Indignación tras acuerdo que dejó en libertad a estudiante acusado de violación

El acuerdo deja a Jacob Walter Anderson en liberdad condicional tras pagar una multa de 400 dólares y aceptar asesoramiento. La supuesta víctima expresó su ira

Un juez de Texas aceptó un acuerdo de culpabilidad que permite a un ex estudiante de Baylor University acusado de violar a una mujer en una fiesta de la fraternidad para evitar cumplir una pena de cárcel, lo que supone al menos la tercera vez que ese magistrado falla a favor de un hombre acusado ​​de agresión sexual.

El juez Ralph Strother aceptó el acuerdo de culpabilidad de Jacob Walter Anderson, presidente de la fraternidad Phi Delta Theta, quien enfrentaba cargos de agresión sexual y quien fue expulsado de Baylor después de una investigación que llevó a cabo la propia universidad.

La mujer que lo acusó de violarla repetidamente en una fiesta de la fraternidad de 2016 -cuya identidad permanecerá en en anonimato- expresó su indignación por el acuerdo de culpabilidad y describió el sistema de justicia del condado como "gravemente dañado". Se creó una petición en línea para oponerse al acuerdo de culpabilidad y recibió miles de firmas.

El trato de los fiscales le permitió a Anderson recibir libertad condicional diferida. El ex presidente de la fraternidad Phi Delta Theta aceptó buscar asesoramiento y pagar una multa de $400. Además, Anderson no será obligado a registrarse como delincuente sexual.

La mujer dijo que se sentía desorientada después de aceptar una bebida en una fiesta de la fraternidad en 2016. Relató que Anderson la llevó detrás de una tienda de campaña y la violó repetidamente mientras estaba amordazada y ahogada.
Una orden judicial dijo que la mujer fue agredida hasta que perdió el conocimiento y Anderson la dejó sola. La mima orden describió que vomitó y podría haberse ahogado con su propio vómito.

Los abogados de Anderson declinaron hacer comentarios tras el fallo del juez.

No es la primera vez que Strother ha aceptado un acuerdo de este tipo para un delito sexual. El año pasado, dio libertad condicional diferida a un acusado después de que se declarara culpable en la violación de una ex alumna de Baylor en 2013. El juez ordenó al sujeto que pagara por el asesoramiento de la mujer, después de alegar estaba borracha, según una declaración jurada.

Strother, a principios de este año, también dejó en libertad condicional a un ex alumno de Baylor acusado de agresió sexual y solo se le castigó a 30 días de cárcel. Adrián Andrés Ramos, estaba trabajando para obtener un título de la Universidad de Texas Tech y se le permitió cumplir la pena de prisión los fines de semana. Ramos dijo a las autoridades que creía que el sexo que había mantenido coon la supuesta víctima fue consensual.

Baylor se vio involucrado en un escándalo de agresión sexual relacionado con su programa de fútbol americano en 2016, que finalmente llevó a la expulsión de varios líderes universitarios.