"Que me entregue a los responsables y se cierre esa base del demonio": la madre de Vanessa Guillén se reúne con Trump

La madre de la soldado, Gloria Guillén, relató de manera dramática sus recuerdos de Vanessa, además de exigir el cierre de la base Fort Hood. "Mi hija murió siendo inocente en esa maldita base. Ésa no es una base, es un cementerio, no merece estar abierta", exclamó.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

La familia de la soldado Vanessa Guillén llegó esta mañana a Washington D.C. para reunirse en privado en la Casa Blanca con el presidente, Donald Trump, a quien le exigió la aprobación de una ley que proteja a las víctimas de acoso sexual en el Ejército, además de pedir el cierre de la base militar de Fort Hood, en Texas.

Durante el encuentro, la madre expresó su tristeza por el hecho de “se acerca el funeral y no hay cuerpo” y pidió justicia por su hija  y por todos los soldados que han muerto. La abogada, Natalie Khawam, le dijo claramente que sospechan que esto se encubrió.

Más temprano, la madre de la soldado, Gloria Guillén, relató de manera dramática sus recuerdos de Vanessa: "Mi hija murió siendo inocente en esa maldita base. Ésa no es una base, es un cementerio, no merece estar abierta".

"En esa base matan, secuestran, violan y asesinan", afirmó la mujer ante un grupo de personas que llegó a expresar su apoyo a la familia y a exigir justicia para Vanessa.

Gloria Guillén, la madre de la soldado Vanessa Guillén, en una reunión con el presidente Donald Trump.AP

Lupe Guillén, la hermana menor de la soldado que fue asesinada en abril pasado, aseguró que las autoridades militares de la base "deben responder, sus líderes deben responder".

"Ellos dicen que protegen a los soldados, pero no protegieron a mi hermana, en lugar de eso la hostigaron sexualmente. Esto se pudo haber evitado. "Yo quiero que el Congreso apruebe la ley 'Yo Soy Vanessa Guillén', si no pasan es porque no les importa, es porque las víctimas no fueron sus hijos", dijo Lupe muy emocionada.

[La aterradora cronología de lo que pudo ocurrir a Vanessa Guillén, según la declaración jurada de un agente del FBI]

La familia busca que los legisladores aprueben una ley que proteja a las víctimas de acoso sexual en el Ejército.

La madre y hermanas de la soldado Vanessa Guillén, antes de reunirse con el presidente Trump en Washington D.C.Getty Images

Según dijo la hermana menor de Vanessa, algunos soldados se le han acercado reconociendo que tienen miedo. "Tienen miedo de hablar fuera de la base, imagínense reportar un caso de abuso sexual", aseguró.

[Familiares de Vanessa Guillén insisten en que la base de Fort Hood esconde evidencia: "Hay alguien más, allá dentro, que sabe qué pasó"]

La abogada de la familia, Natalie Khawam, dijo lo siguiente: "No dejaremos que esto se desvanezca. Los soldados tienen que tener los mismos derechos que nosotros. Que lleven un uniforme no significa que no merecen los mismos derechos que los demás".

Un grupo de personas llegó a expresaer su apoyo a la familia de al soldado Vanessa Guillén en Washington D.C.Getty Images

"Me dijeron que esto afecta a las fuerzas armadas. Nos vamos a segurar que sea el movimiento #metoo" para las fuerzas armadas", sostuvo Khawam.

El ejército da a conocer los expertos que realizarán una investigación independiente

La familia habló antes de reunirse con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca. Pasadas las 13:00 horas hicieron ingreso a la casa de gobierno.

En una entrevista exclusiva con Noticias Telemundo, Trump afirmó el 10 de julio pasado que había dado "órdenes específicas" de investigar el asesinato de la soldado. "Quiero saber todo al respecto", dijo el mandatario.

El secretario del Ejército, Ryan D. McCarthy, anunció que un grupo de 5 civiles altamente calificados liderarán una investigación independiente al interior de la base militar de Fort Hood.

Entre estos expertos destaca el nombre de Queta Rodríguez, una infante de marina retirada de 49 años que pertenece a la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC, en inglés) en San Antonio, y que ha exigido justicia para la soldado.

[Los latinos en el Ejército llevan mucho tiempo pidiendo justicia. En el caso de Vanessa Guillén exigen respuestas]

El objetivo de las indagaciones es determinar si el clima y la cultura del comando en la base "refleja los valores del Ejército, incluidos el respeto, la inclusión y los lugares de trabajo libres de acoso sexual, y un compromiso con la diversidad", dijo el Ejército a través de un comunicado. 

Los expertos revisarán registros históricos y llevarán a cabo entrevistas con los miembros militares, con civiles y con integrantes de la comunidad donde se emplaza la base en Texas.

"El Ejército está comprometido con el cuidado de sus soldados, civiles, familiares. y esta investigación independiente revisará el actual clima y cultura al interior de Fort Hood", dijo McCarthy.

La muerte de la soldado está siendo investigada por el FBI. Hasta ahora, una mujer es la única detenida. Se trata de Cecily Ann Aguilar, de 22 años, y expareja del sospechoso principal por este crimen. Está acusada como cómplice por manipulación de evidencia.

[“¿Por qué tanta maldad?” La madre de Vanessa Guillén exige justicia y acusa al Ejército de “esconderlo todo”]

La investigación asegura que Aguilar colaboró con Aaron David Robinson desmembrando el cadáver con un hacha o un machete y enterrándolo en tres agujeros separados junto al río León.

Aguilar enfrenta una condena de hasta 20 años en prisión y una multa de hasta 250,000 dólares.