IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Identifican a migrantes mexicanos muertos en el accidente en Florida. El chofer que los chocó dice que había fumado marihuana

Bryan Maclean Howard, de 41 años, diec que fumó aceite de cannabis y tomó medicamentos recetados horas antes del accidente. Se describe como un pintor con sólo $700 en su cuenta y sin dependientes. Está en la cárcel sin derecho a fianza.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, confirmó este miércoles que los ocho trabajadores migrantes muertos en un accidente de autobús en Florida cuando iban a trabajar a un granja cercana son mexicanos. Seis de ellos ya han sido identificados, según documentos judiciales de la corte ante la que compareció el acusado de provocar el accidente: se trata de Evarado Ventura Hernandez (nacido en julio de 1993), Cristian Salazar Villeda (septiembre de 1999), Alfredo Tovar Sánchez (enero de 2004), Isaías Miranda Pascal (enero de 2003), José Heriberto Fraga Acosta (abril de 1997) y Manuel Pérez Ríos (diciembre de 1977). Hay otros dos, también hombres, aún sin identificar. Según el consulado mexicano en Orlando, las víctimas tenían entre 19 y 31 años de edad.

La secretaria mexicana de Relaciones Exteriores, Alicia Bárcena, declaró el martes en la red social X que los ocho fallecidos tenían visados H-2A para trabajadores agrícolas. Las granjas de Florida emplean a 50,000 trabajadores con esta visa cada año, más que cualquier otro estado, según la Asociación de Frutas y Verduras.

En el autobús accidentado viajaban 44 trabajadores agrícolas, todos ellos mexicanos, según López Obrador, que habían sido contratados por un agricultor mexicano-estadounidense para trabajar en la granja de sandías con visas temporales o estacionales. No dio más información sobre los fallecidos, por consideración a sus familiares.

Según la Patrulla de Carreteras de Florida, una camioneta pickup se salió de su carril poco después de las 6 de la mañana del martes en la autopista 40 entre Dunnellon y Ocala, en el condado de Marion (Florida), y colisionó contra el autobús escolar blanco que viajaba en dirección contraria con los trabajadores. El autobús se salió de la vía, atravesando una valla, y colisionó contra un árbol. Hay además ocho personas en estado crítico, por cuya vida se teme, y decenas de heridos menos graves.

[Migrantes iban a cortar el alambre de púas fronterizo en Texas y les respondieron con gas pimienta]

El conductor de la camioneta, Bryan Maclean Howard, de 41 años, fue arrestado acusado de manejar ebrio o drogado, y compareció este miércoles en corte por teleconferencia desde la cárcel. Dijo que era pintor, y sólo tenía 700 dólares en la cuenta bancaria y ni esposa ni hijos. Respondió a las preguntas del juez, que decretó que siga en prisión sin fianza y se le asigne un defensor público. Vestía un mono verde que se usa para presos en protección para evitar su suicidio. Se declaró no culpable.

De acuerdo con el informe de arresto de Howard, los policías dicen que tenía los ojos inyectados en sangre y llorosos y dificultad para hablar después del accidente, que dijo que no recordaba.

Howard dijo a los investigadores que fumó aceite de marihuana y tomó medicamentos recetados horas antes del accidente.

Según el informe, Howard le dijo a un investigador de la Patrulla de Carreteras de Florida que había estrellado el auto de su madre contra un árbol al evitar un animal unos días antes, y que la noche del lunes había tomado dos medicamentos anticonvulsivos y para la presión arterial alta, además de fumar aceite de marihuana. Dijo que se despertó unas cinco horas más tarde y que conducía hacia una clínica de metadona donde recibe medicación diaria para una vértebra astillada, según la declaración jurada.

Howard entonces falló varias pruebas de sobriedad.

Los registros estatales muestran que tenía detenciones anteriores, acusado de conducir con la licencia suspendida, abandonar la escena de un accidente y posesión de marihuana. No estaba claro quién podría hacer comentarios en nombre de Howard. Varios números de teléfono de residencias vinculadas a él no funcionaban.

Pasaportes retenidos por empleadores

El cónsul mexicano en Orlando, Juan José Sabines Guerrero, afirmó en una entrevista con Noticias Telemundo que visitó a algunos de los trabajadores involucrados en el accidente.

"La instrucción que tenemos de la Secretaría de Relaciones Exteriores es darles apoyo a las familias. En primer lugar a los que se encuentran en el hospital, eso es primordial, y las familias de las personas fallecidas".

