantes y ha tomado una serie de medidas punitivas para disuadirlos de cruzar, incluida la amenaza de encarcelarlos por allanamiento de propiedad privada.

Las leyes de decomiso de bienes les permiten a las autoridades locales, estatales y federales incautar propiedad privada sin tener que demostrar o si quiera acusar formalmente de un crimen a sus dueños.

Las agencias pueden vender los bienes confiscados e incorporar las ganancias a sus presupuestos. Datos muestran que las comunidades negras e hispanas han sido más perjudicadas por estas leyes que las blancas, reporta The Washington Post.

Johnson ha estado involucrado en varios incidentes, según el reporte de los Texas Rangers.

En mayo de 2021, grabaciones muestran a Johnson ordenándole a sus agentes que incautaran dinero y una camioneta Toyota Tundra 2008 de inmigrantes indocumentados que detuvieron mientras circulaban. Según Guajardo, el dinero fue reportado como abandonado y lo depositaron a la cuenta del condado de Real. Mientras que el vehículo fue considerado como abandonado después de 30 días y lo vendieron en una subasta.

La investigación de los Texas Rangers inició después de este y otro par más de incidentes similares que fueron reportados en medios.

La fiscalía le ha exigido a Johnson que reporte e inicie la solicitud correspondiente para los bienes confiscados, tras los reportes en medios de que no estaba siguiendo los procedimientos establecidos.