IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Hillary Clinton, la favorita para 2016

Hillary Clinton, la favorita para 2016

Por Carlos Rajo

Hillary Clinton se dice, es la formidable candidata presidencial, la que si se lanza a la batalla electoral será coronada con facilidad por los demócratas. En Iowa, estado de la primera primaria y donde muchas veces se decide quien será el candidato presidencial de cada partido, Clinton confirma este dicho: el 89% de los demócratas la ven de manera positiva y el 94% le da una calificación favorable.

Aun más, puestos a escoger entre Clinton y otro potencial candidato presidencial, el actual Vice Presidente Joe Biden, los demócratas de Iowa le dan una ventaja enorme a la ex secretaria de estado: 70% a su favor sobre 20% de Biden, según una encuesta de NBC News y el Instituto Marista de Opinión Pública.

En New Hampshire, el segundo estado que tendrá primaria presidencial -enero del 2016- y que igualmente juega un papel de gran influencia en el proceso para elegir al candidato presidencial, Clinton también saca una gran ventaja a Biden. Un 74% dicen apoyar la eventual candidatura de la ex senadora por New York, por 18% en favor de Biden.

La verdad, los resultados en ambos estados no sorprenden. Clinton es bien vista por la mayoría de los votantes demócratas -en todo el país no sólo en Iowa y New Hampshire- y a no ser que se de un terremoto político vía un escándalo o que se enferme, la también ex primera dama debería de ganar la candidatura demócrata sin mayores dificultades. 

Aun cuando hay sectores liberales y/o progresistas dentro del partido que la ven como muy conservadora y un tanto alejada de la vida y problemas del ciudadano común -el que hoy sea millonaria no le ayuda-, la encuesta de NBC News confirma que al menos por hoy Clinton es la candidata a vencer. 

Clinton tiene “reconocimiento de nombre”, es decir todo el mundo sabe quien es, cuenta con bastante dinero para la campaña presidencial y tiene ademas una experiencia única como figura política (fue además candidata en 2008, sólo perdiendo ante el también formidable por ese entonces, Barack Obama).

Con todo, la cosa no pinta también para Clinton a nivel de elección general. Aun ahí en Iowa -que fue ganado por los demócratas/Obama en la elección de 2012- Clinton aparece según la encuesta empatada con el potencial candidato republicano el senador Rand Paul (45 a 45%). Y apenas con un punto de ventaja (44 a 43%) sobre el también posible candidato republicano, el gobernador de New Jersey, Chris Christie. 

Sorprende si este literal empate con los dos políticos republicanos debido a que en el caso de Paul por ejemplo, el senador por Kentucky no tiene ni de cerca el “reconocimiento de nombre” que tiene Clinton -es decir, a mucha gente no le dice mucho el nombre Paul-. Y además, Paul es una figura controversial aun dentro del mismo partido republicano donde el liderazgo tradicional lo ve como alguien ubicado en los extremos del partido.  

Lo del gobernador Christie es igual de sorprendente ya que se suponía que luego del escándalo “del bloqueo del puente” (lo acusan de que sus subalternos ordenaron el cierre de un carril de un puente como medida para castigar políticamente a un adversario) Christie había quemado sus posibilidades como candidato presidencial. La encuesta de NBC News en Iowa estaría señalando que Christie sigue vivo en la pelea por ser el candidato republicano para 2016.

Otra figura política republicana contra la cual Clinton fue puesta en la encuesta es el ex gobernador de la Florida Jeb Bush, quien en algún momento fue considerado un fuerte pre candidato presidencial pero que por su apoyo a la reforma migratoria ha sufrido críticas de la base republicana. En Iowa, Clinton aventajaría a Bush 46 a 42%. 

El senador Marco Rubio, otro que igual que Bush también ha bajado en popularidad debido a su apoyo a la reforma migratoria pero que sigue siendo mencionado como un posible candidato republicano, igualmente perdería ante Clinton ahi en Iowa (49 a 40%).

Pero si en el lado demócrata da la impresión que todo está definido respecto de quien será su candidato -a no ser también que se lance al ruedo la senadora por Massachusetts Elizabeth Warren la cual por sus posiciones liberales tendría ciertas posibilidades de moverle el piso a Clinton- en el lado republicano todo es muy nebuloso. Según la encuesta, quienes salen adelante en las preferencias republicanas en Iowa son Bush y Paul, ambos sin embargo, apenas rondando el 12%. El 20% de los republicanos encuestados dicen estar indecisos sobre a quien apoyarían de su partido.

Faltan por supuesto muchos meses para que se inicie de manera formal el proceso de las primarias presidenciales, con todo, pareciera que al menos del lado demócrata el panorama es claro: Hillary Clinton será ciertamente la candidata formidable para ganar la nominación. Del lado republicano uno pensaría se repetirá lo de 2012: una feroz batalla entre varios candidatos -quizá demasiados- en la pelea por la candidatura. Por hoy no hay un republicano que sea el favorito.