Sabines Guerrero subrayó la necesidad de que los respresentantes consultares tenga información sobre quiénes son los trabajadores y declaró: "Los fui a visitar ayer en el hotel, [supe que] no tienen pasaportes o ninguna identificación. [En realidad], todos tienen pasaportes y visas pero dicen que su empleador tiene todos los documentos, toda la información [sobre ellos]".

Amplió que este es "otro problema que estamos analizando".

El siguiente paso –precisó– "es tratar de volver mañana [jueves] para hablar con los lesionados. Hoy [miércoles] todavía estamos trabajando para contactar a las familias de los fallecidos".

La granja lamenta el accidente

Cannon Farms agradeció en una una publicación en su página de Facebook “a todos los que han tendido la mano y ofrecido condolencias, ayuda y oraciones” por las personas heridas en el accidente, ocurrido bajo el resguardo de la empresa Olvera Trucking Harvesting Corp, que contrató a los trabajadores para recoger sus sandías.

Cannon Farms, una empresa familiar que envía sus sandías a supermercados de los Estados Unidos y Canadá, también precisó que permanecería cerrada hasta el miércoles.

Nadie respondió en los intentos de contactar con Olvera Trucking después del accidente. La empresa había publicado recientemente un anuncio para contratar a un conductor temporal que se encargara de transportar a los trabajadores a los campos de sandías y de manejar el equipo de recolección, por un salario de 14.77 dólares la hora.

Un documento del Departamento de Trabajo muestra que Olvera Trucking también solicitó este mes 43 trabajadores H-2A para cosechar sandías en Cannon Farms, también con una tarifa base de 14.77 dólares la hora, con promesas de alojamiento y transporte hacia y desde los campos.

[Inmigrantes que lleguen a Colorado podrían solicitar licencias de conducir inmediatamente]

Accidentes de tránsito son la principal causa de muerte de agricultores

El programa H-2A permite a los empleadores o agentes estadounidenses que cumplan determinados requisitos normativos traer al país a ciudadanos extranjeros para cubrir puestos de trabajo agrícolas temporales. Ir y volver de los campos puede ser peligroso: las estadísticas federales muestran que los accidentes de tráfico fueron la principal causa de muertes relacionadas con el trabajo entre los trabajadores agrícolas en 2022, el último año disponible, con 81 de las 171 víctimas totales.

El Departamento de Trabajo anunció nuevos requisitos de cinturones de seguridad para los vehículos de los empleadores utilizados para los trabajadores agrícolas con visados temporales, entre otras protecciones para ellos que entran en vigor el 28 de junio. La ley de Florida ya exige cinturones de seguridad para el transporte de trabajadores agrícolas que utilizan vehículos más pequeños, con un peso inferior a 10,000 libras. La Asociación de Frutas y Verduras de Florida se ha opuesto al nuevo requisito federal del cinturón de seguridad, calificándolo de “poco práctico”.

No se supo de inmediato si el autobús volcado tenía cinturones de seguridad.

Piden leyes más estrictas

Una campaña de GoFundMe organizada por la Asociación de Trabajadores Agrícolas de Florida para apoyar a las víctimas de accidentes y sus familias había recaudado alrededor de 20,000 dólares de los 50,000 planteados como objetivo el martes por la noche. “Los trabajadores agrícolas tienden a ser olvidados, pero es importante no hacerlo, especialmente en tiempos tan difíciles”, se podía leer en la página de recaudación.

Dos grupos de defensa pidieron leyes más estrictas y la aplicación de las mismas para proteger a los trabajadores agrícolas.

“Es demasiado fácil descartar esto como un accidente más”, explicó Asia Clermont, directora en Florida de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos. “Florida debe tomar todas las medidas posibles para proteger a sus trabajadores esenciales, que son seres humanos y la columna vertebral de la economía del estado”.

Ty Joplin, de la Coalición de Trabajadores de Immokalee, comentó que las leyes de transporte para los trabajadores agrícolas a menudo no se aplican.

“Aunque los accidentes ocurrirán, proteger a los trabajadores mientras los transportan con disposiciones de seguridad obligatorias y ejecutables, como cinturones de seguridad e inspecciones de seguridad, puede reducir las lesiones y las muertes”, agregó. 

El consulado mexicano en Orlando estaba trabajando para proporcionar apoyo en el hospital AdventHealth Ocala, donde fueron trasladados muchos de los heridos. 

Andrés Sequera, director de misión y ministerio de los hospitales AdventHealth, indicó que los trabajadores heridos “estaban de buen humor a pesar de lo que han pasado”.

“Fuimos capaces de proporcionar apoyo, presencia y oración cuando se nos pidió”, dijo Sequera a la prensa.

Con información de The Associated Press