IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Iba a regresar a su apartamento en Surfside. En cambio, su novia lo convenció de que se quedara en su casa y le salvó la vida

"¿Cómo así que si estoy vivo?", respondió medio dormido Erick De Moura cuando la supervisora de vigilancia de los Champlain Towers South logró contactarlo en la madrugada en que colapsó su edificio.
/ Source: Telemundo

Todo conspiró para que Erick De Moura no regresara a su apartamento esa noche y hoy siguiera vivo para contarlo.

Normalmente, y por los últimos tres años, De Moura pasaba la mayoría de su tiempo en su apartamento en el décimo piso de las Champlain Towers South en Surfside, Florida, que colapsó sin previo aviso. Hasta ahora se sabe de 10 víctimas mortales, y 151 personas aún están desaparecidas.

Pero la noche del 23 de junio De Moura estaba en la casa de su novia, Fernanda Figuereido, lo cual era muy inusual por ser entre semana, según le contó al diario The Washington Post. Ese día se reunieron con otros amigos para ver un partido de la Copa America entre Brasil y Colombia.

['Luiyo', un puertorriqueño de 26 años con "un gran corazón" que murió en el derrumbe del edificio en Surfside]

Tras el partido decidieron jugar un poco de fútbol en el patio y la pelota se fue al canal. De Moura, de 40 años, saltó al agua para recuperarla. Su ropa quedó empapada. Cuando los invitados comenzaron a irse, él pensó en irse también. Pero su novia le sugirió quedarse, y meter su ropa en la secadora.

Esto le pudo haber salvado la vida.

De Moura comenta que ninguno de sus vecinos de los pisos de arriba o de abajo ha sido encontrado hasta ahora.

Horas más tarde, después de que se fueron a dormir, De Moura se despertó a las 5:30 am para ir al baño. Fue entonces cuando revisó su celular y vio la noticia.

[Expertos apuntan posibles fallas que pudieron derrumbar el edificio de Miami a partir del video de su colapso]

“Dios mío, estás vivo”, le dijo Rochelle, una supervisora de vigilancia de Champlain Towers cuando él le contestó la llamada.

“¿Cómo así que si estoy vivo?”, respondió De Moura, todavía un poco dormido.

“El edificio colapsó”, le respondió ella.

Dos personas se consuelan mutuamente mientras miran el edificio de condominios Champlain Towers South de 12 pisos derrumbado el 25 de junio de 2021 en Surfside, Florida.Joe Raedle/Getty Images

Entonces De Moura despertó a Figuereido y le contó la noticia. Ella se puso a llorar, pero De Moura dice que él aún no ha llorado. Sigue en shock, anestesiado. Ha visitado varias veces la esquina donde solía estar su hogar los últimos años, pero aún no caído en cuenta realmente de la magnitud de lo que ha pasado, y de lo que se ha salvado.

"Me siento como en un sueño", le dijo De Moura al Post. "Me siento como si estuviera en una película. Estoy en una película horrible".

Con información de The Washington Post.