Homicidios con armas de fuego aumentan a un 31% en Estados Unidos

En 2016, las pistolas fueron los objetos más utilizados para cometer asesinatos, seguido por las armas punzantes y los métodos de asfixia
Armas de fuego son exhibidas durante una conferencia en el Hollywood Community Police Station, en Los Ángeles.
Armas de fuego son exhibidas durante una conferencia en el Hollywood Community Police Station, en Los Ángeles.AP / AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El número de homicidios cometidos con armas de fuego aumentó en casi un tercio en todo el país en los últimos años, según los nuevos datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

El CDC encontró un aumento del 31% en los homicidios que involucran armas de fuego desde 2014 hasta 2016. Durante el 2014 se reportaron 11.008 homicidios, y esa cifra aumentó a 14,415 en 2016.

Las armas de fuego fueron, por mucho, las más utilizadas en los homicidios.

"En 2016, el número de homicidios con armas de fuego fue aproximadamente ocho veces mayor que el de corte y perforación (1,781) y aproximadamente 30 veces mayor que el de asfixia (502)", señaló el equipo de CDC.

El CDC regularmente informa estadísticas escuetas, pero el último informe se basa en certificados de defunción relacionados con armas de fuego.

Pero su papel en la investigación de las causas subyacentes se ha visto limitado por la Enmienda Dickey, que impide que se utilicen fondos federales para "defender o promover el control de armas".

En Estados Unidos hay desacuerdo sobre qué papel desempeñan las altas tasas de tenencia de armas y la relativa falta de regulación sobre quién puede comprarlas y qué tipo están disponibles. Un estudio en 2015 encontró que uno de cada tres estadounidenses posee una pistola.

Daniel Webster, un experto en política de armas de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de la Universidad Johns Hopkins, dijo que un factor sorprendente detrás del reciente aumento en los homicidios con armas es la protesta contra los asesinatos policiales de personas desarmadas.

Las muertes con armas aumentaron en Baltimore, dijo, junto con los disturbios que siguieron al asesinato de Freddie Gray en 2015 mientras se encontraba bajo custodia policial. La policía retiró la mayor parte de las patrullas diarias que vigilaban la ciudad.

"Ese tipo de actividad policial se redujo sustancialmente. La vigilancia estaba preocupada por reprimir los disturbios. Existe evidencia de un retroceso de las actividades policiales generales por parte de la policía de Baltimore", dijo Webster, quien escribió en enero un informe detallado sobre el efecto.

"Cuando se agrega un colapso en la confianza entre las comunidades y la policía, es una receta para más violencia".

Webster también señaló que más estados estaban flexibilizando las reglas sobre la posesión de armas y su uso."La regulación de permisos se volvió más relajada", dijo.

Los 50 estados del país ahora admiten el porte oculto de armas, en comparación con 31 en 1981.  De ellos, 12 permiten portar ocultos sin un permiso.

"Más personas caminan y conducen con armas de fuego porque se sienten inseguras. No sienten que la policía pueda protegerlos", dijo Webster.

Varios grupos, incluido un equipo de la Escuela de Salud Pública de Harvard, han relacionado la disponibilidad de armas con un aumento en las muertes por armas de fuego.

Los opositores al control de armas a menudo argumentan que alguien dispuesto a matar a otra persona encontrará la manera de hacerlo. Pero Webster señaló que los datos del CDC mostraban que los homicidios con un cuchillo o por asfixia eran mucho más bajos que las muertes con armas de fuego.

"Si su único objetivo es matar a alguien, lo más lógico es usar un arma de fuego", dijo Webster.

"Es mucho más exitoso. Puedes herir varias veces a alguien con un arma blanca y si no lo golpeas en el lugar correcto podría seguir viviendo. El daño tisular de una herida de bala es dramáticamente diferente al ocasionado por un arma blanca”, agregó.

La mayoría de las muertes que involucran armas de fuego en Estados Unidos son suicidios. El CDC dice que de las 36,252 personas que murieron por armas de fuego en 2015, 22,018 fueron suicidios.

"El hecho es que, incluso más que la depresión o el abuso de sustancias, el mejor predictor de cuán probable es que una persona muera por suicidio es un arma en el hogar", dijo Dan Gross, presidente del Centro Brady y Campaña para Prevenir la Violencia con Armas.