IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

ICE no separaría a padres indocumentados de sus hijos

padres indocumentados no deportados

Original de Jacquellena Carrero NBC Latino

Traducción de Noticias Telemundo.- Los padres en proceso de deportación en EEUU no serían separados de sus hijos, según una nueva directiva de El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés).

La nueva política supone un reconocimiento especial para aquellos progenitores indocumentados en EEUU que son detenidos por los agentes del ICE.

“El personal del ICE debe asegurarse que las actividades de la agencia de inmigración no afecta de forma innecesaria los derechos de ambos padres inmigrantes o los guardianes legales de menores”, expone la directiva.

Bajo la nueva política, los agentes del ICE tienen plena libertad para considerar los antecedentes de los inmigrantes que son detenidos y usar su propia discreción a la hora de arrestar y deportar a indocumentados. El cambio de la política también permite a los oficiales considerar alternativas a lser encarcelados y les insta a actuar según los principios de los casos que ya se están procesando.

"Mientras que los FODS podrán ejercer la discreción procesal en cualquier etapa de un procedimiento de ejecución, por lo general, es preferible ejercer esa facultad discrecional lo antes posible antes de que sea tarde",  especifica la nota de nueve páginas.

Del mismo modo, la nueva directiva crea una nueva figura que se encargará de representar los derechos de los padres.

Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de las Leyes de Inmigración, calificó la nueva política como un cambio “necesario y que se agradecer”.

“Nuestro sistema de inmigración tiene el potencial de producir un daño grave a nuestro ciudadanos más vulnerables: los niños. Esta nueva directiva es un paso necesario para proteger la unidad familiar y agradecemos al ICE los esfuerzos para reconocer que los padres no son separados de sus hijos durante y después del proceso legal de las deportaciones”, dijo Hincapié en una declaración.

El cambio en la legislación se produce en los momentos cruciales del debate de un caso de deportación en Ohio. Pedro Hernández-Ramírez se enfrenta a ser deportado pese a que es el principal responsable de su hijo Juan, que sufre una parálisis cerebral. Hernández-Ramírez recibió la aprobación para poder permaneces un año más en EEUU justo la noche antes de ser deportado.

Pese a que Hincapié mostró su satisfacción porque la nueva directiva supone un cambio más humano en lo que se refiere a la política sobre inmigración, aclaró que las nuevas directrices no van a prevenir las separaciones totales de los niños o incluso de aquellos que pequeños cuyos padres ya han sido deportado.

“Esta nueva directiva deja en evidencia que estamos ante un sistema de inmigración que no funciona”. Hoy por hoy, miles de niños crecen con el trauma de haber perdido a uno de sus padres porque ha sido deportado”, señaló. “Esta nueva directriz debería enfatizar la necesidad de que en Washington deben actuar de forma inmediata para crear un sistema de inmigración que defiende los valores de una familia unida”, subrayó.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de EEUU anunció el viernes una nueva directiva para que los padres indocumentados no sean separados de sus hijos cuando enfrentan un proceso de deportación.

La nueva política supone un reconocimiento especial para aquellos progenitores sin documentados legales en EEUU que son detenidos por los agentes del ICE.

“El personal del ICE debe asegurarse que las actividades de la agencia de inmigración no afecta de forma innecesaria los derechos de ambos padres inmigrantes o los guardianes legales de menores”, expone la directiva.

Bajo la nueva política, los agentes del ICE tienen plena libertad para considerar los antecedentes de los inmigrantes que son detenidos u usar su propia discreción a la hora de arrestar y deportar a indocumentados. El cambio de política también permite a los oficiales a considerar alternativas a la prisión y les insta a actuar a los principios de los casos de aplicación.


"Mientras que los FODS podrán ejercer la discreción procesal en cualquier etapa de un procedimiento de ejecución, por lo general, es preferible ejercer esa facultad discrecional lo antes posible antes de que sea tarde",  especifica la nota de nueve páginas.

Del mismo modo, la nueva directiva crea una nueva figura que se encargará de representar los derechos de los padres.

Marielena Hincapié, directora ejecutiva del Centro Nacional de las Leyes de Inmigración, calificó la nueva política como un cambio “necesario y que se agradecer”.

“Nuestro sistema de inmigración tiene el potencial de producir un daño grave a nuestro ciudadanos más vulnerables: los niños. Esta nueva directiva es un paso necesario para proteger la unidad familiar y agradecemos al ICE los esfuerzos para reconocer que los padres no son separados de sus hijos durante y después del proceso legal de las deportaciones”, dijo Hincapié en una declaración.

El cambio en la legislación se produce en los momentos cruciales del debate de un caso de deportación en Ohio. Pedro Hernández-Ramírez se enfrenta a ser deportado pese a que es el principal responsable de su hijo Juan, que sufre una parálisis cerebral. Hernández-Ramírez recibió la aprobación para poder permaneces un año más en EEUU justo la noche antes de ser deportado.

Pese a que Hincapié mostró su satisfacción porque la nueva directiva supone un cambio más humano en lo que se refiere a la política sobre inmigración, aclaró que las nuevas directrices no van a prevenir las separaciones totales de los niños o incluso de aquellos que pequeños cuyos padres ya han sido deportado.

“Esta nueva directiva deja en evidencia que estamos ante un sistema de inmigración que no funciona”. Hoy por hoy, miles de niños crecen con el trauma de haber perdido a uno de sus padres porque ha sido deportado”, señaló. “Esta nueva directriz debería enfatizar la necesidad de que en Washington deben actuar de forma inmediata para crear un sistema de inmigración que defiende los valores de una familia unida”, subrayó.