IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Un grupo de dreamers podrá viajar fuera de EE.UU. y regresar legalmente tras demandar al Gobierno

La denuncia fue presentada en abril en contra la Administración Biden tras las solicitudes que 84 dreamers presentaron hace nueve meses para realizar un curso, visitar a sus familiares a los que hace años que no ven y tener una vivencia personal más cercana sobre sus raíces.

Varias decenas beneficiarios del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inlgés) recibieron permisos para viajar y estudiar en el extranjero, después de que una organización educativa de Long Beach, California, demandara al Gobierno de Biden el mes pasado. 

La denuncia fue presentada en abril contra la Administración tras las solicitudes que 84 dreamers presentaron hace nueve meses para realizar un curso en México, visitar a sus familiares a los que hace años no ven y tener una vivencia personal más cercana sobre sus raíces.

La demora en el papeleo les obligó a posponer su viaje hasta cinco veces por las demoras en el papeleo de las autoridades migratorias del país.

Una disposición del programa DACA permite que los llamados dreamers, que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños y han vivido en el país sin un estatus migratorio legal, puedan viajar por motivos laborales, escolares o humanitarios.

[Biden anula la orden ejecutiva de Trump que denegaba visas a inmigrantes con menos recursos económicos]

Una portavoz del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS, por su sigla en inglés) comunicó que la agencia ha estado trabajando diligentemente para resolver el problema, pero no hicieron más comentarios más sobre los litigios pendientes, según el diario Los Angeles Times.

La semana pasada, 22 miembros del Congreso firmaron una carta escrita por el representante Alan Lowenthal, demócrata por Long Beach, instando a los funcionarios de inmigración a acelerar los tiempos de procesamiento.

Beneficiaros de DACA frente a la Corte Suprema, el 18 de junio de 2020.AP Photo/Manuel Balce Ceneta

“Las solicitudes de autorización de viaje van desde tres meses hasta más de dos años, lo que impide que los beneficiarios de DACA viajen para atender emergencias familiares o por razones educativas legítimas”, escribió Lowenthal.

[El Gobierno califica de "inaceptables" los informes sobre niños migrantes que duermen en autobuses]

Estas aprobaciones sortean algunos de los obstáculos que han impedido que los beneficiarios de DACA obtengan la ciudadanía, una puerta que el expresidente Donald Trump trató de cerrar en 2017 poniendo fin al programa DACA.

Antes de ello, casi 46,000 dreamers en todo el país recibieron el visto bueno para realizar viajes internacionales bajo la disposición de libertad condicional anticipada.

Las leyes migratorias penalizan a los inmigrantes que abandonan el país espués de haber ingresado sin autorización. Regresar a Estados Unidos a través de un puerto de entrada establecido elimina esas sanciones, despejando el camino para un beneficiaro de DACA que tiene a alguien que lo patrocine para obtener la residencia legal, como un padre o cónyuge ciudadano de EE. UU.

[Unidad secreta de antiterrorismo interrogó a abogados de migrantes en frontera en la era Trump]

Otros 130 beneficiarios de DACA que esperan estudiar en el extranjero a finales de este verano a través del Centro de Estudios California-México tienen solicitudes de viaje pendientes.

Reunión con dreamers

El presidente Joe Biden recibió el viernes en la Casa Blanca a seis dreamers con los que departió sobre sus experiencias para impulsar una reforma migratoria que regularice a unos 11 millones de personas que residen en el país sin documentos.

En la mansión presidencial, los jóvenes hablaron con el mandatario de sus experiencias personales como trabajadores de la salud, del sector agrícola o la educación.

[Soy turista y me voy a casar ¿puedo esperar en el país?]

María Praeli, originaria de Perú; Jirayut New Latthivongskorn, de Tailandia; Astou Thiane, de Senegal; Esmeralda Tovar-Mora y Karen Reyes, nacidas en México, y Leydy Rangel, de padres mexicanos, fueron los invitados a la Casa Blanca.

Durante el encuentro, Biden "reiteró su apoyo a los dreamers, a los titulares del Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés), a los trabajadores agrícolas y otros trabajadores inmigrantes esenciales", detalló la Administración en un comunicado.

También abordaron la reforma migratoria y, en ese sentido, el presidente expresó el "fuerte apoyo" de su Gobierno a los proyectos de ley de Sueños y Promesas, y de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola.

Ambas iniciativas, aprobadas en marzo pasado por la Cámara Baja, buscan otorgar una vía a la ciudadanía para los "soñadores", los trabajadores del campo y los beneficiarios de TPS y de Salida Forzosa Diferida (DED, por su sigla inglés).

[¿Qué debo hacer si tengo la residencia expirada y salí del país?]

Esas propuestas son parte del esfuerzo de los demócratas para regularizar a inmigrantes ya amparados por beneficios migratorios, mientras se abre camino la reforma integral de Biden.

Para salir adelante, ambos proyectos deberán obtener el visto bueno del Senado, donde es complicado que salgan adelante debido a la ajustadísima mayoría demócrata en esta cámara.

Con información de EFE y Los Angeles Times.