Incursión militar en Yemen tenía un objetivo secreto: El líder de Al Qaeda, Al-Rimi

El terrorista logró escapar de la incursión militar y publicó un audio con un mensaje al presidente Trump.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Nueva York.- El ataque militar de EEUU en Yemen de la semana pasada tenía un objetivo secreto: el jefe de Al Qaeda en la Península Arábiga que sobrevivió y ahora está burlándose del presidente Donald Trump en un mensaje de audio.

Militares y funcionarios de inteligencia de EEUU dijeron a NBC News que el objetivo de la operación era capturar o matar a Qassim al-Rimi, considerado el tercer terrorista más peligroso del mundo y un reclutador maestro.

Pero mientras un SEAL, 14 combatientes de Al Qaeda y algunos civiles, incluyendo una niña de 8 años, murieron durante el ataque, al-Rimi todavía está vivo y en Yemen, dijeron varios oficiales militares.

El domingo, al-Rimi, que fue incluido en la lista de terroristas más buscados por Estados Unidos después de asumir el control de la filial de Al Qaeda en Yemen en 2015, publicó una grabación de audio que fuentes militares dijeron es auténtica.

Trump recibe con su hija Ivanka los restos de soldado fallecido en Yemen

"El tonto de la Casa Blanca recibió una bofetada al principio de su camino en sus tierras", dijo en una aparente referencia a la incursión militar del 29 de enero.

No está claro si al-Rimi estaba en el campo de al-Qaeda y escapó cuando descendieron los comandos SEAL, si estaba en otro lugar, o si incluso fue informado de la ofensiva.

La Casa Blanca, que había declarado la incursión como "una operación exitosa por todos los estándares", no respondió a comentarios el lunes. El Pentágono tampoco quiso referirse al tema.

Funcionarios militares dijeron a NBC News que la perspectiva dar con al-Rimi fue la que convenció a la cadena de comando de Estados Unidos de que el riesgo de la misión valía la pena.

Muere comandante de Al Qaeda en un bombardeo en Siria 

La preparación involucró dos administraciones. Después de las elecciones el Pentágono presentó al equipo del presidente Barack Obama un plan amplio para acelerar las operaciones antiterroristas estadounidenses en Yemen y el gobierno de Obama remitió la propuesta al equipo de transición de Donald Trump.

Después de dos meses de preparación militar, cada vez más centrada en la oportunidad de capturar al-Rimi, Trump fue informado por el secretario de Defensa James Mattis y el jefe del Estado Mayor Conjunto de que la captura de al-Rimi sería un "hecho que cambiaría las cosas", dijo un funcionario de la Casa Blanca con conocimiento directo de las discusiones.

Para sustentar su caso, le dijeron a Trump que dudaban de que la administración Obama hubiera sido lo suficientemente audaz para intentarlo, dijo este funcionario.

El llamado "paquete" para la misión fue mayor que cualquier ataque antiterrorista desde el asesinato de Osama bin Laden en 2011: dos docenas de SEALs, respaldados por 30 a 40 estadounidenses más en tierra y aire.

También participaron una media docena de soldados yemeníes y una docena de comandos de los Emiratos Árabes Unidos que habían desarrollado la inteligencia que conducía al objetivo.